La Venganza de los Desterrados por Manel Martin's - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle

PROLOGO

Quienes no hayan leído “Los guardianes de la Humanidad”. Tal vez no comprendan de qué les hablo en La venganza de los desheredados.

Por lo cual les dedico un pequeño resumen de “Los guardianes de la Humanidad”.

Los Nefilin un pueblo ancestral, tal vez la civilización más antigua de la tierra, de personas con estatura muy elevada que viven en el subsuelo, apartadas del resto de la humanidad para protegerse y preservar su cultura. Una cultura propia que ha ido evolucionando de forma muy diferente a la nuestra y les ha proporcionado unos poderes muy superiores a los nuestros. Acogen en su seno y comparten sus estudios con algunos humanos, a los cuales analizan psíquicamente leyendo sus pensamientos, para saber si merecen por sus ideas unirse a ellos en beneficio de la humanidad.

Benjamín fue un niño prodigio, en su niñez su padre lo llevó a Estados Unidos y estudió en un colegio para niños con un gran coeficiente mental, llegando con veinticuatro años a codearse con los mejores científicos y publicar en las revistas científicas más importantes.

A la muerte de su padre vuelve a España, debe hacerse cargo de su hacienda en Requena y sus bienes en Madrid, mientras homologa sus estudios conoce a Ana; esta le habla de otras culturas muy diferentes a la nuestra. A la muerte accidental de esta decide investigar por su cuenta; viaja a Bolivia y en los montes Illimani encuentra una cultura con unos conocimientos muy superiores a los suyos y a la vez muy diferentes. Al fin pasa todas las pruebas a que es sometido y consigue aprender de los Nefilin los cuales le aceptan como uno más de ellos.

Entre los dones de los Nefilin están, la telepatía, la telequinesia, el dominio de la mente y las estructuras moleculares. Los estudios de los Nefilin son muy distintos al resto de la humanidad. Según ellos no tienen necesidad de viajar al espacio, la ciencia debe estar al servicio de los humanos. Sus estudios se basan en el magnetismo, las bacterias, estructuras moleculares, neuronas etc. la mayoría de sus logros provienen de la propia naturaleza y el estudio de los animales. Con su ciencia consiguen tener naves silenciosas e invisibles, dominan las estructuras moleculares de las rocas, se comunican por telepatía, levitan dentro de su mundo subterráneo e inventan líquidos que les renuevan sus células, con lo cual consiguen una vida media de ciento cuarenta años. Todo con una explicación científica muy diferente a la ciencia que conocemos. Sus principios se basan en, no inmiscuirse con el resto de los humanos y la no intervención en sus conflictos. Pero desde la invención de la bomba de fisión y de fusión su mundo secreto corre el mismo destino que el del resto de la humanidad, viéndose obligados a intervenir.

Con la colaboración de Benjamín consiguen parar un ataque con misiles y armas nucleares entre las dos Coreas, con su dominio de la mente y del magnetismo consiguen que las armas vuelvan al lugar de partida sin explotar y sin que los respectivos gobiernos de las dos coreas sepan lo que ha ocurrido convirtiéndose así en los “Guardianes de la Humanidad”.

Benjamín regresa a su Requena natal y pone en marcha su bodega de vino, construyéndose una casa con un gran sótano donde puede aparcar una pequeña nave regalo de los Nefilin y dedicarse a investigar con una mentalidad completamente diferente al concepto que tenía anteriormente de la ciencia antes de contactar con los Nefilin.

En el nuevo volumen el autor quiere demostrar que la humanidad sigue investigando y dedicando sus logros para el mal y no en beneficio del bienestar.

Las ansias de poder, la venganza, la envidia, la intransigencia y la avaricia mueve una y otra vez a la humanidad a involucrarse en guerras y disputas que a nadie beneficia y donde todos pierden. Alguien dijo que valía la pena morir por una idea, lo que nunca se planteo era “si esa idea era la correcta” y en qué le beneficiaba si moría en el intento.

Nadie tiene la suficiente razón para quitar la vida a un semejante y sin embargo la historia está llena de héroes, conquistadores y dictadores que obligaron a otros a dar su vida. Muchos de ellos han pasado a la historia como grandes líderes o emperadores.

Alejandro Magno, Atila, Napoleón, Hitler, Lenin, franco, etc. etc. Una larga lista de personajes que pasaron por la historia como grandes líderes a los que yo llamaría los grandes asesinos de masas, ¿pues qué es una guerra si no un asesinato en masa? ¿Por qué tienen que padecerla quienes no la quieren? Por las ideas de otros.

Espero que mis reflexiones sirvan para que alguien piense en ellas, mientras tanto seguiré creyendo en la buena voluntad de algunas personas y en Los guardianes de la Humanidad.

EL AUTOR