Infierno por Carol L. - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle

Carol Lynne

Infierno también conocido como La Ciudad.

1

• Todo lugar de dolor y confusión

• El hogar creado por Lucifer y los forzados a dejar el cielo

• Un mundo en el que únicamente los muertos pueden residir

• Un mundo en donde el pecado es lo común.

Capitulo Uno

Cory se quito los manchados guantes de látex y sonrió ante su reflejo en el

espejo del cuarto de baño. Lo que mas le llamaba la atención era su curado

labio herido a causa del golpe de un cliente borracho de El Agua Helada.

Su mirada se fue hacia su rubio blanco cabello pintado con color. Aunque el

temporal tinte era más verde oscuro que el verde normal del día de San

patricio, Cory pensó que era el perfecto tono.

Desde su interrumpido interludio con Nick, Cory había apenas logrado

manejar su libido. Rezaba por ser capaz de encontrar al menos a un tipo

caliente en el bar que estuviera lo suficientemente sobrio. Los borrachos solo

causaban que se le revolviera el estomago.

Después de una inspección final, apago la luz del cuarto de baño y cruzo su

closet. El día de San Patricio siempre ponía feliz a la gente, y la gente feliz

daban grandes propinas. Selecciono una camiseta ajustada a su piel que

terminaba justo arriba de su ombligo, y sus desgastados jeans. Por primera

2

vez desde que se abrió El Agua Helada, Nick y Dominic habían relajado el

estricto código de vestuario para la celebración de esa noche.

Con lo mucho que le gustaría calzar algo sexy, yendo en bicicleta al trabajo

seria difícil sin zapatos. Escogió unos tenis y se reviso frente a un espejo de

cuerpo entero. El pequeño diamante en su ombligo captaba la luz y parecía

que le hacia guiños. El trébol de cuatro hojas tatuado en uno de sus pezones

era fácilmente visible a través de la tela de su camiseta. Cory sacudió la cabeza

y se rio. “Si con ese conjunto no recibía mas propina o el hombre que quería

para el fin de la noche, lo dejaría.”

* * * *

Cory encadeno su bicicleta en el farol y se dirigió a El Agua Helada. El era

afortunado. Cuando trabajaba en El Infierno, su bicicleta había sido robada en

varias ocasiones. Pero estaba segura en El Agua Helada. Tao el portero del

club, mantenía vigilada el bebe de Cory.

Después de asegurarse que la cadena estaba segura, Cory se dirigió a la puerta

principal y toco la en el escarchado vidrio, oyó cuando le quitaban la llave a la

puerta. En un momento la puerta se abrió y vio a Dominic que parecía que se

le iban a salir los ojos de la cabeza.

“Santa, jodida, mírate.” Dominic dio un paso atrás, lo suficiente para que Cory

entrara.

“Me verías así todos los días si no tuviera que usar traje todo el tiempo,” Cory

dijo riéndose.

Dominic pasó una mano a través de su corto cabello. “Quizás debería pensar

en esos uniformes para el personal.” Dominic sacudió la cabeza. “Wow.

Yo…uh…” Sacudió la cabeza de nuevo. “Yo voy a ir a mi oficina a hablarle a

Lu.”

Cory asintió. Por la erección en el frente de los jeans de Dominic, Cory sabía

que seria una buena noche en propinas. Solo esperaba que Dominic no le

3

dijera a Lu, que él lo había puesto tan caliente. Lo último que Cory quería eran

problemas con el gran tipo.

Cory cruzo el cuarto hacia el bar. Una rápida mirada a su reloj le dijo que solo

tenía cuarenta y cinco minutos para asegurarse que todo estuviera lleno en el

bar. Vio a Nick y Galen bajando las escaleras.

“Hey, Nick, ¿conectaron los barriles de cerveza irlandesa?” Cory preguntó.

“Si. Esta mañana deben de estar buenas y frías. Hay cuatro mas enfriándose

por si las necesitas, pero no trates de cambiarlas tu mismo. Llama a uno de

nosotros o a Tao que se tome un descanso y te ayude.” Nick ocupo su favorita

silla alta y jalo a Galen entre sus piernas.

“Te ves asombrosamente sexy esta noche,” Galen comento.

Cory pasó su mano por el frente de su camiseta, llamando incluso más la

atención a su delgado y musculosos pecho. “Necesito un nuevo sofá. Espero

ganar las suficientes propinas esta noche para comprarlo el domingo.”

Galen presiono su cuerpo contra el pecho de Nick y comenzó a contonearse lo

suficiente para que Cory supiera en donde estaba probablemente la mano de

Nick bajo sus pantalones. El pensar en la mano de Nick acariciando el pene de

Galen tenia duro a Cory en un momento. Si. Esa era otra razón por la que

necesitaba una jodida, y entre más pronto mejor.

“¿Baz llegara tarde?” Cory comenzó a revisar cada vaso para asegurarles que

no lo estaba viendo. Su amistad con el trío significaba mucho para él, y el no

quería hacer nada para que ellos se sintieran incómodos con su inapropiada

mirada.

“El esta arriba preparando la cena. Dijo que nos llamaría cuando terminara.

Dijo algo de que lo distraíamos,” Galen dijo con una gran sonrisa.

“Así que en su lugar decidieron bajar y distraerme a mi.” Cory tomo un vaso y

comenzó a limpiarlo con un suave trapo.

“¿Que?” Nick pareció genuinamente intrigado con el comentario.

4

Cory giro los ojos y resoplo. “Ustedes chicos están tan acostumbrados a

tocarse en donde sea que se encuentren de humor. Incluso no creo que se den

cuenta lo que están haciendo la mitad del tiempo.”

Nick y Galen ambos bajaron la mirada. Las mejillas de Nick comenzaron a

ponerse deliciosamente rojas. “Lo siento. Supongo que no lo hacemos.”

“Lo hacemos,” Galen interrumpió. “Si me gusta, ¿por que no hacerlo?”

Cory sacudió la cabeza. “No hay razón. No puedo decir que te culpo. Si

puedes hacerlo, adelante.”

Galen asintió. “Si, es mucho mejor de esta manera, lo he pensado, también.”

Lu se acerco al bar vistiendo ajustada ropa de piel negra. Su mirada

inmediatamente se centro en Cory mientras le señalaba. “Hablare contigo

después. Primero tengo una emergencia que atender.”

Cory bajo la cabeza. Maldición. No podía creer que Dominic le hubiera

hablado de él. Esperaba que Lu estuviera de mucho mejor humor después de

tener una gran jodida, el podría olvidar todo acerca de que Cory éxito a su

amante.

El timbre del teléfono celular en el bolsillo de Nick empezó a sonar. “Si. Bien

correcto ahí estaremos.”

Nick le dio un beso en el cuello a Galen. “La cena esta lista.”

Galen se retiro de entre las piernas de Nick y el gran hombre se puso de pie.

“Esto será una locura después. No olvides lo que te dije, si necesitas ayuda

pídela.”

“No te preocupes,” Cory le dijo a Nick. “Disfruta tu cena.”

Después de que Nick y Galen se dirigieron a las escaleras rumbo a su

departamento, Cory siguió preparando el bar mientras veía al resto del

personal lentamente llegar. Incluso sin ver cuando llegaba Tao al club, el sabía

5

cuando el muy tatuado samoano entraba. Siempre la piel de Cory se erizaba

en piel de gallina.

“Buenas noches, Cory.”

“Feliz día de San Patricio, Tao,” sin levantar la vista de la botella de vino tinto

que estaba descorchando. Cory deseaba saber porque el hombre gigante le

afectaba tanto. No es que a Cory no le pareciera atractivo Tao. Maldición,

cualquiera con ojos estaría de acuerdo con que el hombre era mas caliente que

el infierno, pero Tao lo hacia sentirse nervioso. Al menos era del doble de su

tamaño, Tao representaba a los bravucones que habían hecho más que

participar en arruinarlo. En opinión de Cory, el tamaño realmente importaba.

Entre más grande el hombre mas se sentía con derecho de empujar a Cory.

“Me gusta tu cabello. Es divertido,” Tao dijo.

Cory se encogió de hombros. “Pensé que seria apropiado para este día.

Acostumbraba a hacerlo todo el tiempo antes....de venir aquí.”

Cory levanto la vista antes de que Tao rápidamente la alejara. Tao se veía

malditamente bien con esa ropa, era una locura sexy. La mirada de Cory se fue

hacia el reloj en la pared detrás de la barra bar. “Casi es tiempo.”

Tao palmeo la barra con su gran mano morena. “Si. Supongo que es tiempo.

Cuídate esta noche, y llámame si tienes problemas.”

“Lo haré. Gracias.” Cory vio a Tao caminar hacia la puerta principal. Los

músculos de la espalda de Tao parecía que iban a desgarrar la ajustada

camiseta negra mientras caminaba. Solo porque el gran tamaño del hombre lo

intimidaba, no significaba que no disfrutaba la vista.

* * * *

Tao levanto una mano. “Lo siento señor, pero estamos a nuestra máxima

capacidad en este momento. Tendrá que esperar.”

6

“¿Es una jodida broma? He esperado dos horas en esa estupida línea. Dudo

que una sola persona mas vaya a ser que todo el lugar se caiga.”

“Lo siento, pero no puedo hacer eso.” Tao no se molestaba con el hombre que

le gritaba en la cara. La mayoría de las veces, Tao tenia un carácter tranquilo.

Además, el cliente tenía razón, él había estado esperando mucho en la línea.

Tao se sentía mal, pero no podía dejar que todo el mundo entrara, sobrellenar

El Agua Helada con demasiada gente solo causaría problemas para los

meseros y personal de seguridad.

El hombre trato de colocar en la mano de Tao un billete de cien dólares. “¿No

podrías ver si hay lugar para uno mas?”

Tao cerró en un puño las manos a su lado. “Por favor aleje su dinero antes de

que me ofenda.”

Afortunadamente en eso un pequeño grupo de hombres y mujeres salían del

club riéndose y cantando una de las canciones irlandesas que estaban tocando

en el interior del club. Tao se hizo a un lado y señalo al insoportable hombre

que entrara junto con cinco más.

Antes de girarse, Tao le echo una mirada a Cory. No pudo evitar sonreír

mientras el delgado hombre parecía cantar con los clientes alrededor del bar.

La gran jarra arriba de la barra ya estaba llena de dinero. Tao sacudió la

cabeza. Si el no tuviera obligaciones, el pagaría el salario de todo un mes por

sentarse frente a Cory toda la noche.

El hombre parecía saber hasta donde podía llegar en el coqueteo para

asegurarse una buena propina sin tener problemas ante un ataque no deseado.

Tao suspiro y regreso hacia la larga línea de gente que seguía esperando

entrar en El Agua Helada.

Vio a Cory coquetear con un perfecto extraño, mientras que el apuesto hombre

apenas y le sostenía la mirada a Tao. Últimamente se preguntaba si tendría

que ver con sus tatuajes. Sabia que los símbolos tribales que decoraban su

cuerpo, hacían que mucha gente se sintiera incomoda. Eso era parte de su

cultura, y el se sentía muy orgullosa de ella. El hecho de que Tao eligiera

7

montar motocicleta también ayudaba a que la gente tuviera una impresión

equivocada de él. Tao no le interesaba como otros lo percibían pero la

preocupación y el malentendido de Cory le dolían. Tao no podía hacer nada

para preguntarle a Cory, si solamente Cory pudiera verlo como un hombre y

no como un monstruo.

* * * *

Mientras la noche transcurría las oportunidades e Cory de encontrar un

hombre suficientemente sobrio para llevarlo a casa, rápidamente

desaparecieron. Jodidos borrachos.

“Cerveza,” un hermoso hombre balbuceo, junto a la barra.

“Lo siento, amigo, ya has tenido demasiado. ¿Tienes un conductos

designado?” Cory preguntó, limpiando la barra con una toalla.

“¿Ese no es tu asunto? Solo dame la jodida cerveza.”

“¿Llegaste aquí solo? Si no tienes conductor designado, o me das tus llaves. Yo

no te sirvo otra bebida.”

“¡Eso es mierda!”

Cory dio un paso atrás, fuera el alcance del brazo del tipo. Había aprendido su

lección acerca de alejar la cara de la distancia del brazo. “Lo siento, amigo,

esas son mis reglas.”

El borracho entrecerró los ojos. “¿No tienes idea de quien soy?”

“No, y realmente me importa una mierda.”

“Tengo un tío en el Barrio Antiguo que hará cualquier cosa que le pida.”

“Bien por ti. Eso no quiere decir que yo vaya a servirte.”

Entre mas ruborizada se ponía la cara del hombre mas se preocupaba Cory. El

vio alrededor buscando a Nick o Dominic. Cuando el no los vio en el área,

8

presiono un botón bajo la barra. “Hazte un favor y aléjate mientras todavía

tengas oportunidad.”

“¡Jodete!” Tan pronto como las palabras salieron de la boca del hombre, el fue

agarrado de la parte de atrás de su cuello y prácticamente levantado del suelo.

“Tao, ¿Puedes llevar a este caballero a la puerta y mételo en un taxi? Si trata

de conducir detenlo.”

“¿Estas Bien?” Tao le pregunto a Cory.

Cory asintió. “Solo un malentendido. Gracias.”

El estupido hombre trato de alejarse de Tao moviendo salvajemente sus

brazos. Idiota. Cory había visto a Tao en acción las suficientes veces para saber

que seguiría. La enorme mano de Tao se coloco en la parte superior de los

hombros del hombre, cerrando su cuello y apretando.

El borracho cayo inmediatamente de rodillas, mientras trataba de alejar la

mano de Tao.

“Vamonos.” Tao disminuyo el agarre lo suficiente para que el hombre se

pusiera de pie y caminara hacia la puerta principal.

Cory estaba tan agradecido de la intervención de Tao, que otra vez se recordó

que el gran hombre no era alguien con quien el quisiera enredarse.

El teléfono bajo la barra empezó a sonar. Cory lo levanto y vio hacia las

ventanas de la oficina. “Estoy bien.”

“¿Seguro?” Dominic preguntó.

“Si. Solo un borracho que no quería aceptar un no como respuesta. Tao se

encargo de él.”

9

“Aplaudo tu convicción de no servirles mas, pero ¿estas seguro que vale la

pena el riesgo?”

“Seguro.”

Dominic suspiro fuerte al teléfono. “Solo cuídate. Odiaría que alguien dejara

otra cicatriz en esa linda cara tuya.”

“Gracias, jefe, pero todo esta bien.” Cory colgó el teléfono y fue con el otro

barman, Terry, estaba tomando unas órdenes. Usualmente trabajaba solo, pero

Nick había contratado a Teddy para ayudar con las festividades del día de

San Patricio. Cory se encontró que era mucho mas fácil trabajar solo, pero el

no era el propietario, así que mantuvo la boca cerrada.

* * * *

“Toma un descanso y ven a mi mesa,” Lu ordeno, llegando a la barra.

Cory accedió temeroso. ¿Lu le diría que había excitado a Dominic, o porque se

había rehusado a servir a alguien? Después de decirle a Terry que Lu quería

hablar con él, Cory se dirigió a la mesa de Lu. “¿Si, señor?”

“Toma asiento.” Lu señalo hacia uno de los blancos sofá de piel.

Cory tomo asiento y Lu movió la mano en el aire. Sorpresivamente, el ruido

del club desapareció. “¿Como haces eso?”

Lu sonrió y sacudió la cabeza.

Oh, correcto. Satán. “¿Estoy en problemas?”

Lu pasaba su mirada por el cuerpo de Cory y era como si lo tocara. Mierda.

Cory trato de jalar su camiseta para que cubriera su ombligo.

“No lo hagas, me gusta como se ve.” Lu señalo a Cory que se pusiera de pie.

“Estaba sugiriendo que se usara tu ropa como modelo del uniforme del club,

pero creo que necesitamos algunos ajustes.”

10

Lu señalo el cuerpo de Cory. “Esos jeans son lindos, pero no lo

suficientemente elegantes. Con un tronido de dedos de Lu, Cory estaba

vistiendo unos pantalones de piel blanca de cadera baja pegados a su cuerpo.

“Jodidamente perfecto.”

Cory se vio y casi se traga su lengua. Si el no podía pagarse los pantalones de

piel, el tendría que usar esos todo el tiempo. Una rápida imagen de Tao en el

nuevo uniforme le llego a la mente. Joder.

“Mantén los pantalones. Esos están muy bien. Tendrás mas tu y todo el

personal para el fin de semana.”

“¿Eso era todo lo que tenias que hablar conmigo?” Cory pregunto

esperanzado de poderse alejar rápidamente.

Lu cruzo sus piernas y tomo un trago de su whiskey que uno de los meseros le

había traído. “Estaba molesto de como Dominic se excito en la tarde, pero

ahora que estoy aquí, no puedo decir que lo culpo.”

Cory se movía nervioso. Lu sacudió la cabeza y le señalo a Cory que regresara

a su lugar en el sofá.

“Necesitamos hablar acerca de los riesgos en los que te has metido

últimamente. Estoy entendiendo lo importante en no dar mas bebidas, pero es

la segunda vez en tres semanas que estas en una posición peligrosa.”

Cory cerro las manos y descanso sus antebrazos en sus rodillas. “Por favor, no

me digas que no me permitirás rehusar el servicio a los clientes.”

“Depende. Puedo preguntarte ¿porque estas tan interesado en eso?” Lu dijo.

Cory soltó el aliento. “Yo era un alcohólico.”

“¿Eras? ¿No dicen que una vez que se es adicto siempre se es adicto?”

Cory sacudió la cabeza. “Mi muerte realmente fue mi salvación. Cuando morí,

también lo hizo mi adicción.”

11

Lu tenía un dedo en sus labios obviamente pensando. Cory espero. Si Lu

ordenaba que Cory sirviera a todo el mundo lo que quisiera tomar, Cory se

vería forzado a renunciar.

“Bien. Esto es lo que haremos. Desde ahora, si tu sientes que un cliente no

debe de servírsele más, quiero que presiones el botón de seguridad antes de

que se lo informes. Esperaras a que llegue la ayuda y solamente rehusaras

darle la bebida al cliente.”

Cory no le agradaba el cambio, pero al menos no se lo habían impedido

completamente. “Puedo vivir con eso.”

Lu se puso de pie y le ofreció la mano a Cory para ayudarlo a levantarse.

“Sabes que puedes hablar conmigo sobre cualquier cosa. No soy quien para

juzgar.”

“Gracias. Recordare eso.” Cory regreso a su trabajo sintiendo como si Lu le

hubiera echado una mirada al interior de su alma.

* * * *

A las tres de la mañana, Cory subió a su bicicleta para regresar a su casa.

“¿Quieres que te siga?” Tao pregunto subiendo a su motocicleta plateada.

“No es necesario. Estoy bien.” Cory se acomodo el casco mientras sonreía.

Los grandes ojos café de Tao vieron a Cory un momento antes de asentir y

bajar por la calle.

A pesar de estar cansado hasta los huesos. Cory logro una buena velocidad

pedaleando hacia su casa, a esa hora de la mañana las calles estaban vacías.

Era probablemente mejor que el no hubiera encontrado a nadie para invitar.

Lo que realmente necesitaba era tomar un largo baño quitarse el color verde

de su cabello. Esa cosa realmente empezaba a darle comezón. Nunca había

tenido ese problema antes, pero quizás su piel había cambiado. Duh. Estas

muerto jodido estupido.

12

Cory lentamente llego al edificio de departamentos. Bajo las piernas de su

bicicleta, sentía las largas piernas de hule para cuando el logro pararse. Estaba

en el proceso de colocarse la bicicleta en el hombro cuando fue golpeado por

detrás.

La bicicleta cayo a los pies de Cory mientras el caía con todo su peso contra la

banqueta, nunca vio a su atacante.

Cuando recupero la consciencia, Cory trato de girarse pero el dolor era

demasiado. Coloco una mano en sus costillas y la otra en la parte de atrás de

su cabeza. Retiro la mano pegajosa de sangre y la pintura verde del cabello.

Cuando trato de ponerse de pie, el simple movimiento causo que se mareara.

Se giro en la banqueta y vacío el contenido de su estomago.

Piensa, piensa.

A pesar del dolor, Cory logro sacar el teléfono de su bolsillo. Esperaba que Lu

hubiera sido sincero con la oferta que le había hecho antes.

“Lu.”

“Odio molestarte jefe, pero necesito ayuda para subir a mi departamento.”

Lu se rio. “¿Que te caíste de tu bicicleta?”

“No. Alguien me asalto. Quede inconsciente, supongo que el bastardo pateo

mis costillas mientras estaba inconsciente. Probablemente pueda subir por mi

mismo, pero no puedo dejar mi bicicleta en la banqueta. No estoy en

condiciones de reemplazarla ahora.”

“Vamos en camino,” Lu contestó.

Cory detecto un ligero cambio en el tono que normalmente usaba Lu. “Si estas

ocupado no te preocupes.”

“No seas idiota. ¿Puedes entrar al edificio? Odio pensar que estés afuera.”

13

“No lo se. Quizás. Tratare, pero necesito colgar ahora. Siento nauseas de

nuevo.”

“Mierda. Bien. Estaremos ahí en unos minutos.”

Cory incluso no tuvo oportunidad de cerrar el teléfono antes de vomitar de

nuevo. El había sufrido una conmoción de niño por caerse de las barras en un

parque local y paso casi un día vomitando antes de que sus padres finalmente

lo llevaran a emergencias.

Cory se limpio la boca con su mano y trato de nuevo de llegar a la puerta del

frente. Revisando sus opciones, trato de gatear. antes de tratar de arrastrarse.

Nada funciono.

Con cada movimiento la nausea regresaba. Finalmente cerró los ojos ante el

mareo.

Cuando oyó que un carro se detenía junto a él, abrió los ojos y suspiro al ver a

Lu y Dominic correr hacia él.

Lu sorpresivamente levanto a Cory fácilmente del pavimento. Cory se detuvo

su lado, tratando de proteger sus costillas.

“Lo siento,” Lu dijo.

“Estoy bien, solo ayúdame a subir las escaleras,” Cory le dijo a su amigo.

“Pensamos llevarte a nuestra departamento. No debes quedarte solo,”

Dominic interrumpió, levantando la bicicleta de Cory.

“No. Necesito mi propia cama. Esta bien,” Cory insistió. Nunca se había

sentido cómodo durmiendo en otra casa.

Lu y Dominic compartieron una mirada antes de que Lu llevara a Cory a la

puerta principal del edificio. “¿Siempre has sido un cabeza dura o es algo

nuevo?”

14

Cory se toco la parte de atrás de su cabeza. “Este es un ejemplo de cuando mi

dura cabeza probablemente salvo mi vida.”

Capítulo Dos.

“Cuarto de baño,” Cory indico tan pronto entraron al departamento.

Lu rápidamente lo llevo al pequeño cuarto de baño y lo sentó frente al

sanitario. Cory cruzo sus brazos sobre el asiento del sanitario y apoyo la

frente. Estaba agradecido de haberlo limpiado el día anterior. Nada era peor

que vomitar en un sanitario sucio.

Mientras Cory cerraba los ojos y rezaba porque el cuarto dejara de girar, oyó a

Lu abrir el agua del lavabo. Momentos después el regreso con una toalla

húmeda y la presiono en la parte de atrás de su cabeza.

“Tienes una fea herida,” Lu comento.

“¿Necesitare puntos?”

Lu se rio. “No. yo puedo tratar la herida, pero no estoy seguro de la

conmoción.”

A pesar de su estomago revuelto, Cory sonrió. No era frecuente que Lu

admitiera su inseguridad sobre algo. “Solo has lo mejor.”

“Tengo que decirte que esa cosa verde es sucia.” Lu se inclino para ver a Cory

a los ojos. “Eres sexy como el infierno, pero sucio al mismo tiempo.”

“Gracias.” Cory trato de evitar reírse, sabiendo que el movimiento seria

doloroso.

15

“Claro, el que la mayoría de tu culo esta fuera debido a tus nuevos pantalones.

Que ligeramente contrarresta lo ordinario del verde,” Lu agrego con un guiño.

“Deja de comerte con los ojos el culo de Cory,” Dominic le reprendió desde el

marco. “¿Quieres que le hable a alguien?”

“No. Hay nadie,” Cory admitió. Maldición que patética declaración.

Lu lanzo la toalla al lavabo. “¿Puedes lavarla por mi? Amor”

Lu hizo contacto visual con Cory de nuevo. “Esto puede dolerte un poco.”

“¿Que vas a hacer?”

“Yo básicamente cauterizare la herida,” Lu explicó.

“¿Quieres decir que vas a quemarme?” Cory preguntó, repentinamente

inseguro. “Quizás seria mejor que fuéramos a emergencias.”

“¿Estas oyendo eso, Dom? Cory no confía en mi.”

Insultar a sus rescatadores, definitivamente no era la intención de Cory. “No.

Continua. Solo no te burles si termino orinándome.”

Lu bufo. “Humanos.”

Cory cerró los ojos mientras Lu cerraba la herida. Después de un breve ardor

Lu estaba de nuevo apoyado en sus talones.

“Fue todo.”

“¿Que? ¿Eso es todo?” Cory cuestiono. “¿Porque no lo hiciste con mi labio?”

“Porque tu no dejaste que nadie se acercara y porque la cauterización deja una

cicatriz totalmente diferente. No se vería muy bien en tu linda cara, pero con

todo ese hermoso cabello rubio que cubre tu cabeza, nadie sabrá que esta ahí.”

16

Esa declaración lo llevo a pensar en Draco. Cory había querido preguntarlo

desde hace dos semanas, pero se había arrepentido. “¿Puedo preguntarte

algo?”

“Claro.” Lu tomo la toalla de Dominic y empezó a limpiar la sangre del

cabello de Cory.

“¿Porque las cicatrices de Draco están desapareciendo y no las mías?” Cory

preguntó.

“Porque era el momento para que las cicatrices de Draco desaparecieran.”

Con su estomago asentándose, Cory coloco su mano en un lado y se apoyo en

la pared del baño. “¿Que es lo que quieres decir?”

Lu lanzo la toalla a la canasta y se apoyo contra la bañera. “Mucha gente no se

ha dado cuenta del poder que tienen sobre sus propios cuerpos. Supongo que

eso es algo bueno o La Ciudad estaría llena de hombres que se verían iguales a

mi.”

“¿Discúlpame?” Cory estaba confundido.

“Al igual que se elige la edad para la eternidad cuando se llega aquí, también

tienes la capacidad de cambiar todo sobre ti mismo. No tienes el poder de

cambiar a nadie más claro, pero tienes las herramientas para cambiar tu

mismo. Ser la persona que siempre quisiste ser. Verte como la mas hermosa

criatura que han visto tus ojos.”

Lu se rio. “Es donde se verían igual a mi.”

“Así que estas diciendo ¿que puedo quitar la cicatrises cuando quiera?” Cory

cuestiono.

“No. Estoy diciendo que puedes quitarte la cicatriz cuando realmente sientas

que lo mereces. Draco finalmente esta llegando a buenos términos con su

vergüenza.” Lu cero la boca. “Bien, vamos a la cama.”

17

Cory les permitió a Dominic y a Lu que lo ayudaran a ponerse de pie. Si

necesitaba superar su vergüenza para que la cicatriz desapareciera, Cory no

dudaba que esa maldita cosa estaría ahí toda la eternidad. El no deseaba

superar lo que era su obligación soportar.

Una idea le llego mientras era guiado a la cama. “¿Es por eso que todo el

mundo dice que todo el mundo es hermoso en el cielo?”

Dominic retiro los cobertores, y Lu agito su mano. Repentinamente desnudo,

Cory uso su mano libre para cubrirse lo más posible. La acción divirtió a Lu.

“¿Tienes idea de cuantos penes he visto?” Lu pregunto riéndose.

Un gruñido de Dominic, y Lu se rio mas fuerte. “Relájate, amor, soy mucho

mas viejo que tu.”

A pesar de la declaración de Lu, Cory continuo tratando de cubrir sus cosas,

mientras le ayudaban a subir a la cama.

“Acuéstate de lado,” Lu indico. “Dom. ¿Puedes traer una olla de la cocina?”

“Bajo el fregadero,” Cory indico mientras que Lu lo cubría.

Una vez que Dominic salio del cuarto, Lu se sentó en el borde de la cama.

“Este no es el momento para meterme en tu vida, pero puedo decirte que tu

ira, vergüenza, odio, amargura...y todos esas emociones negativas trabajan

contra ti en La Ciudad. Esos sentimientos son los que te obligan a confrontarte

todos los días. Eso es todo tu infierno, es por eso que estas aquí.”

Cory encogió un hombro. “Estoy avergonzado, y realmente lo admito. Fui una

persona horrible mientras vivía. Pero estoy tratando de ser mejor hombre

ahora.”

Lu acuno la mejilla de Cory. “Entonces estas delante de mucha gente.”

“Aquí esta un tina.” Dominic vio la mano de Lu en la cara de Cory. “¿Que

jodidos esta sucediendo?”

18

Lu giro los ojos. “En ocasiones eres un bastardo dominante.” sonrió y beso a

Dominic. “Y te amo por eso. Pero solo estoy tratando de calmarlo, no

excitarlo.”

Dominic dejo la tina roja en el suelo a lado de la cama. “Hay algo mas que

necesites”

Cory no quería ir contra Dominic cuando el era seguro. No había manera de

que el lo hiciera sentirse de esa manera. Sutilmente retiro la mano de Lu de su

cara. “Tengo un frasco de pastillas para el dolor en el gabinete arriba de la

cafetera. ¿Te molestaría traérmelo y un vaso con agua?”

Dominic vio a Lu.

Lu le dio un beso al aire a Dominic. “Te prometo mantener mis manos en mi

mismo.”

Para cuando Dominic se fue, Lu estaba bastante divertido. “Amo cuando esta

de esa manera. Admito que algunas veces lo empujo a sus límites solo para

lograr que su sangre bombee. Dominic es todo un Alpha me gusta de esa

forma que no había experimentado.”

“Eres afortunado, eres lo suficientemente fuerte para enfrentara a alguien del

tamaño de Dominic si es necesario. No puedo imaginarme confiando en

alguien tan grande y que no trate de vencerme,” Cory admitió.

Lu inclino la cabeza hacía un lado. Iba a tocar a Cory pero se detuvo y cruzo

sus brazos. “¿Es por eso que no le prestan atención a Tao?”

“¿Discúlpame?” Nunca había sido rudo con Tao.

“Es un gigante gentil. El nunca lastimaría a alguien que le interesa.”

“¿Están hablando de mi?” Dominic pregunto, entrando al cuarto.

Lu levanto una ceja negra y se dirigió a Dominic. “¿Bastante engreído? Estaba

hablando de Tao.”

19

Dominic le dio a Cory tres tabletas y el vaso de agua antes e inclinarse con Lu

y darle un rápido pero profundo beso. “Aprendí del mejor, bebé.”

“¿Estas oyendo eso, Cory?” Lu golpeo el pecho de Dominic. “Completamente

irreverente.”

Dominic acerco una silla. “¿Entonces porque hablaban de Tao?”

“No tengo idea,” Cory dijo.

Lu suspiro. “Tao prácticamente babea cada ves que lo vez. Y tu y apenas y

haces contacto visual con él, cuando el trata de tener el valor para hablar

contigo.”

“El es grande,” Cory murmuro.

“Si. Créeme, Ser grande es una ventaja.” Lu vio a Dominic. “Varias ventajas.”

“He visto la manera en que saca a los clientes. El los lanza como juguetes.”

Cory tomo un momento y se trago las pastillas y el agua antes de devolverle el

vaso a Lu.

Dejando el vaso en la mesa a lado de la cama. Lu asintió. “Si, lo hace. ¿Has

notado que nueve de diez veces que los hombres que ha lanzado son los que

te han hecho pasar un momento difícil?”

“Ese es su trabajo,” Cory se defendió.

“Parte. Se supone que el ayuda a sacar a los elementos indeseables del lugar.

El no necesita tomárselo personalmente. Como lo hace cuando te incumbe.”

Lu iba a tocar la mano de Cory pero se detuvo y vio hacia Dominic. “¿Permiso

para calmarlo?”

Dominic giro los ojos y asintió.

Lu cubrió la mano de Cory y apretó. “Tao te protege porque le gustas.”

20

“Ahora. Pero no siempre su tamaño me protegerá. ¿Que si hago algo que lo

enoja? El puede partirme igual que ha una varita.”

De nuevo los recuerdos de su infancia y adolescencia le llegaron a su mente.

Siempre el ser molestado en la clase de educación física era el menor de sus

traumas infantiles. ¿Cuantas veces le habían robado su jodido dinero de la

comida? Una vez que su sexualidad se descubrió durante su penúltimo año de

preparatoria, las cosas empeoraron. Sus padres lo llevaban a la escuela porque

las llantas de su carro eran ponchadas en el estacionamiento. había pasado

casi todos los fines de semana. limpiando los huevos que quebraban frente a la

casa de su familia. Así que realmente no le extrañaba que hubiera empezado a

beber a los diecisiete años.

“Tao no es ese tipo de hombre. Hazte un favor y al menos conócelo antes de

hacer un juicio contra él,” Dominic intervino.

* * * *

“¿Donde esta Cory?” Tao preguntó.

Terry se encogió de hombros. “Nick me llamó y me dijo que si podía cubrirlo

algunos días.”

Tao cerró las manos en un puño a su lado. “¿Ellos no lo despidieron por lo que

sucedió anoche?”

“No lo se, hombre. Pregúntales a ellos.”

Tao se alejo de la barra y subió las escaleras hacia la oficina de Nick. Presiono

el botón de intercomunicador en las escaleras y espero.

“Si,” Nick contestó.

“Soy Tao. ¿Puedo hablar contigo?” oyó el ruido que abría la puerta y empujo

la pesada puerta. A pesar de que la puerta era de acero el resto de las paredes

de la escalera eran de acrílico igual que la oficina.

21

Cuando llego a la oficina de Nick, tomo una profunda respiración para

calmarse y toco a la puerta.

“Entra.”

Tao entro y cerró la puerta. “¿Donde esta Cory?”

“Arriba. El tuvo un problema anoche cuando se fue de aquí. Lu y Dominic se

quedaron con él toda la noche, pero decidieron traerlo aquí para que no se

quedara solo hoy. Galen la esta haciendo de enfermero.”

A Tao se le revolvió el estomago con la noticia. “¿Esta herido?”

Nick se recargo en la silla y cruzo sus brazos. “Le dieron un golpe en la cabeza

con alguna cosa. Evidentemente mientras estaba inconsciente decidieron

patearlo en las costillas. Nada que amenace la vida, pero el esta demasiado

lastimado para moverse mucho hoy.”

Tao lamió sus labios. Una mirada al reloj en la pared le decía que su turno

comenzaba en treinta minutos. “¿Crees que puedo subir para ver como esta?”

Nick vio a Tao durante un momento. “Sus costillas estaban tan lastimadas que

Lu mezclo algunas cosas y se las dio a beber. Puedes subir pero no te

decepciones si lo encuentras dormido.”

“Gracias, jefe.” Tao se giro para salir.

“¿Podrías hacerme un favor?” Nick dijo antes de que Tao pudiera salir.

“Claro.”

“Después de que Cory regrese al trabajo, Quiero asegurarme que llegue bien a

su casa cada noche. Te pagaremos una hora extra de sueldo diario.”

22

Tao apretó la perilla de la puerta tan fuerte, que era un milagro que no la

hubiera hecho polvo en su mano. “Me asegurare de que Cory este a salvo, no

necesitas pagarme.”

Tao dejo la oficina y subió al departamento de Nick, Baz y Galen en el tercer

piso. Se estaba pateando su propio trasero por no seguir a Cory la noche

anterior. El había tenido un presentimiento de que debería hacerlo y se

conocía lo suficiente para confiar en eso, pero el permitió que Cory rechazara

la oferta sin objetar.

Antes de que pudiera tocar la puerta se abrió y Galen estaba de pie con el

teléfono en su oreja. Galen dio un paso atrás para que Tao pudiera entrar y

señalo el teléfono. Esta bien. Puedes verlo un momento.”

Tao se quito los zapatos antes de entrar al departamento. había algunas

costumbres que simplemente no podía quitarse y el no usar zapatos dentro de

la casa era una de ellas.

Galen colgó y señalo hacia la recamara. “Nick dijo que te dejara verlo, incluso

si esta dormido y que vinieras dentro de una hora, si ya esta despierto y le

preguntaras si necesitaba algo.”

Tao vio el elegante mobiliario en su camino a la recamara, el se había sentado

en un sillón una o dos veces, pero el nunca sintió la necesidad de comprar

uno. La puerta no tenía llave, así que Tao lentamente la empujo hasta ver a

Cory dormir. El vio sobre su hombro pero Galen no estaba en ningún lado.

Después de entrar al cuarto, Tao se sentó cruzando sus piernas en una

pequeña alfombra a lado de la cama de Cory. Su estatura le permitía la

oportunidad de ver a Cory en la cama, otra cosa que Tao tampoco tenía. Si el

estuviera en su casa en la isla, el podía ser capaz de ir por algunas plantas que

pudieran calamar el dolor de Cory. A pesar de que Lu había recreado la

sensación tropical de su casa en una pequeña área de La Ciudad, las plantas

no eran las mismas.

Cory comenzó a mover las pestañas, su cara se contorsiono con aparente dolor

momentos antes de gritar. “¡Lo siento!”

23

Tao se arrodillo a lado de la cama y lo toco. “Esta bien, es solo un sueño.”

Cory abrió los ojos y se alejo del toque de Tao. “¿Tao?”

Sintiéndose rechazado, Tao se sentó en los talones y bajo la cabeza. debería

saber mejor la reacción de Cory. Su tamaño siempre había sido un problema.

El había sido el niño más grande de su villa, el guerrero mas grande, siempre

el mas grande. Sin importar que, los demás siempre se apartaban de su

camino eran extremadamente cuidadosos, la gente naturalmente se asustaba

de su apariencia.

“Vine a ver como estabas, y estabas teniendo una pesadilla. Lo siento te

toque.”

“¿Tao?”

Tao levanto la vista y vio hacia los profundos ojos azules. “¿Me perdonas?”

Cory sonrió. “No necesitas disculparte. Solo tenía una pesadilla y estaba

confundido durante un momento. No quiere decir que me hiciste sentir mal.”

“¿Como estas? Nick dice que te asaltaron.” Tao aprovecho su oportunidad y

se arrodillo de nuevo.

“No me asaltaron, tenia mi dinero en la bolsa y el que me golpeo no se lo

llevo.”

Tao se inclino y apoyo los antebrazos en la cama. “¿Alguien te lastimo sin

razón? ¿Como puede alguien hacer eso?”

Cory sonrió y rozó la mano de Tao con la suya. “He hecho enojar a mucha

gente al rehusarme a darles bebidas. ¿Quien sabe? Quizás uno de ellos me

siguió a casa.”

“Entonces no puedes regresar ahí. Quien sea quien te hizo esto sabe donde

vives.” Tao odiaba la idea de alguien intencionalmente persiguiendo a Cory.

Recordó su presentimiento de la noche anterior.

24

“Tenia un fuerte presentimiento de que algo te iba a suceder. Siento no haber

insistido en seguirte a casa.”

Cory apretó la mano de Tao. “No es tu culpa. Se que me veo mal, pero yo

realmente me siento mucho mejor. Deberé ser capaz de regresar al trabajo

mañana en la noche. De hecho le iba a pedir a Lu que me llevara a mi casa más

tarde.”

Tao sacudió la cabeza. Cory seria como una apresa fácil. “No. No puedes

regresar ahí hasta saber quien hizo esto.”

“Nunca sabremos quien hizo esto. Quizás el tipo era solo un borracho y

decidió descargar su mal humor en mí. Estos seguro que se ha de sentir

culpable hoy.”