Soñando en voz Alta por Raquel Cervantes - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle

index-1_1.jpg

1

Me veo en el espejo

y no veo a la joven, solo a la mujer…

… en lo profundo de la mirada

quiero buscar por unos segundos a la niña.

Noviembre 1996

2

Al dolor

Conque hoy quieres entrar a mi casa

y pintarme de color el alma

ven, pasa vamos a hablar

creo que tú y yo podríamos intercambiar

buenas experiencias.

… Ciertamente me siento extraña.

3

Al destino…

Yo soy la que te espera no busques más,

espero que llegues sin protestar

como el agua del río que llega finalmente al mar.

con esperanza, con la fe

que se tiene en el desconocido,

con la impaciencia de un niño

agradeciendo infinitamente a Dios

por su ingenuidad.

Llegaron antes que tu el dolor,

La sorpresa y la soledad,

hoy quiero que me oigas,

¡yo soy la que te espera!

Eres mi destino y ya no quiero escapar.

4

Jai Ku

Poesía Oriental

En el gran cielo

Veo relejada hoy

Mi existencia

La flor alegre

Saluda a los vientos

Agradecida

El viento juega

Con el tímido trébol,

Lloran sus hojas.

5

¿Qué extraña droga me permitió abandonarte ese día?,

¿En qué trance me encontraba?

Lo que pudo ser mi perdición hoy en día me ha salvado.

Adiós, quiero decirte que me gustó conocerte,

Esas horas posteriores me están abriendo un panorama,

Se despeja el cielo.

¡Gracias a ti me vuelo a recuperar!

6

Hoy volví a encontrarme con la realidad,

me acecha desde hace tiempo,

le estoy rehuyendo pero hoy me encontró.

pensé en correr pero no quise

demostrarle que me duele abrirle mi

mente y mi corazón.

Hoy volví a encontrarme con la realidad.

finalmente no pude más y me escapé

pero alcanzo a tocarme y aún recuerdo la

mirada burlona del destino que me grito,

que verdad solo hay una y más me vale

atender a su llamado, abrirle las puertas de mi casa

y hacer a un lado mi necedad.

7

El día que cumplí 29 años, varias ideas vinieron a visitarme a media noche, me despertaron y no me dejaron dormir hasta que las escribí en este papel.

acabo de darme cuenta de que gran parte de los riesgos, mitos, tabúes e ilusiones se han ido sin despedirse,

dejaron su dirección y teléfono en el escritorio

por si algún día quería llamarles.

La planta en donde pongo la opinión de los demás se ha secado.

8

Nostalgia

Lo curioso de la vida es que

no se me rompió el corazón

el día en que me dejaste

sino varios años después.

Se me rompió cuando tuve que

continuar caminando sola

el camino que empecé contigo.

Cuando pasé por alto y pisé

mis sentimientos y tuve que regresar

por ellos el día que los necesitaba

para seguir adelante.

Cuando me despedí de todos

aquellos recuerdos

tan míos hasta ese momento,

y salieron de mi alma

dejándola completamente vacía.

Cuando cegada por la necedad,

no encontraba más respuesta que

la verdad vestida de dolor

y tenía un cruel aliento.

Se me termina de romper

cuando noches como ésta

apenas empiezo a entender

que te has ido.

9

La carrera de la vida

Estaba corriendo por la loca carrera que es la vida

cuando llegué al obstáculo número 29,

casualmente la misma edad que tengo,

En las tribunas, entre la gente,

había una persona con una manta, playera y gorra

que decía mi nombre y llamó la atención…

Si creyera en los ángeles seguramente

ése sería mi ángel de la guarda, pensé

y seguí corriendo,

a pesar de los demás competidores

llegar a esa carrera era un gusto,

mérito propio y logro personal,

En esta ocasión competía conmigo misma.

10

Lo que pasa es que contigo fui muy feliz

por eso no quería dejarte ir.

Tú no viste pero detrás de ti, estaban la tristeza y soledad burlándose de mí.

Claro que se quedaron conmigo, pero

nos hicimos amigas y mejor se fueron.

Antes de irse me dejaron un regalo,

un libro que es mi vida y esta en blanco.

Tú te casaste pero yo tengo mucho que escribir.

11

Me encontré en tu mirada,

El día que nos presentaron me sonrío la vida,

no supe bien que tramaba pero al bailar juntos

las estrellas se acomodaban en el cielo.

Cuando llegaste me reconocí en tu mirada,

me encontré con mi ilusión y mi esperanza

que las había dejado en el camino.

Eres una promesa cumplida, me dijo el viento…

12

Un día normal de trabajo,

El tráfico interminable en esta cruel cuidad, cuando es de noche y después de trabajar todo el día en una oficina lo único que quiero es llegar a casa, tomarme una pastilla contra el dolor de cabeza y buscar alguna medicina para quitar el fastidio y el aburrimiento.

Momento mágico cuando me recuesto en mi cama y no sé que tengo más cansado, los pies, la mente, el cuerpo o el alma.

Tengo que levantarme a cenar, eso dice el nutriólogo, aunque sea un vaso con leche y mi ánimo y mi voluntad se han adelantado a la cocina. En eso recuerdo toda la serie de pendientes y problemas que tengo mañana en el trabajo y mejor los dejo abandonados a su suerte en mi recámara.

¿En qué momento crucé esa línea invisible de la rutina? … ya ni me acuerdo.

Mañana por cierto, voy a la tintorería y también a comer con esas compañeras de trabajo que no me simpatizan y a las que no pude decirle que no.

Regreso a mi recámara con una vaso de agua, ni siquiera leche encontré y que sorpresa la mía, encuentro plácidamente recostado en la almohada al insomnio viendo la tele, esta dispuesto a hacerme compañía toda la noche, “tenemos mucho que hablar” me dijo.

Al día siguiente, el escritorio de la secretaria vacío, el jefe enojado, con unos gritos que se oyen por todos lados. En la calle cruzando la avenida iba yo, con mi maleta imaginaria del brazo, subí las escaleras pisando fuerte, sólo regresé a recoger mis pertenencias; mi vida, mi planta de escritorio y unos papeles. ¡Me mata vivir así!

13

Hoy inicio el vuelo con las alas que Dios me dio,

antes de irme volteo a ver a mi madre y el nido que dejaré…y con las miradas nos decimos todo.

Veo el cielo grande y adelante el horizonte…

sé que vendrán vientos desconocidos pero no voy sola…

escogí un compañero en el viaje de la vida.

Al volar y sentir el aire me doy cuenta de que el cielo es amplio y el horizonte lleno de colores.

14

Eres mi gran compañera, mi gran aliada

Sólo Dios sabe que le rezo tanto

Porque cuando ya no estés conmigo

Sólo EL podrá consolarme

15

La amistad

Me preguntaste si quería ser tu amiga

Y te dije “si”, sin pensar.

Desde entonces crecimos juntas

y jugamos la vida que nos tocó.

Hicimos de todo; reímos, lloramos

Nos caímos y nos subimos a un árbol.

Crecimos, caminamos, charlamos,

nos enojamos, nos perdonamos.

Un día vendimos mi casa

Y me cambié de ciudad…

Sin embargo no nos despedimos,

Confiamos en nuestra amistad.

Hoy celebro ese día como cuando

teníamos siete años y encontré

tu valiosa amistad.

16

Lo que fue el inicio de un gran amor,

Un día llegaste a mi vida

y la pintaste de color.

Tenía yo 19 y tu 17 años

Nos reímos y no nos importó.

Conocí la ilusión y los inicios

De un gran amor.

Conocí la capacidad de poder amar y

Me sorprendió,

Nos asustamos y te fuiste

Se acabó, conocí la desilusión.

Sin embargo, te encontraba en la calle

Y me mirabas para no olvidar.

A veces platicábamos, a veces para no olvidar.

A veces recuerdo tus cejas, tus ojos, tu mirada,

A veces como para no olvidar,

Lo que fue el inicio de un gran amor.

17

Mi amigo, mi cachorro color miel

Sólo tú me acompañaste

cuando vine a vivir a otra ciudad,

Eras mi mascota y no te conocía,

sólo sabía tu nombre y algunas cosas más.

Me simpatizabas pero nunca había platicado

con tus profundos ojos color miel,

Me miraste y me diste tranquilidad,

me ayudaste a crear un hogar.

Me acompañaste en todo momento

Y confiaste en que estaríamos bien.

Yo también te acompañé hasta el final

Te acaricie pero no me quise

Despedir de tus profundos ojos color café.

Aún guardo en nuestra casa tu mirada

y tu valiosa amistad.

18

Amo tus manos como caminar juntos por las tardes,

Amo tus brazos como convivir a diario,

Amo tus pestañas largas y acariciar tu cabello como nuestra vida y logros, Amo tu voz y cuando estoy enojada porque critican lo que escribo, me dices

“tranquila, no contestes, no importa”… como si fuera una reina.

19

Tus ojos, tus planes, tu paciencia

Todo me gusta de ti.

Cuando pienso que no me escuchas

¡Y me resuelves mis incertidumbres!

Cuando te voy a discutir

Y veo que pones atención

Todo me gusta de ti,

Cuando te conocí, cuando nos casamos

Y cuando salimos a caminar.

Cuando vas a trabajar

Porqué sé que vas a regresar.

20

Para que sirve la soledad…

Tu te casaste y yo tenía mucho que caminar,

Llegué al lugar más bello que pude conocer

Y sólo me acompañaba la soledad.

Regresé, seguí caminando de prisa

Para que no se siguiera la soledad,

me caí y ella me levantó.

Entonces permití que me acompañara y

Me acostumbré a ella.

Entonces, empecé a escribir

Y me dejo,

La extraño, la busco,

Quisiera que no me hubieras dejado

Pero la verdad tenía mucho que caminar.

21

La vida me ha dado tanto

aunque parezca que no tengo nada,

Mi madre me dio tanta seguridad

Que al verme actuar se ha de haber arrepentido

Dios me dio salud, que seguramente

Algo de mi esta esperando,

Mi país me da la libertad

que rezo por los que no la tienen

y no dejo de pensar en quien podría

necesitar un pensamiento de paz

para regalar, para regresar tanta generosidad

22

Soy de las personas que ven llover

Y salen de su casa en lugar de quedarse a ver desde la ventana.

Y solo por sentir la vida del agua.

Prefiero sentir la lluvia, que quedarme en casa viendo llover.

23

Mi espiritualidad,

¡No le hables de Dios!, me dijo un sacerdote,

si esta pasando por un mal momento no te va a escuchar y le vas a molestar.

Háblale de hermano a hermano…

Y como no le voy a hablar de Dios, si es lo mejor que tengo.

Si cuando lo busque desesperada porque no tenía otra salida, ahí estaba esperándome y con un amor inmenso me abrazo.

No me dejo decirle nada solo alivió mi corazón.

Y Salí de ese encuentro viendo la vida de colores.

Si desde ese momento me acompaña la esperanza

que se quedo grabada en mí como un tatuaje,

Si desde que confío las cosas me salen mejor

y cuando se me olvida encomendarme

recibo una bella señal que le importo y que siempre me acompaña.

Si quiero creer que es bueno,

y que siempre esta por encima de las dificultades,

Cuidándome, viéndome … sublime, poderoso.

Desde entonces,

trato de no hablarle a mi hermano de Dios,

trato de estar con él siempre como hermano,

en mi interior estoy pidiendo por él,

pidiendo su consejo y que nos acompañe siempre

como hasta ahora.

24

A mis sobrinos

25

Tu alma traviesa de niño

Un día que estabas jugando con los ángeles en el cielo

no te diste cuenta que una parte de tu alma traviesa de niño se escapó para avisarnos que llegarías a este mundo

en el próximo mes de octubre.

Esta pequeña alma de niño cuando llego a la tierra

entró por el corazón de nuestra casa porque

encontró la puerta distraídamente cerrada,

dentro de su inocencia jugó un rato con el perro y vio brincar al gato por la ventana y por ahí se metió.

A la primera que se encontró fue a tu mami y le regalo una bolsita llena de una mar de sentimientos y de emociones imagínate Rafa, de todo lloraba, bastaba con dirigirle la palabra para que se le salieran las lágrimas.

Después se encontró con tu papá y cuando le habló de ti lo dejó entre emocionado, pensativo y nervioso…

como queriendo entender la responsabilidad y el sentimiento que lo absorbió completamente.

Le dio un beso, y se fue.

Hasta la fecha no entiendo como sabía tu papá que eras niño Y que te llamarías Rafael, seguramente en tu beso le dijiste.

Cuando nos dimos cuenta ya le había dibujado

unas cuantas canas a tu abuela Criti,

y también le regalo los dulces de la felicidad,

le sonrió con su carita llena de dulce y le dijo:

“ya ves, te acabo de cambiar la vida”.

En ese momento tu abuela te empezó a tejer para aminorar la espera, y también mando pintar las paredes del pasillo de blanco para que las ensuciaras con tus manitas llenas de juego, risas y vida.

Y cuando llegó tu traviesa alma con tus abuelos y tío,

se quedó a descansar un rato, confiado de que le

cuidaríamos el sueño lo mejor posible,

Mientras dormía estuvimos planeando que sería mejor para ti, si una bicicleta o una cuenta de ahorros, o un seguro de vida, en eso se despertó y nos dijo: “lo mejor para jugar será esa bolsa de papel metálico que esta en la basura o que lo dejen jugar con ese gato listo que me enseñó el camino”.

En lo que seguíamos planeando tu futuro, creo que tu alma traviesa se aburrió y se despidió dejándonos a todos un poco de niños, 26

antes de irse dijo: “me regreso con Rafa, tengo que pedirle que les tenga paciencia”.

27

La semilla de Oro

El otro día tuve un sueño,

iba caminando por uno de los jardines tranquilos y serenos de la vida cuando me encontré un colibrí revoloteando

entre las flores que iba y venía por todos lados.

Me senté en el pasto a disfrutar por un momento

del paisaje cuando sorpresivamente

calló en mi mano una pequeña semilla dorada.

Me quedé observándola un momento y me pregunte:

¿Qué es esto? Y el colibrí me respondió:

“Es un regalo de Dios” y se fue volando.

“Una semilla”, tengo una semilla en mis manos…

lo primero que se ocurre pensar

a partir de ese momento,

es que la cuidaré como un preciado tesoro.

Que extraño me siento,

apenas acabo de enterarme de su existencia

y ya creo que merece lo mejor de mi.

Una pequeña voz en mi interior

me esta gritando que esta semilla

llego solamente para ser feliz

y que esa es mi única responsabilidad.

Por primera vez estoy pensando en otra vida

que no es la mía, creo que hasta dejaré de fumar

y no se si tenga que trabajar el doble.

Antes de irme, pensé… a esta semilla la llamaré “Daniel”.

28

La vida siempre puede ser mejor

Un día Dios nos dio un regalo para enseñarnos

que la vida podía ser mejor.

Vio una casa a la que pensó que podía tener mas

risas y juegos de los que había

y la complementó perfectamente.

Llegaste cuando tu hermano Rafa tenía creado

su mundo de seis años y

no hubiera imaginado que pudiera ser mejor.

Llegaste una 23 de julio de regalo de cumpleaños

para tu abuela Cristi para mejorar nuestra vida.

Ahora que veo tus ojos, veo que generosa es la vida.

Dios cumple con su parte, eres un niño sano

y tenemos mucho que agradecer.

Diciembre 2004

29

Le puede interesar...