Gravitacion Kosmos por Americo - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle

 

 

 

 

 

 

GRAVITACIÓN KOSMOS

 

 

De la Ciencia Física del Siglo XXI al Tiempo Cero

 

 

 

 

 

 

DERECHOS RESERVADOS

México

Núm. de Registro 03-2003-032013130700-01

 

www.librosamerico.com

 

 

Revisado por el autor en Febrero de 2014

Autor AMERICO

 

 

 

 

 

INTRODUCCIÓN

 

Hay casos en que verdaderamente nuestra vida sigue impulsos internos pero muy reales.  Algunos le llaman talentos y otros simplemente un oficio de la vida.

No podría explicar realmente cuáles son los motivos profundos de la vida, y esto verdaderamente no es lo fundamental sino que sea útil a nuestro ser y a nuestra vida como una vida humana que beneficia a la humanidad misma.

Esto fue lo que me sucedió con mi interés hacia la ciencia física.  Recuerdo mi edad adolescente cuando en segundo año de secundaria reprobé la materia elemental de física y me encontré aún más preocupado pues en realidad me interesaba. Recuerdo que unos días después una tía abuela me comentaba que existían pastillas especiales para sacar mejores calificaciones en la escuela.  Y estaba tan inquieto que acepte algunas cuantas y me las fui suministrando.  Se trataba de vitaminas que se supone estimulaban nuestra capacidad cerebral. Tal vez por la sugestión me puse a estudiar con mucho empeño y saqué la más alta calificación en esta materia.  Ya de por sí estaba interesado en la física pero ahora la entendía mejor.

Cuando mis hijos gemelos (niño y niña), estaban a punto de nacer, como siempre estaba escribiendo y observando a la vida.  Pero lo particular ahora, era que escribía sobre el tiempo y espacio.  Y llene dos cuadernos que poco a poco fueron quedando en el olvido o tal vez se perdieron.  Pero lo interesante es que me permitía hacer en mi mente relaciones no tan razonables respecto a la realidad de la vida, como por ejemplo, los niños gemelos que nacieron tenían mucho de Capricornio, de acuerdo a la Horoscopía, y en casa siete.  Esto tenía que ver con el tiempo.  Y era interesante que lo escribiera incluso cuando ellos nacían.

Este tipo de asociaciones científicas-emotivas que yo hacía como librepensador donde relacionaba lo mismo astrología, metafísica y física era algo que no se permitía en la ciencia oficial.  Pero yo tenía la ventaja de no estar ligado con un compromiso institucional a estas reglas del pensamiento humano.  Así que sacaba mis propias conclusiones sin limitarme a la ciencia oficial, pero siempre en el anhelo de lo verdaderamente científico.

Entrando a mi edad de juventud las circunstancias de una búsqueda espiritual, que no dejaba de ser material o consciente de lo material, me presentaban el amor de tal manera que tenía que renunciar a todo con tal de poderlo experimentar y no perderlo.  Pues las circunstancias de la vida social y las obligaciones de la moral oficial me prohibían este amor.  Y sin embargo, mi crecimiento espiritual, mi amor por la obra de una Gran Fraternidad Universal hacia el género humano me comprometían a permanecer alejado del mundo y los " supuestos compromisos " que la vida quería imponerme.

Así que me dedicaba a escribir y leer.

Recuerdo bien que este tiempo lo viví en México Distrito Federal, colonia del Valle y mientras ella, mi pareja de entonces, salía a trabajar para tener un poco de dinero yo, sin ningún empacho, me ponía a investigar y escribir sobre física y sus profundos secretos.  Esperaba sinceramente encontrar algo y no sabía de qué se trataba.  No deje de ser metafísico y no obstante, la física me inquietaba muchísimo.

Nunca aprendí matemáticas pero descubrí cosas de la ciencia física que no podían quedar ocultas al sentido común.  Así dure dos años y a mi compañera no le interesaba de que trataban estas fórmulas de Newton, Galileo y otros pensadores de la vida y la nueva física.  Sin embargo, seguía adelante y dos años después de investigación ininterrumpida encontré mi mayor alimento en dos obras maestras sobre la ciencia física.  Uno era el libro " Cosmos " de Carl Sagan y otro del genial Sthephen-Hawking con su obra " Historia del tiempo”.

Sagan siempre con su espíritu mordaz hacia todo lo referente a Dios y como un eminente científico, pero que, sin embargo, al tratar temas sobre cómo era el universo, tenía que referirse a lo metafísico o " divino”.  Daba risa como un hombre tan especialmente científico sin embargo, necesitaba plantearse frente al universo mismo y doblegarse de mala gana a un principio " Divino”.  Aprendí mucho de él incluso, de sus errores y de su resistencia hacia todo aquello que no respondiera a métodos científicos  “oficiales”.  Por otra parte, Stephen causó en mi mucha admiración por qué había logrado un reconocimiento ante la comunidad científica siendo que él estaba imposibilitado de caminar y tenía una especie de retraso mental.  Sin embargo, su mente en realidad, estaba más clara que nunca cuando pensaba en el tiempo y el papel que éste jugaba dentro del universo.  ¡Un gran físico en verdad!

Leí, o mejor dicho, devore, sus obras maestras.  Y con esto estaba cubriendo la parte exotérica de la filosofía referente a la ciencia física.  No pretendía discutir ecuaciones puesto que desconocía las matemáticas más elementales.  Pero podía darme cuenta de que a ellos, les faltaba una cultura esotérica que yo estaba bebiendo del eminente sabio francés Serge-Raynaud-de-la-Ferriere quien estaba a la cabeza de una jerarquía espiritual  mundial y la fundación de una Fraternidad Universal, establecida ya, en más de veintiún países.

El maestro francés no se limita a una ciencia oficial a pesar de tener más de cinco títulos universitarios.  Y me impresionó mucho uno de sus folletos llamados " Propósitos Psicológicos " donde habla del GRAN ARCANO estableciendo una ruta del alma humana donde lo mortal y lo inmortal se concilian en un movimiento  infinito, simbolizado por el número 8 vertical.  Sin duda relacionado a la Doble Espiral, de la que hablo en varias de mis Obras. Así pude ponerle la parte esotérica a la ciencia física que de esta manera conciliaba lo espiritual y material en un mismo entorno llamado realidad.

Pero además descubrí que era la misma fórmula la que usaban la fuerza de vida en todo, es decir, que una misma ecuación física se usaba para estudiar la llamada fuerza nuclear, electromagnética, débil, o gravitacional. Además, también en la metafísica, EL ETERNO PRESENTE es el fundamento de toda vida y así nació una ecuación que lograba conciliar la fórmula de Einstein y sus CAMPOS UNIFICADOS de la vida.  A esta ecuación la bautice con el nombre de ecuación física de la vida y es la que se expone en el capítulo 4 de esta obra. Ecuación interrelacionada íntimamente con el establecimiento de las tres leyes para una nueva ciencia Física. También aquí expuesto.

Me di cuenta cuál había sido el motivo de tan profundos y largos estudios sobre ciencia física y pude entonces delinear esta obra que al principio quería llamar GRAVITACIÓN CERO y que finalmente considere mas específico aclamar como GRAVITACIÓN KOSMOS (CON “K”). Porque Kosmos es mas grande e incluye, según cierto autor, a todos los Cosmos dentro de sí.

.

Después, cuando estaba ordenando los capítulos, tuve la oportunidad de estudiar la obra: " El Tao de la Física " de Fritjof Capra. Pero el taoísmo negaba los valores de la racionalidad, empeñada en pos de un  compromiso con el eterno presente, lo cual era parcial a una verdadera cientificidad física.  Así que sin negar la racionalidad he querido que la parte inrrazonable (no-razón) del ser humano que implica el logro de una realización de eternidad en el siempre presente, fuese considerada dentro de los procesos mentales del pensamiento humano.  Y de esto trata esta búsqueda a través de la ciencia física para con una alta física, hiper-física o metafísica viviente.

 

El objetivo fundamental de ésta obra es reconocer que la consciencia humana es incluso más importante que la facultad racional, porque es la consciencia la que sólo puede ocurrir en el ETERNO AHORA.  Y el AHORA se fundamenta sobre todo por la " contracción en el tiempo”.  Esta experiencia hace que el tiempo deje de ser una expansión mecánica de la duración conocida como: pasado-presente-futuro, o sea, una sucesión de momentos.

El AHORA aparece en la experiencia humana como " tiempo hacia atrás " o bien " tiempo en reversa”.  En nuestro modelo del " 8 " vertical podemos ver que al pasar del punto central hacia el círculo superior, ascendemos por la curva de la derecha y pareciera que vamos retrocediendo en el tiempo, después de la muerte física humana.  Pero no se trata de morir físicamente, sino que también se refiere a " morir para nacer ", como enseña el cristianismo.  El caso es que el viaje hacia el Absoluto pareciera una ruta en reversa, dentro del tiempo.  Como si, de acuerdo al cuento de Alicia en el país de las maravillas, estuviéramos del lado real del espejo y en vez de convertirnos en ancianos " descumpliéramos " años hasta convertirnos en bebés y finalmente entrar dentro del vientre de nuestra madre, que en este caso, se trata de nuestra Madre Cósmica.  También Dante Alighieri se refiere a esto cuando habla del viaje hacia él paraíso donde ya no hay más tiempo, pero que para el infierno y los que son castigados, sus condenas pueden durar siglos y diríamos, millones de años, cuando que sólo se trata de unos cuantos meses en el tiempo del eterno presente. 

También es la referencia de que cada dimensión tiempo-espacio (dimensión existencial) obedece a un patrón de tiempo diferente aunque para los que allí viven es perfectamente natural.  De modo que, por ejemplo, en el Astral, 70 años es para la experiencia física de la Tierra, unos tres días.

Así este AHORA varía de acuerdo a la dimensión tiempo-espacio en que nos encontremos.

El " ocho " vertical conocido como Gran Arcano dentro del tarot, es realmente el modelo del doble cono vertical que en su base en la tierra (parte de abajo) se experimenta como: A mayor contracción en el tiempo mayor expansión en el espacio.  Mientras que en el cono con su base apoyada en el cielo (parte de arriba) la experiencia es: A mayor expansión en el tiempo real mayor contracción en el espacio.

Esta es el asiento del modelo de la unidad tiempo-espacio de la multidimensionalidad o lo que a veces se entiende como campos unificados, de acuerdo a las últimas investigaciones de Albert-Einstein.  También como un aporte a las enseñanzas de la geometría sagrada basadas en la estrella tetraédrica, según el norteamericano Drunvalo-Melchizedek.

Si logramos comprender que el eterno AHORA es la base de la consciencia cuya clave se encuentra en la fórmula de la vida (presentada en esta obra), el punto medular de ésta exposición habrá sido alcanzado de una forma muy real.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CAPÍTULO I

 

LA INMENSIDAD DEL MACROCOSMOS

 

“No se puede ver lo que no se comprende ni entra en el campo de esa comprensión.

El mundo está hecho de muchos mundos.

¿Puede la hormiga ver lo que es el hombre?

Cada organismo se imagina al Ser Supremo, el Absoluto o Dios de acuerdo a lo que él mismo es. Y esto no impide que lo real siga siendo lo que ES”.

 

 

 

Las distancias en el Cosmos (Orden) se mide en años luz, es decir, 300 000 kilómetros por segundo. En un segundo un rayo de luz daría diez veces la vuelta a la tierra. Nuestro Sol se encuentra a ocho minutos luz de distancia de la tierra. Y la luz en un año atraviesa 10 billones de kilómetros por el espacio.

La mayor parte del espacio que está vacío, frío, oscuro. La posibilidad de encontrarnos con un planeta en el espacio, es de una en tres mil millones de millones de billones (1033 significa: un uno seguido de 33 ceros).

A veces se encuentran en galaxias comunales o en cúmulos comunales y más allá, están las llamadas Nebulosas a unos ocho millones de años luz de la tierra, prácticamente al borde del Universo conocido.

Una galaxia se compone de miles y millones de millones de estrellas, cada una de ellas hecha de gas y polvo.

Hay cientos de miles de millones de galaxias (1011).

Nuestra galaxia (compuesta de unos 400 mil millones de estrellas) gira sus brazos en espiral lentamente, una vez cada 250 millones de años. Aquí hay estrellas solitarias o sistemas doble o triples; también cúmulos de decenas de estrellas o grandes globulares de un millón de soles resplandecientes intercambiando sustancia interestelar. Algunas estrellas que son tan brillantes como la galaxia entera se les llama Supernovas y otras son invisibles como "los agujeros negros". Brillan con luz visible, infrarroja;  con rayos X o de ondas de radio; hay también estrellas azules por ser jóvenes, amarillas por su mediana edad y rojas por ser ancianas. Las estrellas blancas o negras son pequeñas, experimentando los estertores finales de la muerte.

Cada sistema estelar es una isla a años luz que sus vecinos.

A veces se forman los llamados " cometas ", algunos de los cuales viajan por el interior de nuestro sistema solar y al evaporizarse el hielo de esos cuerpos se desarrolla una cola cometaria. En nuestro sistema solar Plutón está cubierto por el hielo de metano, Marte se cubre de volcanes con enormes tormentas de arena por toda su superficie. Y muchos de estos planetas rodeados por uno o más satélites. El sol mismo funciona con gas de hidrógeno y del helio en interminables reacciones nucleares que dan luz a todo nuestro sistema solar.

 

Cosmos es una palabra griega que significa: " El orden del Universo ", o lo contrario a " caos ".

El planeta Tierra es un insignificante polvo en la inmensidad del espacio, y un instante en la infinidad de las edades.

Se establece que el Universo actual tiene unos 15  o 20 mil millones de años, a partir del llamado " Big-bang" (vida en el origen del Universo), acontecimiento explosivo con el que se inició el Universo, cuando no había galaxias, estrellas ni planetas, sino una única bola de fuego uniforme y radiante llenando todo el espacio. Con el Big-bang dio inicio la transformación de materia y energía.

Toda vida debe de haber descendido de alguna única FORMA PRIMORDIAL. Y de alguna manera persiste una " comunidad de materia " a lo largo de todo el Universo visible, así como una " comunidad de espíritu " en el Universo invisible, ya que las estrellas contienen muchos de los elementos que existen en el Sol y en la tierra, así como en los organismos vivientes.

Basados en el " átomo de carbono " los seres vivos de nuestro planeta se constituyen de moléculas orgánicas

Entre las estrellas hay nubes de gas, polvo y materia orgánica, señalando que la sustancia de la vida se encuentra por todas partes.

El Gran Todo lo da todo desde su " SÍ " o su Gran Adentro infinito, ya que la nada no puede dar algo. Se ha hecho demasiado énfasis de que la vida proviene accidental e interiormente por  la llamada " Ley de selección natural ", pero no se ha reconocido suficientemente que la vida original de todo Universo, mundo, especie es impuesta siempre desde el exterior (o mejor dicho: El Gran  interior de todo posible exterior), por una Mente supremamente Creativa que hemos tenido que llamar Dios, cuya Voluntad y Poder nada dejan al azar, sino que todo lo sujeta con leyes determinadas, aun el libre albedrío y esta precisión es lo que en la Creación se llama " Orden del Universo ".

La llamada " selección natural " no es sino una " selección artificial ", dado que la verdadera " selección natural " viene impuesta desde el exterior trascendente del Gran Interior, de manera que todo lo que contemplamos en el cielo interestelar, desde nuestro planeta Tierra, son las entrañas y la mente de un gran gigante, tal como un micro ser vivo al vivir en la superficie de uno de los electrones que conforman a la infinidad de átomos de nuestro cuerpo físico, contemplaría  idénticamente como a un ser humano parado sobre el planeta Tierra,  todo el espacio interestelar que en realidad es el cuerpo físico y humano que somos nosotros mismos.

Los humanos han " seleccionado " deliberadamente durante miles de años las plantas y animales que han de vivir y las que deben desaparecer. Asimismo, entidades super humanas deben de  haber " seleccionado " durante la eternidad a las humanidades que han de vivir y las que deben desaparecer, en los diversos mundos del Universo estelar, tal como los Genes lo hacen con las células.

Cuando ante nuestra mesa disponemos de cierta comida, o en nuestro medio ambiente utilizamos normalmente una gran cantidad de ventajas tecnológicas, tenemos que reconocer que su costo real no podríamos pagarlo porque es producto de una larga evolución de la Voluntad humana de nuestra especie. Así ocurre también con los mundos  interestelares,  son producto de una evolución de una Voluntad superior humana ordenada en Jerarquía sin principio ni fin y que hemos tenido que llamar " Dios ".

Las especies animales, vegetales y minerales que actualmente hay sobre nuestro planeta no son casuales ni producto directo de la selección artificial, sino que desde el exterior y con su libre albedrío la humanidad misma las a seleccionado según sus propios intereses y voluntad. Y así a la vez, el libre albedrío de entidades superiores a la humana nos han hecho ser lo que somos.

Es la Mente Creativa lo que da forma y transformación a la materia, de modo que el Universo no es casual sino que todo su proceso evolutivo es impuesto desde el exterior trascendente de un Gran Interior. Más allá de nuestro tiempo-espacio "alguien" cuida de la evolución de la especie humana, porque esa es su Voluntad.

Así como los humanos controlamos la crianza de ciertos animales por considerar deseables sus propiedades, lo mismo ocurre con las especies superiores a nosotros y sin esa intervención de una " Voluntad Divina ", no podría haber reproducciones y evolución de una especie. Así es cómo apoyan, por conveniencia, la reproducción de algunas variedades y se reprime la proliferación de otras.

La selección de las especies no es producto de la casualidad, porque desde el principio se tiene ya el modelo a alcanzar y en función de este modelo es que se establece un plan y se impone un orden en todo tiempo-espacio donde exista vida.

La llamada " materia " no es sino el afuera de todo posible adentro y el orden se da en Centros de dentro del Centros y Centros más poderosos controlando a los inferiores, tanto en lo visible como en lo invisible. Todo lo que nos rodea afuera primero fue concebido adentro según un PLAN.

Las pequeñas mutaciones genéticas que permiten evolucionar a la vida, son controladas y provocadas por una vida superior, de modo que más allá de los " genes " hay una " Mente Superior " que controla todo. Existe entonces, un " condicionamiento " que le da un destino a la vida, pero ese condicionamiento se impone desde el Trascendente exterior del Gran Interior que se establece desde el afuera superior de todo el sistema que una especie pueda considerar como "su propio mundo". Así es como el " Libre Albedrío " y el " Determinismo " son el mismo concepto existencial variando solamente la perspectiva desde donde se está considerando, de manera que todo ser es a la vez libre y determinado al mismo tiempo. Con respecto a lo que " condiciona " es libre y aplica su voluntad como un rey en su reino, pero con respecto a lo que le condiciona está determinado y se le aplica una Voluntad Superior.

La " selección natural " y un " Creador " mas bien que ser antagónicos son perfectamente congruente. Porque la presencia de un " Creador " es una " Causa apriorística " de la vida que de ninguna manera se contrapone al método científico, por el contrario, lo justifica.

Cada ser viviente es creador y creado de acuerdo a la escala de la vida que ocupa, el Universo es finito e infinito, y así como en un ser específico mismo hay principio y fin aunque no lo parece, también el gran ser es sin principio ni fin. Así que el Creador siempre contiene a su creación y la hace evolucionar de acuerdo a lo que él mismo es y ya se encuentra en él mismo " a priori ". Todo lo que hace  es descubrirlo a " posteriori " para poder evolucionar.

El Universo ya ES y El Creador todo lo que hace es usar los medios o materia prima de manera adecuada para manifestar lo que hasta entonces no estaba manifestado.

Siendo la humanidad la especie superior del planeta Tierra, el ser humano es el arquetipo o modelo de toda posible especie y en este sentido, la especie humana es inmortal, sin principio ni fin mientras que todas las otras especies inferiores son sólo una " experiencia psíquica " que se da dentro de la mente de la humanidad misma pues es en función del ser humano que toda otra criatura  terrestre viviente interior existe. Y así ocurre también con el humano mismo que es una simple experiencia psíquica y una posibilidad de vida real con respecto a una especie superior a la humana.

A lo largo de todos los tiempos los seres humanos han contemplado en las estrellas todo su repertorio de símbolos e imágenes que reflejan sus esperanzas y temores. Cada organismo se imagina a Dios de acuerdo a lo que el mismo es.

¿Qué es lo real en el ser humano: Sus manos, su cabeza, sus pies?

 ¿No son reales las cosas externas al ser humano mismo: Los elementos químicos, los rayos interestelares, una piedra o un edificio?

Es sin duda nuestro pensamiento y nuestra actividad mental lo que hace reales las cosas, somos nosotros mismos quienes ponemos allí las cosas.