La Regresión por Yolanda Pinto - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle

 

LA REGRESION

 

 

YOLANDA PINTO

 

 

 

Mi profesión de Abogado me tenía agotado con tanta historia macabra y me di cuenta que necesita elementos de distracción para calmar la visión a veces angustiosa de las cosas que me transmitían los clientes. Me dirigí a casa de Jorge para ver si tenía hoy tiempo para realizarme la regresión pero no a mi infancia como Jorge pensaba hacerme para descubrir la conexión que yo tenía con los chinos, sino lo que yo quería es que la regresión me mostrara de quien estaba yo reencarnado, es decir quien fui yo en mi otra vida.

Yo antes de hacérmela creo que en mi otra vida he sido el líder de una banda de mafiosos, aunque tengo duda si lo habría sido de una banda de mafiosos ricos y glamurosos como los del Padrino o de una pandilla callejera del Bronx. Lo que sí no me cabía duda es que venía de alguien que vivió en Nueva York, esta ciudad me encantaba y sentía una hermandad con ella desde el mismo día en que fui y siempre que la veía en las películas.

Llegué por tanto a casa de Jorge y gracias a dios estaba desocupado, le comenté mi interés en que me trasladara al ser del que me había reencarnado y me dijo que también se hacía con el sistema del armario pero al ser un viaje más lejano debía de embadurnarme en aceite de Johnson y quedarme en calzoncillos para así tener más conexión con la energía que proyectaba su varita mágica. Acepté sus explicaciones y de esta manera y casi desnudo lleno de aceite me metí en el armario, le dije que si después de intentar traerme a la realidad no reaccionaba que por favor llamara al 061, pero me tranquilizó diciéndome que los espíritus con la regresión al pasado vuelven en cuanto sienten ganas de beber agua, es algo que nunca hacen en el lugar al que se proyectan, no pueden beber allí porque su cuerpo no es material sólo espiritual y sin el agua se deshacen por lo que vuelven sin problema. Para ello me dijo que tomase todo el agua que pudiese para que mi viaje fuera más largo y así lo hice.

Jorge le dio tres toques al armario con la varita mágica mientras yo me encontraba dentro y pronunció unas frases que a mi me sonaban a latín.

 

 

De inmediato aterricé en unas calles del Bronx años 50, donde la delincuencia y la policía estaban a la orden del día. Vi unas hogueras que estaban realizando con palos y basura en medio de la calle unos chavales, me acerqué a ellos, y cuando llegué me recibieron con un cordial saludo:

---¿Oye brother¡¡, pero tío cuanto has tardado, se te pegaron las sabanas esta mañana o qué?

---Yo sorprendido les respondí, no que va es que fui a pillar farlopa al otro barrio porque en este ya están subiendo demasiado los precios.

Sentí curiosidad de quien era yo, pero para eso tenía que seguir intimando con esta pandilla.

Uno de ellos me llamó Jhonny y me dijo que ya tenían las pipas preparadas para esta noche. ( Suponía que las pipas se referían a las pistolas).

Yo aunque no sabía de qué iba la historia, les dije:

 

---Bueno vale, pero que nadie se raje como la otra vez.

A lo que todos increparon que el motivo de huir la otra vez, es porque la pasma estaba cerca y un chivato se lo soplaron.

Ellos seguían y seguían explicándome y la idea era entrar a robar un establecimiento de cambio de divisas que existía al lado del Bank of America en 310 Walton Avenue del Bronx.

Un supuesto colega mío llamado Robinson me enseñó un mapa del barrio dándome todo lujo de detalles de por dónde era mejor moverse y vigilar para que un tal Bruno y yo, entráramos sin problema esta noche en el establecimiento y que si algún imprevisto surgiera ellos nos avisarían con el grito del lobo. Yo que debía simular que estaba en la movida, me hacía el enterado de todo no poniendo ninguna objeción.

La verdad que mi anterior vida no me desagradaba, era un líder y se veía que tenía muy buenos brothers en mi barrio.
Ya que me encontraba en el Bronx me apetecía visitar el estadio   de los New York Yankees, pero iba a parecer tonto al decirlo porque se suponía que ya lo tenía que tener super visto porque vivía allí desde que nací.

Mientras tanto llegó al grupo otro que se denominaba Robert y decía que venía con dolor de cabeza porque había estado discutiendo con su vieja y que todos sus problemas comenzaron desde el día en que dejó de esnifar pegamento por problemas respiratorios que le daba, que ahora sólo fumaba kifi en cachimba pero le daba muy mal humor cuando se levantaba de la cama.

Empezamos a pensar en las ganancias que nos repartiríamos con el robo y como la novia de Robert había estado trabajando un año en ese local de cambio de divisas, sabía todo lo que se recaudaba, además del código de la caja fuerte. Por lo visto cada día se recaudaban unos dos mil dólares y se guardaban en la caja fuerte hasta el día siguiente que abría el banco y la dependienta lo ingresaba.

Aunque pueda parecer una cantidad pequeña sin embargo es que estábamos en los años cincuenta en la que un apartamento en el Bronx te lo comprabas por mil dólares.

Bueno como éramos cuatro tocaríamos a quinientos dólares cada uno, Robinson por ejemplo dijo que el dinero se lo gastaría en kifi, en alcohol, y en las saunas con las chicas, Robert dijo que se compraría tres maquinas para hacer gimnasia que pondría en su habitación y una pipa nueva del modelo Parabellum 9 mm y Bruno lo que quería era comprar un descapotable y tunearlo aunque dudo que con quinientos dólares le llegase para un descapotable muy lujoso, yo justo cuando iba a explicar en qué me gastaría mis ganancias sentí unas ganas incontrolables de beber agua, de repente se me cambió el escenario de chico malo y pandillero del Bronx por un Abogado en calzoncillos dentro de un armario.

 

 

 

 

 

 

 

                                                                           

 Me quedé sorprendido cuando llegué al 2010 que efectivamente en mi otra vida había sido un líder de la calle 310 Walton Avenue del Bronx. Ahora comprendía mi respeto por las distintas razas y colores de la piel. Había estado en mi otra vida rodeado de blancos y negros, de pandilleros bailando en las calles Hip Hop con el radiocasette en la acera y seguramente de vez en cuando visitaría Chinatown o quien sabe si habría hecho algún negocio con los chinos en el pasado, tal como poner un trastero ilegal con ellos hacinados, cosiendo ropa barata o imitación de vaqueros Levis, o quizás posteriormente me hubiese asociado con algún padrino chino para traer contenedores de bolsos y perfumes falsos y venderlos en los bazares.

Me di cuenta que en mi pasado había tenido una vida de trapicheo con gran facilidad para tratar con el ser humano y por eso esto me dio la viveza suficiente para tratar en esta nueva vida con delincuentes y gente de mal vivir que debía de ayudarlos a no entrar en la cárcel y seguir delinquiendo en las calles, sin pensar ni un solo momento en el sufrimiento de todas la víctimas que estos delincuentes habían dejado atrás.

Al fin y al cabo en mi otra vida había sido uno de ellos y en esta vida me tocó defenderlos. Ahora comprendí que quizás por eso a mí nunca se me apareció Dios. ¿Qué iba a querer Dios con una persona tan ruin como yo?

¿Quizás debería cambiar de profesión? ¿O sólo defender a las victimas? ¿Pero como iba a saber yo quien era víctima o verdugo? La gente mentía mucho y siempre nos querían hacer creer su historia.

¿Estábamos en un mundo en el que los buenos son los malos o al revés?.

Por ejemplo ¿Qué es lo malo? Estuve meditando entre lo bueno y lo malo y llegué a la conclusión de que a lo malo se llega a través de lo bueno, es decir se llega abusando de lo bueno.

Por ejemplo, salgo de la carrera de derecho y no tengo clientes, empiezo a conocer gente que viene a mí como Abogado para que lo defienda y eso es algo bueno, estamos en la fase de lo positivo sin embargo me empiezan a venir muchos clientes y ya me empiezo a agobiar, mi vida se vuelve estresante y ya no tengo tiempo para mis cosas, lo cual es algo malo.

Vemos como de algo bueno se pasó a algo malo.

 

Otro ejemplo, me gusta mucho una canción que canta mi amiga Lourdes y le pido que me la cante otra vez, siento una gran felicidad escuchándola y veo que es algo bueno, ella al ver que me gusta tanto, vuelve a cantármela y vuelve sin parar de cantar a lo que yo le pongo una cara de aburrimiento pero ella no para de repetir y cantármela de nuevo lo cual ya es algo cansino y malo y le cojo manía a mi amiga y a la canción.

 

 

         Es decir es importante el silogismo de estas afirmaciones:

 Premisa A……….Me gusta la canción y me hace feliz.

Premisa B………..Escucho 100 veces la canción y siento hastío.

Conclusión:……..Ya odio la canción para siempre y de paso también a mi amiga Lourdes.

 

Como se ve de una premisa buena (me gusta la canción), llegamos a una conclusión mala (odio la canción). 

Tenemos que tener cuidado entre lo bueno y lo malo y no culpar que lo malo aparece sin comerlo ni beberlo sino que es consecuencia de lo bueno.

Lo importante es vivir con control, ser una persona comedida, es decir cuando se tiene lo bueno no abusar. Tengo por ejemplo delante mía una tarta que me gusta mucho, me como un trozo y me encanta lo cual es bueno, pero por muchas ganas que tenga de comerme seis trozos no debo de hacerlo porque me puede dar una indigestión, lo cual sería malo.

La conclusión es que en esta vida se nos tienta para conseguir la felicidad completa pero lo cual no es posible porque si te pasas de la línea, de lo comedido o de lo light, lo que te espera no es la felicidad sino los excesos y la destrucción. Nos pasamos por tanto la vida andando por una cuerda floja en la que tenemos que tener cuidado de no caernos aunque lo que haya debajo sea una piscina de champagne para algunos.

La verdad es que la vida es sencilla, básicamente se basa en dos polos opuestos, ganar o perder, amar u odiar, frío o calor, malo o bueno, lejos o cerca. Me di cuenta que en mis pensamientos filosóficos me habían influido profundamente dos culturas, la cultura oriental sobre la cual había leído mucho sobre el ying y el yang por mi unión con los chinos y la cultura occidental y sus reminiscencias que ya inculcaban en todos los niños a través del programa Barrio Sésamo, sí, precisamente ahí, ya con Epi y Blas comencé a plantearme el mundo en el que vivía con ilustraciones tan importantes como “esto es cerca” y “eso es lejos”, o “estoy seco” o “estoy mojado”, viendo como Epi mojaba con una palangana llena de agua a Blas.

Ahora que lo recordaba en el tiempo eran señales que habían forjado mis pensamientos sobre la vida. No existe una afirmación si no tiene una negación. Por ejemplo la frase de “para morirse sólo hace falta estar vivo”, gran frase, el iluminado que la pensó y la escribió tendría que haber tenido un coeficiente de inteligencia superior a Einstein por lo menos. Es una frase para reflexionar y realmente no ha habido nadie en la historia que haya contradicho a este iluminado, es decir no hubo nadie que muriese y contara que murió estando vivo todavía, esta frase ha sido, es y será repetida a lo largo de la historia. Todo un genio que dejó en el libro de las frases este irrefutable pensamiento después de matarse a pensar.      

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Le puede interesar...

  • El origen del mal
    El origen del mal Novela Negra- Policiaca por R.H.
    El origen del mal
    El origen del mal

    Descargas:
    9

    Publicado:
    Sep 2020

    La historia de Lecter comienza en Europa del Este, a finales de la Segunda Guerra Mundial. Hannibal, aún un niño, es testigo del asesinato de sus padres; sin ...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT

  • Angel
    Angel Novela Negra- Policiaca por A.R.
    Angel
    Angel

    Descargas:
    33

    Publicado:
    Sep 2020

    Toby O’Dare, un famoso asesino a sueldo, es un hombre despiadado que recibe órdenes del Hombre Justo. Se mueve en un mundo de pesadilla hasta que aparece un f...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT

  • Los muertos vivientes
    Los muertos vivientes Novela Negra- Policiaca por R.K.
    Los muertos vivientes
    Los muertos vivientes

    Descargas:
    9

    Publicado:
    Sep 2020

    Grimes, Glenn y Michonne, descubren el pueblo de Woodbury cuando buscaban los restos de un helicóptero que se había estrellado. Allí se encuentran con una ret...

    Formatos: PDF, TXT

  • Experimentar
    Experimentar Novela Negra- Policiaca por S.F.
    Experimentar
    Experimentar

    Descargas:
    10

    Publicado:
    Sep 2020

    De la mano de su profesor, dos estudiantes de psicología participan en un experimento que consiste en estudiar el expediente médico de un paciente de una clín...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT