VIP Membership

Pase lo que Pase por Oscar Martuccelli - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle
index-1_1.jpg

Oscar Martuccelli

PASE LO QUE PASE

Pase lo que pase

Oscar Martuccelli

Oscar Martuccelli (Oscar Castro) 2013

Contacto: oscarmartuccelli@gmail.com

Facebook: Oscar Martuccelli

Twitter: MrMartuccelli

Diseño de portada: Oscar Martuccelli

Diseño de contraportada: Oscar Martuccelli

Queda prohibida su reproducción total o parcial

por cualquier medio de este libro electrónico sin

autorización escrita del autor.

Pase lo que pase – Oscar Martuccelli

1

Oscar Martuccelli

PASE LO QUE PASE

Pase lo que pase

Oscar Martuccelli

Imogene acaricio la mejilla del pequeño recién nacido que

tenía entre sus brazos, era su hijo, un ser pequeño y de piel con

tonos rosas y morados, Imogene sonreía con la única sonrisa que

parecía iluminar el mundo, la sonrisa de una madre orgullosa de su

primer hijo, un hijo que había tenido con el hombre que amaba. Y

el padre también estaba orgulloso, su nombre era Jean, era, al

igual que Imogene, un hombre soñador, de apariencia estable y

mirada perdida, y con la sonrisa de un padre orgulloso por su

primer hijo.

Nate, ese fue el nombre del nuevo miembro de la familia,

porque era un regalo de dios, aunque Imogene era atea y Jean no

practicaba la religión católica desde la secundaria; prácticamente

un año y medio después tuvieron su segundo hijo, y por nombre le

pusieron Ewan porque era un joven guerrero, porque tuvo

Pase lo que pase – Oscar Martuccelli

2

Oscar Martuccelli

PASE LO QUE PASE

complicaciones al nacer; y la sonrisa de sus padres era pacífica y

orgullosa por su segundo hijo.

Y pasaron los años y la familia Anderson era feliz, una familia

promedio, con deslices y momentos realmente felices; Imogene y

Jean tuvieron una niña cuando Ewan tenía 2 años y Nate 3 años;

pusieron a la niña el nombre de Abbey, porque fue la felicidad de

sus padres, y sus sonrisas orgullosas.

Y la familia Anderson era feliz y prospera; Abbey iba a bailar

ballet los jueves y tocaba el violín los sábados; y Ewan iba los

miércoles a Karate y los jueves tocaba el piano; y Nate iba a karate

los miércoles y los sábados tocaba la guitarra; y todos los días Nate

y Ewan practicaban karate, y así pasaron su infancia, comiendo

caramelos, viendo dibujos animados, cantando, tocando el piano y

la guitarra y practicando karate. Todos los domingos, los tres

hermanos hacían un mini concierto en su casa, a veces tenían a

sus familiares y vecinos de audiencia, y otras tantas solo a sus

padres, algunas pocas, nadie más que sus presencias.

Sus adolescencias fueron normales, amaban las artes y

disfrutaban de los espectáculos de ballet donde salía Abbey, y

Abbey disfrutaba de ver los torneos de karate de los chicos, sobre

todo cuando combatían entre ellos, era como si bailaran, era como

presenciar su propio espectáculo de ballet; y seguían con sus

conciertos en su casa, algunas veces, los sábados, hacían

conciertos en el parque público para recaudar fondos para el asilo

o el hospital infantil.

Cierto día, Nate y Ewan practicaban karate en su cuarto como

siempre, y siempre llegaban a límites físicos insospechables, pues

sus roses corporales eran muy cercanos, demasiado quizás, y

cuando llegaron a la adolescencia comenzaron a luchar sin remera,

y chocaban sus cuerpos delgados como dos amantes; ese cierto

día, practicaron hasta quedar sudorosos y con sus corazones

sobresaltados, jadeantes acercaron sus rostros demasiado cuando

practicaron el URA ZAKI, y como si ambos hubiesen estado de

Pase lo que pase – Oscar Martuccelli

3

Oscar Martuccelli

PASE LO QUE PASE

acuerdo desde el principio, como si ya lo hubiesen hecho antes, y

sin titubear, se besaron, se fundieron en un pequeño beso en los

labios, y dejaron de respirar.

<< ¡Yo no quise!>> dijo Ewan cuando por fin se pudo separar

de Nate que tenía sus brazos fuertemente puestos a su alrededor,

y Nate solo lo miraba con asombró y con una respiración algo

acelerada. << Yo tampoco, no se siquiera por qué pasó>>, le

contestó Nate en cuanto pudo recobrar su aliento; pero no podían

engañar a su propio hermano, y mucho menos a sí mismos, ellos

lo querían, y tenían un tiempo queriéndolo, deseándolo desde lo

más profundo de su ser, pero sabían que estaba mal, porque

alguna vez, en el pasado, leyeron un libro juntos, un libro entre el

amor entre dos gemelos, un amor más allá del amor fraternal, y al

hablarles a sus padres sobre su lectura, su padre dijo: << Eso está

mal, es una aberración, no quiero que vuelvan a leer ese libro>>, y

su madre dijo: << cariño, no seas tan duro, el amor entre dos

hombres o dos mujeres no es algo aberrante en lo absoluto, no le

des malos ejemplos a nuestros hijos>>, su padre contesto: << no

es mi intención, pero no es por el amor entre dos hombres, es el

amor entre dos hermanos>>, su madre no contesto nada, y por eso

sabían que estaba mal, y por eso no deseaban dejar sus

sentimientos salir, y sabían que nadie les diría lo contrario, no

podían ir a una iglesia y hablarlo (además de que eran ateos), no

podían hablarlo con la consejera del instituto, y mucho menos con

sus amigos.

A pesar de todo no lo quisieron volver a hacer, dejaron de

practicar karate, y solo soñaban, soñaban que se acariciaban, para

al final sentirse culpables de sus sueños y decir que no lo volverían

hacer, pero no funcionaba, al final terminaban soñando el uno con

el otro, juntos, abrazándose y acariciándose, a veces se besaban

con bastante pasión y terminaban acostándose en la cama.

Pasaron dos años, y para ese entonces, aun cuando lucharon

contra ese sentimiento, ya estaban perdidamente enamorados uno

Pase lo que pase – Oscar Martuccelli

4

Oscar Martuccelli

PASE LO QUE PASE

del otro pero tenían miedo de decirlo, y Nate escribía baladas para

Ewan, y Ewan escribía sonatas para Nate, pero no se lo decían y

las tocaban a todo el que las quisiera escuchar, y Abbey siempre

las escuchaba con atención y emoción, y tenía sus preferidas, y

siempre preguntaba para quien eran, y nunca obtenía respuesta,

pero no le importaba, porque Abbey amaba esas canciones llenas

de emoción y amor.

Su padre se preocupó, porque Abbey tenía novio, un chico

futbolista de la secundaria, pero ni Ewan ni Nate tenían novia, y

aunque no quería decírselo a su esposa que era “liberal” y sin

ningún tipo de “prejuicios”, tenía miedo, de tener dos hijos

homosexuales, pues no eran personas de su total agrado, existía

homofobia en él, y cuando era pequeño le habían recalcado todos

los domingos que eso era perversión.

Jean decidió preguntarles un día a ambos sobre sus

respectivas novias, y ambos rodearon el asunto, no querían

contestar, pero ¿Quién quiere contestar una pregunta tan

incómoda?, pero sus padre insistió, insistió de tal manera que

quería tener una respuesta en ese momento, una respuesta, la que

fuera, no importaba, y Nate respondió, pero respondió con una

media verdad << La verdad es que yo no soy el tipo de chicos que

gusta de las chicas>>, trago saliva mientras su padre asentía,

mientras su madre comía su brócoli y mientras Abbey mandaba un

mensaje de texto, pero Ewan, él estaba nervioso, y sintió que su

corazón se estremecía al decirlo, porque sentía que podría decir

algo, podría decir lo que soñaba con su hermano por las noches, y

trago saliva también.

<< ¿Y tienes novio entonces?>> termino por preguntar

Imogene con una sonrisa, mientras Jean solo deseaba terminar de

comer e irse a su estudio a trabajar. Nate negó sonriéndole a su

madre, << ¿Alguien que te guste hermanito?>> le preguntó Abbey,

Nate pensó un momento, recordando a Ewan, recordando sus

sueños, como se besaban, como lo acariciaba, y sus dulces

Pase lo que pase – Oscar Martuccelli

5

Oscar Martuccelli

PASE LO QUE PASE

palabras a través de su música, pero no podía decir que estaba

perdidamente enamorado de su hermano menor, de ese niño que

estaba sentado a su lado, que a él le componía sus dulces

melodías, que amaba como fruncía el ceño o como su largo cabel o

castaño amanecía en todas direcciones por la mañana, no podía

decirlo, pero odiaba mentir, hasta que su madre intervino << no le

presiones>> le dijo a Abbey.

Y terminaron de cenar, y Imogene se fue a ver el televisor,

Jean a trabajar en su estudio y Abbey a chatear con su novio,

mientras tanto Ewan y Nate estaban en su recamara, se miraron a

los ojos y Ewan comenzó a llorar, despacio y callado, y Nate lo

abrazó, lo abrazó fuertemente, y no paraba de decirle que se

calmara, que no había pasado nada, << casi quise decirles

que…>> dijo Ewan, << ¿Qué?>> le pregunto Nate, con

nerviosismo le dijo una media verdad << que, que, que también soy

gay, pero viste como se puso papá>> y Nate tomo su guitarra y

comenzó a tocarle a Ewan, le toco su balada favorita, “Imaginarte”:

<<En el cielo está escrito,

Nosotros estamos ahí,

Plasmados sin razón,

Solo dame un gesto,

Y correré a ti,

Porque has robado mi corazón,

Y lo has llevado contigo,

Hasta el lugar donde tus sueños,

Descansan,

Donde nuestro amor vive libre,

Imaginarte es mi placer,

Te quiero amar sin razón

Pase lo que pase – Oscar Martuccelli

6

Oscar Martuccelli

PASE LO QUE PASE

Imaginarte en mi placer>>

Ewan se recostó en las piernas de Nate, miro al chico a los

ojos y comprendió que lo amaba, y no importaba lo demás, solo

ellos, además su madre se veía feliz de tener un hijo gay, ¿Por qué

no dos?, y ¿Por qué no habrían de amarse entre ellos?, Ewan se

acercó a Nate y lo beso, su segundo beso, primero comenzó a

besarlo rozando sus labios y después un beso profundo, luego le

mordió el labio inferior, y comenzó de nuevo; y la ciudad allá afuera

no se detuvo, ni la brisa dejo de correr, ni el perro dejo de ladrar, ni

el gato de lamerse, nada había cambiado, porque después de todo

no había pasado nada malo, no habían hecho nada malo.

Día a día buscaban el amor entre las sabanas, día a día se

besaban y aparentaban volar, donde concebían una bella historia

de amor, y se refugiaban entre las cuatro paredes de la habitación,

incendiando sus corazones en amor, aun cuando sabían nadie lo

entendería, aunque fuera perfecto, aunque fuera hermoso, aunque

fuera sincero, aunque fuera dulce.

En ocasiones lloraban ambos en silencio, por no poder salir y

amarse fuera, en ocasiones pensaron fugarse, y dejar todo atrás,

daba igual, si no lo iban a aceptar no les iba a importar, pero no se

habían atrevido, aun eran pequeños para tener libertad, y preferían

quedarse en su habitación, mirándose mutuamente, en soledad,

amándose y abrazándose, besándose, porque se sentían seguros,

se sentían protegidos, nadie los dañaría, ahí eran felices, riéndose

y acariciándose, sin que nadie cuestionara el porqué.

Por alguna razón Nate encontró en Ewan lo que ninguna

mujer tenía y él quería, y Ewan encontró en Nate lo que ninguna

mujer tenía y él quería, y por alguna razón el sol aparecía todos los

días en el horizonte, y por alguna razón, el sol desaparecía todos

los días por el horizonte, y nadie se preguntaba el por qué, porque

no había porque hacerlo, y ni Ewan ni Nate se preguntaban por

qué, porque no había que hacerlo, y la lluvia goteaba sobre los

alfeizares y nadie preguntaba por qué, porque no había que

Pase lo que pase – Oscar Martuccelli

7

Oscar Martuccelli

PASE LO QUE PASE

hacerlo, y ¿Por qué preguntarles el por qué a ellos?, si no habían

pecado tanto como tú o como yo.

Una tarde lluviosa, mientras los chicos volvían de la escuela,

mojados y cansados, con una sonrisa increíble y con unas ganas

de abrazarse y besarse por el frio, y así lo hicieron, subieron a su

cuarto presurosos, con el corazón latiendo a mil por hora, y se

deshicieron de su ropa mojada y se pusieron pants, y se besaron,

y se acariciaron, y sintieron que el sol tibiaba sus pieles y sus

labios, y sus ojos fraguaban sus deseos más carnales, y en ese

instante Abbey entró, y los descubrió en su secreto, en su enigma

en su acertijo, en su habitación color rosa donde hasta ese

momento estaban protegidos.

La expresión de Abbey fue la propia de un acto de esa

naturaleza, una expresión invadida de duda y sorpresa. << ¿Qué

es lo que hacen?>> pregunto Abbey, ninguno de los dos respondió

a su pregunta, no porque era evidente, sino porque no se atrevían

a hablar de ello. << No le digas esto a nuestros padres Abbey, ¡por

favor!>> dijo Nate mientras Ewan respiraba profundo para no

romper a llorar.

Abbey no pudo mantener el secreto más que un par de días,

cuando lo dijo en la cena, << ¡Horrible! ¡Abominable! ¡Asqueroso!

¡Un pecado! ¡Una blasfemia! ¡Diabólico! ¡Satánico! ¡Raro! ¡Vil!>>

expuso Jean mientras su madre les sonreía, ella ya lo sabía, no

necesitaba que se lo dijeran, era obvio y no le afectaba en lo más

mínimo, eran sus hijos sí, pero no podía ponerse en medio de lo

que les hacía feliz, y ¿qué mejor que entre ellos? Era extraño para

Imogene pero no dejarían de ser sus hijos y nos los dejaría de

apoyar.

Jean los tomo por el cuello y comenzó a golpear a puño

cerrado a Nate, << ¡Pervertido!>> le gritaba, << ¡eres un asco! Y tu

Ewan ¡eres una vergüenza!>> les decía, se los repetía, les

zumbaba en la cabeza << pervertido, vergüenza>> y no les salía

de la mente, su padre les decía que estaba mal, pero ellos creían

Pase lo que pase – Oscar Martuccelli

8

Oscar Martuccelli

PASE LO QUE PASE

que estaba bien; su madre solo gritaba por ellos, porque Jean los

dejara en paz << ¡Déjalos, los vas a matar!>> << ¡Cállate Imogene,

por falta de dios estos muchachos se han descarriados y hay que

ponerlos de nuevo en el camino de dios>>.

Imogene lloraba y se interpuso entre Jean y sus hijos, Abbey

lloraba por abrir la boca, su madre recibió un golpe en el rostro

rompiéndole el labio.

Y la policía llego irrumpiendo sin tocar, tirando la puerta y

deteniendo a Jean, que seguía furioso gritando el nombre de su

esposa y también gritaba ¡abominación!, intentando zafarse del

policía, poniendo resistencia << ¿Qué es lo que ha pasado aquí?>>

pregunto el policía, Imogene le explico casi todo, le explico que sus

hijos eran homosexuales, que Jean se había puesto como loco por

la noticia y que el a se había interpuesto y recibió un golpe, y por

eso Abbey lloraba, y por eso los chicos temblaban, y por eso los

vecinos llamaron a la policía, y por eso el había llegado.

Y Ewan y Nate se observaron, y no se quisieron ver más, y

pidieron a Imogene perdón, y prometieron no volverlo a hacer, pero

Imogene no se los permitió << Ustedes son felices juntos, y yo los

voy a apoyar, así cambien los tiempos, yo sé que se aman y quiero

que sean felices>>.

<< Pase lo que pase te amare Ewan>>

<< Pase lo que pase estaré contigo Nate>>

Y de pronto todo se llenó de nuevo de color, porque su madre

los aceptaba, y entonces ya no importaba nada, porque eran

únicos, eran dos grandes vidas que no eran suprimidas ni olvidadas

entre las nubes de la pasada tormenta.

Y se amaron por años, y vivieron como una pareja normal, y

nadie los separo jamás, y nadie sabía que eran hermanos, solo

Imogene y Abbey, que los visitaban cada fin de semana.

Pase lo que pase – Oscar Martuccelli

9

Oscar Martuccelli

PASE LO QUE PASE

Y en ese preciso instante, en ese momento en que

comprendieron que podían ser uno juntos, ahí se dieron cuenta que

su vida valía, se dieron cuenta que eran únicos y especiales, se

dieron cuenta que el amor actúa de muchas maneras, se dieron

cuenta que el amor es siempre único, que por amarse el mundo no

se detendría, no se apagarían las luces y no dejaría de llover,

porque pase lo que pase, el sol siempre sale por el oriente y se

esconde por el poniente, y la lluvia siempre cae del cielo, y la luna

siempre ilumina el cielo, y nadie se pregunta porque, porque no es

necesario, así es la vida y si dudas del porque no disfrutas de tu

oportunidad de ver esos milagros, que pase lo que pase, siguen

ahí para nosotros.

Pase lo que pase – Oscar Martuccelli

10

Le puede interesar...

  • Una peculiar amistad
    Una peculiar amistad Erotismo por Kevin M. Weller
    Una peculiar amistad
    Una peculiar amistad

    Descargas:
    14

    Páginas:
    166

    Publicado:
    Jul 2021

    Esta novela trata sobre la increíble amistad entre un hombre joven y su amigo imaginario. Mark se encuentra en una situación difícil cuando descubre que está ...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle

  • Club Gay
    Club Gay Estudios Gay por J. D.
    Club Gay
    Club Gay

    Descargas:
    144

    Publicado:
    Mar 2021

    Una obra sobre todas las orientaciones sexuales para todas las personas, sin importar su género o sexualidad. •James Dawson ha recibido el premio Queen of Tee...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle

  • Ilustrado.
    Ilustrado. Estudios Gay por Varios
    Ilustrado.
    Ilustrado.

    Descargas:
    378

    Publicado:
    Mar 2021

    Kamasutra gay

    Formatos: PDF, Epub, Kindle

  • Cuando
    Cuando Estudios Gay por K.A.
    Cuando
    Cuando

    Descargas:
    157

    Publicado:
    Feb 2021

    Sumergirse en el mundo del porno de la mano del mejor actor del momento, Mar- tín Mazza, puede ser la fantasía de muchos. Sin embargo, para Khaló Alí todo c...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle