Gestalt por Brussán - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle

Terapia Gestalt

Recopilación de artículos y demás

Por Bruno Bassán

1

Contiene:

1. Liberación. Declaración Universal. Alejandro Spangenberg. 3

2. La terapia Gestalt.

6

3. ¿Qué es la Terapia Gestalt? Carmela Ruíz de la Rosa. 12

4. Gestalt y Clínica

19

5. Terapia Gestalt: Salud, Enfermedad y... ¿Santidad? Albert Rams.

6. Apuntes sobre Terapia Gestalt. Carmen Vázquez Badín. 25

7. La Deflexión como una Retroflexión “metafórica”. Carmen Vázquez

Badín. 33

8. La depresión: Comparación entre la Gestalt y otros puntos de vista.

Gary Michael Tyson y Lillian Miller Range. 41

9. Ideas para el vivir. Contribución para una actitud “gestáltica”.

Myriam Sas de Guiter. 51

10. Las raíces filosóficas de la terapia Gestalt. 62

11. Friedrich Salomon Perls (1893-1970) Fundador de la Terapia Gestalt.

Sandra Isella, Mª Eugenia Grau y Carlos Rodríguez. 65

12. Joyitas de Perls. Aporte hecho por Jaime Marchant. 72

13. Un homenaje a Laura Perls. (El apoyo terapéutico en Terapia Gestalt) Carmen Vázquez Badín . 75

14. Bibliografía. 88

2

Liberación - Declaración Universal

En acto unilateral e inconsulto

declaro hoy la independencia total de mi ser

De aquí en adelante

habitaré en el territorio libre de mi espíritu

y sentaré las bases para la construcción

de la República Separatista de la Existencia Digna

Libre al fin de toda opresión

no importa donde esté ni que nombre lleve

mi lucha y el sentido de mi vida

estarán en la liberación de los niños

la defensa implacable e inflexible de la naturaleza

y todo lo que existe en este mundo maravilloso

Anarquista y amante me declaro

por tanto no obedeceré a nadie

y no pediré ser obedecido

Mi cabeza inclino sólo ante la muerte

y el misterio infinito de la vida

Mi humildad será la del guerrero

nacida del respeto y el asombro ante la creación

ni más ni menos que todo lo que existe

No habrá poder humano que doblegue mis convicciones

y en mi vida no habrá espacio para las concesiones

salvo para aquellas dictadas por el corazón

y escritas con la mano de la ternura

A mis hijos acunaré con mis propios brazos

y cuando estén listos los dejaré partir

libres como pájaros

3

volando hacia su destino

Sólo ante Dios decreto y reivindico

mi derecho a ocupar un lugar entre los misterios del Universo

y mientras las fuerzas incomprensibles que rigen mi destino

no determinen lo contrario

declaro que viviré mi vida con total intensidad

sin sujetarme al pensamiento ajeno

ni a las condicionantes de la sociedad

y el tiempo en que me haya tocado vivir

Asumiré mi destino cualquiera que éste sea

sin quejas ni renunciamientos

y aunque nunca lo logre

lucharé con todas mis fuerzas

por merecer y no desperdiciar

esta única e irrepetible oportunidad de estar vivo

Como sé que he de morir

cualquiera sea la forma de vida que elija

hoy con plena conciencia

decido vivir una vida con significado

sólo por placer

no porque espere recompensa alguna

Desde hoy en adelante

sólo creeré en los actos de los hombres

y no en sus palabras

Mis enemigos son y serán

los que luchan por la muerte

aprisionan la imaginación

persiguen la belleza

acumulan riqueza

castigan a los niños

humillan a los desposeídos

y pisotean la verdad

Sepan todos ellos que hoy

Ha comenzado la Revolución

Declaro que desde ahora

no me importará estar solo

y que únicamente aceptaré la compañía

de quienes amen la canción y el vino

vivan sin pedir permiso

4

y estén dispuestos a vivir por sus convicciones.

Por último decreto y asumo

mi derecho irrenunciable a existir

y elegir ser quien soy

libre al fin de las identidades heredadas

digo que mi hogar es el mundo

mi hermana la libertad

y que todas las noches

sin el más mínimo pudor hago el Amor

Así termino esta multitudinaria asamblea unipersonal

porque cada hombre que se libera redime a toda la humanidad

donde con absoluta irrespetuosidad

he decidido desobedecer a todos los poderes y autoridades

para convertirme en el único conductor de mi vida

Con toda la autoridad que emana de este acto

ante mí sello y firmo este compromiso

Alejandro Spangenberg

14 Agosto 1989 Año de la Serpiente

5

La Terapia Gestalt

Es de orientación humanista y está dirigida, sobre todo, al desarrollo personal.

Aquí se muestra una breve descripción de esta forma de trabajo.

La Terapia Gestalt, más que una teoría de la psiquis, es un eficaz abordaje

terapéutico y una filosofía de vida que prima la conciencia (awareness, darse cuenta), la propia responsabilidad de los procesos en curso y la fe en la sabiduría intrínseca del organismo (la persona total que somos) para auto-regularse de forma adecuada con un medio cambiante.

Antepone la espontaneidad al control; la vivencia, a la evitación de lo molesto y doloroso; el sentir, a la racionalización; la comprensión global de los procesos, a la dicotomía de los aparentes opuestos...y requiere del terapeuta un uso de sí como instrumento (emocional, corporal, intelectual) que transmita una

determinada actitud vital en vez de practicar únicamente una técnica útil contra la neurosis.

Hay tres premisas que fundamentan la Gestalt como una terapia con sus

aplicaciones en el campo de la Psicología Clínica.

1ª. El darse cuenta: sólo cuando el individuo se da cuenta de lo que hace y de cómo lo hace podrá cambiar su conducta.

2ª. La homeostasis: proceso mediante el cual el organismo interactúa con el ambiente para mantener el equilibrio.

3ª. El contacto: es imprescindible para el crecimiento y el desarrollo del ser humano.

1. Darse cuenta

El darse cuenta es la capacidad que tiene cada ser humano para percibir lo que

está sucediendo, aquí y ahora, dentro de sí mismo y del mundo que le rodea.

Dentro de esta experiencia en el aquí y el ahora, se pueden distinguir tres tipos de darse cuenta, que se denominan como "áreas del darse cuenta" o "zonas de contacto".

a) El darse cuenta del mundo o zona externa

6

Se relaciona con el contacto sensorial. Nos permite ponernos en contacto con los objetos y acontecimientos del mundo que nos rodea, de todo aquello que está

fuera y de lo que ocurre más allá de nuestra piel.

Fórmulas: "Yo veo, toco, oigo, huelo,..."; "yo percibo, aquí y ahora,...";...

b) El darse cuenta de sí mismo o zona interna

Comprende todas aquellas sensaciones y sentimientos que ocurren dentro de

nosotros. Nos permite ponernos en contacto con nosotros mismos.

Fórmulas: "Yo siento, me siento..."; "yo siento, aquí y ahora,...";...

Para ponerse en contacto con uno mismo es conveniente hacerse las siguientes

preguntas: ¿qué estoy sintiendo?, ¿dónde lo estoy sintiendo?, ¿cómo lo estoy

sintiendo?.

c) El darse cuenta de la fantasía o zona intermedia

Incluye toda la actividad mental (pensar, imaginar, recordar, planificar,...). Nos permite ponernos en contacto con nuestras fantasías.

Fórmulas: "Yo pienso, imagino, recuerdo, deseo,..."; "yo pienso, aquí y ahora,...";...

2. Homeostasis

Ningún organismo es autosuficiente, sino que en todo momento forma parte de

un campo que lo incluye tanto a él como a su ambiente.

Este equilibrio homeostático (o proceso de autorregulación) es sinónimo de

salud, puesto que si el organismo permanece en estado de desequilibrio con su

entorno durante mucho tiempo enferma, al no poder satisfacer sus necesidades.

3. Contacto

Cada persona tiene su espacio vital dentro del cual, y dependiendo del

momento, puede recibir o abrirse a determinadas personas, pero nadie puede

invadir su espacio. Si esto ocurre, nos sentimos amenazados en nuestra

integridad e individualidad.

Cuando hacemos demasiado hincapié en sostener rígidamente ese espacio

vital, corremos el riesgo de reducir el contacto con los demás. Esta reducción del contacto conduce al hombre a la soledad que, sin embargo, elige como

opción más segura y menos generadora de angustia. La mayoría de las veces

esta reducción del contacto se realiza por temor o miedo y, aunque el deseo

de contactar con los demás sea grande, ese temor que sentimos cuando

alguien se acerca nos impide retirar nuestros límites y abrirnos.

7

Cuando sucede lo contrario, es decir, cuando nuestro yo está en continuo

contacto con el mundo, mostrando una extraversión compulsiva, se pierde esa

intimidad creativa y de concentración, diluyéndose los límites del yo,

haciéndose a veces difícil distinguir entre el ambiente y el yo.

El trabajo guestáltico

El objetivo de un encuentro guestáltico es descubrir e incrementar el darse cuenta; no está diseñado para lograr una catarsis, aunque si la expresión es honesta no se interfiere con ella.

El terapeuta se centra en el "qué" y "cómo". Qué y cómo proceden de la observación exacta, por qué conduce a la especulación.

Pasos por los que atraviesa un experimento o

trabajo guestáltico:

1º) Preparación del campo de trabajo.

a) Tener la voluntad de explorar la perspectiva de la otra persona.

b) No interrumpir a la persona, sino permitirle que desarrolle los sentimientos e ideas que espontáneamente surjan en él, en ese momento, con el propósito de

entender más plenamente que está sucediendo con el paciente.

2º) Negociación o consenso entre el terapeuta y el paciente.

a) Hacer saber al paciente que la terapia guestáltica implica experimentación.

b) Que el paciente acceda a llevar a cabo la experimentación.

c) Hacer notar al paciente que no está solo en este proceso, sino que el terapeuta lo acompaña en su aventura.

3º) Generación de autoapoyo tanto para el paciente como para el terapeuta.

El terapeuta debe establecer las condiciones tanto en su cuerpo como en el

ambiente, que den un apoyo óptimo para él y para el paciente (cuidar su

posición, su respiración, así como los distractores potenciales; de tal manera que 8

todo lo que de él emane esté bien fundamentado y plenamente basado en su

organismo total).

4º) Exploración del nivel del darse cuenta.

Sólo cuando el terapeuta puede atender a la conducta no verbal del paciente y,

casi en forma simultánea, a sus propias sensaciones, será capaz de tener una

figura clara de lo que está sucediendo con él y con el paciente.

5º) Graduación y selección del experimento.

a) Focalización (da el proceso y la dirección de la sesión terapéutica) y Tema (da el contenido de la misma). Un tema traerá a colación otro y otro, de entre los que el terapeuta escogerá el que considere más importante.

b) Graduar el nivel de dificultad del experimento, para alcanzar el nivel óptimo de ejecución para el paciente en ese momento.

6º) Localizar y movilizar la energía congelada en el paciente.

Encontrar dónde está activada la energía del paciente o dónde está estancada

(por lo general, una persona va a tener la necesidad de sacar a flote áreas de su vida en las que ha invertido grandes cantidades de energía o donde, por el

contrario, siente una carencia de esta).

7º) Focalización.

Para poder desarrollar un experimento o trabajo terapéutico se necesita

encontrar un suceso que necesite seguimiento o ser trabajado. La focalización

será la que defina el proceso a llevar a cabo y la dirección que este tendrá

durante la sesión terapéutica.

8º) Actuación.

Actuar la situación inconclusa que está emergiendo en la conciencia

generalmente conlleva un alto grado de ansiedad, que tiene la posibilidad de

expresarse libremente dentro de la actuación, lo que favorece que la energía

antes bloqueada pueda al fin expresarse.

9º) Relajación.

9

a) En posición cómoda, respirar profunda y lentamente hasta lograr un estado

de serenidad interior.

b) Enfocar la atención en cada una de las partes del cuerpo.

10º) Asimilación de lo sucedido.

a) Preguntarle al paciente cuál fue su experiencia.

b) Facilitar que integre esa vivencia en su vida diaria.

Trabajo con las polaridades

Todo evento se relaciona con un punto cero a partir del cual se realiza una

diferenciación de opuestos. Estos opuestos manifiestan, en su concepto

específico, una gran afinidad entre sí. Al permanecer atentos al centro, podemos adquirir una capacidad creativa para ver ambas partes de un suceso y

completar una mitad incompleta. Al evitar una visión unilateral logramos una

comprensión mucho más profunda de la estructura y función del organismo.

En términos de polaridades, los sentimientos negativos suelen coincidir con

el opuesto que no logra emerger como figura y desequilibra la percepción de

su otra polaridad (la aceptada y aceptable). Las emociones negativas son ciertamente esenciales para la dicotomía de la personalidad. No sólo tenemos el

deber de exponerlas, sino también el de transformarlas en energías

cooperadoras. Durante este proceso encontramos una fase transitoria: el disgusto, vía la codicia, se transforma en discriminación; la ansiedad, vía la excitación, en un interés específico como la hostilidad, excitación sexual,

entusiasmo, iniciativa, etc. ; el miedo, vía la sospecha, se transforma en experimentación, esto es, en una ampliación de las órbitas de la propia vida; y la vergüenza, vía el exhibicionismo, en autoexpresión.

La filosofía básica de la terapia gestalt es la diferenciación e integración de la naturaleza. La diferenciación conduce por sí misma a polaridades. Como

dualidades, estas polaridades se pelearán fácilmente y se paralizarán

mutuamente. Al integrar rasgos opuestos, completamos nuevamente a la

persona. Por ejemplo: debilidad y bravuconería se integran como una silenciosa firmeza. Tal persona tendrá la posibilidad de ver la situación total (una gestalt) sin perder los detalles. De este modo, obtiene una mejor

perspectiva que le permite enfrentar la situación mediante la movilización de

sus propios recursos.

10

Trabajo con los sueños.

Los sueños ocupan un lugar especial en la terapia gestalt por la inmediatez con

que pueden ser vividos y experimentados por el soñante.

La técnica que se utiliza para trabajar los sueños y llegar a darse cuenta de su significado para la persona que sueña, consiste en (1º) pedirle primeramente al soñante que relate el sueño en primera persona y en presente; es decir, que lo relate como si estuviera pasando en este mismo momento. Mediante este

sencillo mecanismo, la persona se compenetra más íntimamente con su sueño

que si habla simplemente de él. (2º)A continuación, se trata de localizar el sueño en el espacio, distribuyendo las distintas partes de que se compone como si se estuviera representando en un escenario. Así, el sueño se convierte en una experiencia nueva y viva que hace que la persona adquiera un mayor

compromiso con lo que está sucediendo en su sueño.

Se trata de que la persona se dé cuenta de aquellas partes suyas que están

proyectadas, ya sea en personas, en objetos o conceptos. La alienación se produce cuando la persona niega la existencia en ella de partes que le

pertenecen. "Ese no soy yo" decimos cuando algunos aspectos de nosotros no nos gustan. Esto empobrece al individuo y sus intercambios con el mundo se

hacen más reducidos y deformes. Pero los sueños no son simples proyecciones,

sino que también podrá verse a través de él, el tipo de contacto que está

estableciendo el paciente con los demás, la activación de sus angustias, temores y todas las características que puede asumir el contacto en cada persona y en

cada momento.

11

¿Qué es la terapia Gestalt?

Carmela Ruiz de la Rosa

INTRODUCCIÓN

La Palabra Gestalt se traduce como “forma” o “configuración”. La gestalt se refiere a los fenómenos de percepción, estudiados por investigadores

alemanes que demostraron el carácter global de la percepción, como una

totalidad que integra figura y fondo.

La figura es aquello que se percibe como sobresaliente en el campo

perceptual, y que tiene una forma definida; mientras que el fondo es algo

indefinido, cuya función es servir de base envolvente a la figura. (Por

ejemplo una charla de un bar y logotipo I.P.G.).

Esta relación figura-fondo es dinámica. Si la figura capta la atención del

observador, la gestalt será definida, y el fondo tendrá escasa presencia. Por

ejemplo, cuando quiero echar una carta, y busco un buzón en la calle. El

buzón es una figura emergente del fondo indiferenciado del paisaje urbano.

Luego, cuando el objeto pierda interés para el observador, se confundirá de

nuevo con el fondo, del cual podrá emerger otra figura distinta, y así

crearse una nueva gestalt, una nueva entidad perceptiva.

Esta noción de organización de lo perceptivo se extendió posteriormente a

lo mental. Se descubrió que los pensamientos, sentimientos y recuerdos se

organizan también en gestalts, con una figura dominante sobre el fondo.

Esta organización dependerá de las motivaciones o necesidades de la

persona.

Así, por ejemplo, cuando me enfado, mi ira es la figura relevante que

destaca del fondo constituido por mis sentimientos, pensamientos,..

Igualmente el color de la cara, las mandíbulas apretadas, los puños

cerrados...son la figura que ocupa totalmente el campo de percepción

corporal.

Cuando se me pasa el enfado, cuando ha encontrado su forma de

expresión o de reconocimiento, entonces emerge de mi campo de

conciencia otra gestalt, que podría ser un sentimiento de cariño por la

persona con quien antes me enfadé o una mayor serenidad y comprensión

de la situación.

Pero si mi enfado, por la razón que sea no pudo expresarse, o ni tan

siquiera reconocerse, se quedará enquistado, como un resentimiento

pendiente, tanto en lo físico como en lo emocional. A menudo

12

experimentamos reacciones ante personas o situaciones cuyo origen

desconocemos y probablemente tengan que ver con situaciones pendientes

o sentimientos no expresados.

Cuando ocurre que una experiencia no se completa, queda una gestalt

inconclusa, y la persona no puede estar disponible para otra experiencia, o

sólo tendrá una disponibilidad parcial hasta que complete dicha

experiencia. En tanto que la gestalt no esté concluida, la persona tenderá a

repetirla en un intento de resolución.

Por ejemplo, en todos los trabajos realizados termino siempre peleándome

con el jefe. Es probable que esté repitiendo un esquema antiguo de

comportamiento infantil.

Otra manera de explicar las pautas repetitivas de comportamiento es que

en su momento las aprendimos para sobrevivir y adaptarnos a una

situación. Y aunque en el presente no sean adecuadas seguimos

repitiéndolas por lo que la necesidad seguirá insatisfecha. Por ejemplo, “el

refrán del pobre: reventar antes que sobre”.

Frente a esta manera de repetirse, la terapia Gestalt enseña a la persona

que puede cambiar y ampliar sus recursos, eligiendo el más conveniente

para ella.

PRINCIPIOS DE LA PSICOTERAPIA GESTALT

La psicoterapia Gestalt es una corriente dentro de la psicología humanista y

se caracteriza porque considera que la persona cuenta con los recursos

necesarios y suficientes para vivir feliz. Y desde esta perspectiva, el

terapeuta no es sino el que acompaña a la persona en el proceso de

descubrimiento personal. No da consejos ni consignas, sino herramientas para explorar nuestra vida y encontrar las propias soluciones.

Se valora el aquí y ahora, es decir, la actualidad, el presente, lo que a la persona le está ocurriendo en este momento de su vida.

Es obvio que muchas veces hablamos de acontecimientos del pasado o

expectativas hacia el futuro, sin embargo en Gestalt estos recuerdos o

expectativas se traen al presente, para darnos cuenta de cómo está

repercutiendo en el momento actual.

Por ejemplo, un duelo no resuelto por una muerte o una separación

amorosa, observamos cómo está influyendo y cómo continua vivo en el

presente aunque pertenezca al pasado. A veces una película nos trae a la

memoria asuntos del pasado.

De igual modo el miedo al futuro nos puede incapacitar y es conveniente

darse cuenta de qué tiene que ver con los miedos u otras emociones del

13

presente. Por ejemplo, los hijos que nunca terminan la carrera o que no

encuentran trabajo por miedo a enfrentarse a las responsabilidades de la

vida adulta.

En la terapia Gestalt se valora, también, el darse cuenta, es decir, la

capacidad que tiene cada ser humano para percatarse de lo que está

sucediendo dentro de sí mismo y en el mundo que lo rodea.

El ponerse en contacto con uno mismo y darse cuenta de lo que realmente

uno siente y desea, es el primer paso para conseguir lo que queremos.

Podemos distinguir 3 aspectos en el darse cuenta:

· Darse cuenta de sí mismo, es decir de la zona interna, que comprende todos aquellos acontecimientos que ocurren dentro de uno mismo :

sensaciones, sentimientos, emociones...

· Darse cuenta del mundo exterior o zona externa que incluye todo lo que está fuera, más allá de mi piel. Se relaciona con los sentidos : lo que oigo,

veo, toco, huelo....

· Darse cuenta de la zona intermedia o zona de la fantasía, que abarca todas las actividades mentales : pensar, adivinar, imaginar, planificar,

recordar, anticipar.

Por último, se fomenta la integridad y responsabilidad de las personas. La gestalt invita a tomar conciencia de lo que nos está sucediendo en cada

momento, sin pretender cambiarlo , detenerlo o evitar algo que hay en mí

y que no me gusta.

Cuando nos ponemos en contacto auténtico con lo que sentimos, el

proceso de cambio se produce por sí solo. El frustrarse con exigencias de ser distinto de lo que se es, sólo nos lleva a sensaciones de malestar. Por

ejemplo, a veces estamos enfadadas con el marido por algo que hizo que

nos molestó. Si me exijo estar amable sin sentirlo mi resentimiento va a ir

creciendo y cada vez me sentiré más alejada. Si por el contrario me doy

cuenta de lo que me está pasando y lo expreso es posible que el

resentimiento desaparezca y el cariño vuelva sin forzarlo.

Una manera de asumir la responsabilidad es dejar de culpar

sistemáticamente a los demás por lo que nos impiden hacer y asumir que,

más a menudo de lo que creemos, “Si quiero, puedo”.

EL CICLO DE LAS NECESIDADES

Para satisfacer sus necesidades la persona sigue un ciclo llamado de

autorregulación, que se recorre en siete etapas:

14

1. Sensación: La persona experimenta un déficit del organismo, por ejemplo, sequedad de boca.

2. Toma de conciencia: La persona pone nombre a la necesidad. En el caso del ejemplo, tengo sed.

3. Energetización: La persona se prepara para la acción, en nuestro caso, decidir qué es lo que quiero y dónde voy a conseguirlo.

4. Acción: Dirigirse al objeto que satisface la necesidad.

5. Contacto: Es el encuentro, la unión, es decir, beber el vaso de agua.

6. Consumación: Supone conducir el proceso hasta su plena realización.

No quedarse a medias.

7. Retirada: La plena satisfacción de la necesidad emergente lleva a un periodo de repliegue hacia uno mismo hasta que surge otra nueva

necesidad.

Sólo se está disponible para las necesidades emergentes cuando se

completaron las anteriores. Por ejemplo, si me voy a la cama con sed

hasta que no bebo no puedo dormir.

Este ciclo se repite, no sólo en lo fisiológico sino también en lo psicológico,

una y otra vez de manera espontánea y podemos interrumpirlo

inconscientemente por muchos factores. Por ejemplo, a menudo nos

encontramos con normas sociales o familiares que interfieren en la

satisfacción de nuestras necesidades. ¡Cuántas veces hemos ido de visita, o

a un cumpleaños, incluso a un velatorio, sin que nos apetezca y hemos

dejado de hacer lo que realmente queríamos!.

Nuestra necesidad se ve, a menudo, interferida por mensajes familiares.

Por ejemplo, si nuestra madre nos dijo que una mujer debe ser siempre

sumisa, complaciente y servicial con su marido, aunque estemos cansadas

o en desacuerdo o enfadadas, seguiremos actuando tal como ella nos dijo,

aunque sea perjudicial para nosotras.

LAS POLARIDADES

Otro modo de interferir en la satisfacción de nuestros deseos y

necesidades es pensar que no somos capaces de realizar determinadas

tareas o actividades, porque nos sentimos inútiles o inadecuados por

nuestra cultura o nuestra edad, o cualquier otra característica personal.

Nos identificamos con una forma de ser concreta y rechazamos todo lo que

no cuadre con esa imagen. Por ejemplo, si me considero una persona torpe

no me meto a aprender nuevas cosas aunque me apetezca. Si me considero

15

una persona “fuerte” no puedo apoyarme en otras personas y compartir

mis penas.

En Gestalt entendemos que la persona es un todo indivisible y que en la

medida en que somos capaces de asumir esos aspectos negados, nuestro

funcionamiento será más sano. Todos somos al mismo tiempo listos y

torpes, fuertes y débiles, buenos y malos, cariñosos y agresivos y la salud

consiste en poder emplear una u otra característica en función de la

situación ante la que se está. Por ejemplo, si alguien me está amenazando responder cariñosamente no es lo más adecuado a la situación.

Todas las emociones son valiosas para el ser humano porque nos dan

información acerca de lo que nos está ocurriendo a nosotros y a nuestro

alrededor , de ahí que sea tan importante recuperar las emociones que

consideramos negativas: alegría, tristeza, agresividad, deseo sexual,...

Estos aspectos rechazados nos cuesta sacarlos porque nos disgustan, o nos

dan vergüenza o miedo o ansiedad. La terapia invita a vivir plenamente

cada aspecto de lo que llamamos una polaridad: ser flexible-ser firme, ser alegre-ser triste, interesarse por lo de dentro del hogar y por lo de fuera.

La polaridad no aceptada se sepulta o bloquea por temor a lo que podría

desencadenar, como ocurre por ejemplo en el temor bastante generalizado a

hacerse cargo de la propia agresividad y a manifestarla.

Una de las polaridades básicas a descubrir es la llamada: perro de arriba y

perro de abajo. El perro de arriba representa las normas dadas por padres, maestros, y personas importantes de nuestra vida, mientras que el perro de

abajo se rebela ante dichas exigencias. Por ejemplo, las exigencias sobre las tareas de la casa y las constantes excusas para no hacerlo que ponen los

hijos. Este mecanismo aprendido en la relación con las figuras de autoridad

se produce constantemente en nuestro interior. (Ejemplo: debería llamar a

la cuñada-no quiero porque es una pesada).

S

ALUD Y PATOLOG ÍA

Como se desprende de todo lo dicho hasta ahora, la salud tiene que ver con la capacidad de contactar, con lo interno y con lo externo para así conocer la realidad.

La salud también es aceptación e integración de lo que somos, de nuestros sentimientos, pensamientos y conductas, aunque a veces nos resulten

contradictorios.

Y, por último, la salud supone la posibilidad de ampliar nuestros recursos

en lugar de repetir siempre lo mismo que aprendimos y que en su momento

nos sirvió, pero que ahora es excesivamente rígido.

16

La enfermedad , por contra, aparece cuando no hay un bueno contacto ya

sea con el mundo interno o externo, cuando negamos características o

aspectos personales que nos pertenecen y cuando nuestro comportamiento

es excesivamente rígido o repetitivo frente al comportamiento saludable

que tiene mayor flexibilidad y creatividad.

L

OS RECURSOS T ÉCNICOS

La gestalt emplea diversas técnicas para ayudar a la persona. La más

conocida es la llamada “silla caliente”. Se trata de situar frente a la persona una silla vacía donde se coloca imaginariamente a la persona con la que

tenga el conflicto o bien un aspecto de si misma rechazado, estableciendo

un diálogo que le lleve a la resolución del conflicto o a la integración del

aspecto rechazado.

Otro de los recursos con los que cuenta el terapeuta gestáltico son las

fantasías dirigidas que nos sirven para explorar temores, darnos cuenta de lo que nos pasa y, a menudo, a encontrar soluciones a situaciones

aparentemente sin salida.

Trabajamos los sueños no interpretándolos según un significado fijo sino

facilitando que la persona descubra el mensaje que tiene para ella lo que ha

soñado.

Utilizamos también herramientas artísticas, como el dibujo, la poesía, o el baile y para nosotros la atención al cuerpo supone una referencia básica

para comprender que le está pasando a la persona.

En el trabajo terapéutico, ya sea individual o en grupos de crecimiento

personal, no atendemos sólo a lo verbal, a las palabras que se dicen, sino

también a lo corporal, a todo lo que se expresa mediante gestos, actitudes,

movimientos, etc. que completan el sentido de lo que las personas

comunican.

PARA QUE SIRVE LA TERAPIA GESTALT

No es preciso sentirse enfermo para solicitar ayuda psicológica;

simplemente hay periodos de crisis en la vida en los que la persona hace

balance de lo vivido y se replantea nuevos valores o formas de vida. Puede

ocurrir que este sea un proceso gradual de maduración o que se deba a un

suceso más externo o repentino como puede ser la muerte de un ser

querido, un divorcio o la pérdida de un trabajo.

En estos momentos, la ayuda que te prestan las personas cercanas puede no

ser suficient0e y no por la falta de interés o de cariño, sino porque la propia

cercanía impide una visión más objetiva o imparcial de las situaciones.

17

Las personas acuden a terapia por malestar o insatisfacción en sus vidas. A

menudo refieren que tienen ansiedad sin saber porqué o que no duermen,

que lloran por cualquier cosa, que no tienen ilusión por nada como ocurre

en las depresiones. Muchas personas asisten a terapia coincidiendo con una

crisis con su pareja o en su familia. Los jóvenes se presentan por problemas

en los estudios o en las relaciones con los demás, porque no saben qué

hacer con sus vidas, falta de alicientes, etc.

A la terapia gestalt acuden no solamente personas en crisis sino también

personas que desean mejorar su calidad de vida que, a través del trabajo en grupos de crecimiento personal incrementan la satisfacción que

experimentan en su vida cotidiana. En este tipo de trabajo se exploran las

relaciones interpersonales, descubriendo qué limites nos impiden

disfrutar del contacto con los demás o con nosotros mismos, abriéndonos

a experiencias e intereses hasta ahora desconocidos.

En definitiva, la terapia gestalt persigue la felicidad de los seres

humanos, pretende aceptar a la persona sin excusas, sin juicios, sin valoraciones, respetando el ritmo y el proceso de cada uno. No se trata de

empujar a la persona sino de acompañarla.

18

Gestalt y clínica

La psicología de la gestalt se transforma en Psicoterapia cuando F. Perls

introduce el concepto de motivación.

Hay tres premisas que fundamentan la Gestalt como una terapia con sus

aplicaciones en el campo de la Psicología Clínica.

1) La primera premisa es el darse cuenta, que tiene que ver con el "qué" y el

"cómo" de la conducta y no con el "porqué". Sólo cuando el individuo se da cuenta de lo que hace y de cómo lo hace podrá cambiar su conducta. Esto

introduce un cambio sustancial en el modo de concebir al paciente, el cual pasa de echar la culpa de lo que le sucede a algo o alguien externo a hacerse

responsable de sus conductas y de sus consecuencias.

2) La segunda es la homeostasis, que Perls identificó con autorregulación organísmica y lo definió como el proceso mediante el cual el organismo

interactúa con el ambiente para mantener el equilibrio.

3) La tercera es el contacto, que ya va implícito en la anterior premisa de homeostasis. El contacto es imprescindible para el crecimiento y el desarrollo

del ser humano.

Salud y enfermedad

La salud y la enfermedad vendrán determinadas, pues, por una alteración en

cualquiera de estas tres expresiones del ser humano. A partir de esa

concepción, la persona que asiste a terapia ya no es un enfermo irrecuperable y

la enfermedad no es una fijación en una etapa infantil –como lo era para el Psicoanálisis– o una mera conducta observable –como lo era para las terapias conductuales–, sino un desajuste en el intercambio con el ambiente.

Los objetivos de la Terapia Gestalt son:

- Pasar del apoyo externo al autoapoyo.

- Aprender a darse cuenta de lo que hace y cómo lo hace (auto-

responsabilidad).

19

- Lograr la mayor integración posible, ya que esto facilita el crecimiento y desarrollo del individuo.

- Fomentar en el paciente una actitud activa y responsable que le permita

aprender a observar sus conductas y a experimentar otras nuevas.

Lo novedoso de la terapia Gestalt

Hay mucho de novedoso en la Terapia Gestalt y en su abordaje desde la

práctica clínica. A saber:

1. Concepto de "paciente" como persona que viene a terapia en contraposición con el "enfermo incurable".

2. La cualidad del terapeuta como el que "enseña a aprender".

3. El proceso terapéutico como experiencia de contacto esencialmente

fenomenológico.

En cuanto al primer punto, la persona es tratada como una totalidad y es co-

responsable del proceso terapéutico; es por eso que ha de ser particularmente

activo y capaz de descubrir y lograr sus objetivos a través de sus propios

esfuerzos.

un terapeuta gestáltico:

No interpreta, no condiciona ni descondiciona: acompaña. Atiende a la conducta, no a los mentalismos. Atiende al darse cuenta y no a preguntas

especulativas; al aquí y ahora en lugar del allá y entonces.

Tiene un estilo directo y activo en el trabajo terapéutico y una preocupación por crear una relación horizontal. Paciente y terapeuta son dos personas

embarcadas en una tarea en la que el foco de atención es el paciente; no se

fomenta la dualidad de que el sano es el terapeuta y el enfermo el paciente.

El uso del terapeuta como herramienta de cambio, el que apoya lo genuino y

confronta lo neurótico del paciente. Sus devoluciones oscilan entre el apoyo y la frustración.

Por último, un terapeuta gestáltico no le dice al paciente lo que ha descubierto acerca de él, sino que le enseña a aprender acerca de sí mismo.

20

En lo que se refiere al proceso terapéutico, éste no es un producto terminado sino que ha generado una persona que ha aprendido a desarrollar el "darse cuenta" que necesita para solucionar sus propios problemas. El criterio de éxito no es la aceptación social, sino el incremento de la capacidad de darse cuenta del paciente, que se ve reflejado en un aumento y recuperación de su

vitalidad y en una conducta más integrada de acuerdo a sus necesidades

esenciales y a sus posibilidades.

La última aportación a la que quiero referirme está contenida en una frase de

Perls: "La Terapia Gestalt es algo demasiado bueno como para acotarlo

exclusivamente a los neuróticos”.

21

Terapia Gestalt:

Salud, Enfermedad y ... ¿Santidad?

Por Albert Rams

En toda filosofía terapéutica subyace una idea de salud, y es hacia ese

lugar adonde el terapeuta orienta o hace encaminar, de uno u otro modo,

a su paciente. Asimismo, subyace una idea de enfermedad que, además

de utilidades diagnósticas y pronosticas, implica a toda la estructura o

pautamiento del proceso terapéutico. Entonces: ¿ qué es estar sano y qué

es estar enfermo...?.

El punto de vista del enfoque gestáltico se caracteriza en mi opinión

por incidir en tres aspectos fundamentales : la capacidad de “ser

sustantivamente” en lugar de “ser adjetivamente”; un ritmo de

contacto-retirada pleno, fluido y adecuado a la necesidad dominante

del individuo; y el tránsito del heteroapoyo al autoapoyo, del apoyo

ambiental al autosoporte.

Fritz Perls (1893-1970), el fundador de la Terapia Gestalt, entiende la neurosis –y por extensión la enfermedad psicosomática– como una

estrategia de evitación del dolor psíquico que lo transforma,

paradójicamente, en sufrimiento crónico. Y el dolor más grande fue

seguramente el dolor de no ser, la temprana experiencia de separación de

Aquello que fue nuestro origen y será nuestro destino.

1) Es decir que la salud pasa en primer lugar por la consciencia de ser, más allá de cómo uno sea a cada momento. La enfermedad empieza

cuando uno decide “...Esto no lo pensaré, esto no lo sentiré y esto no lo

haré… porque produce dolor, desagrado o disforia… y esto, o así, no soy

yo...”. Y “…Esto sí lo pensaré, esto sí lo sentiré, o esto sí lo haré… porque

produce placer, agrado o euforia… y esto, o así, soy yo”. Aunque también

puede ser justo al revés. De tal suerte que se produce, en todo caso, una

escisión fundamental entre el ser en sí y el ser de una u otra manera

específica (poco importa cuál), con toda la carga y el esfuerzo al que uno se condena para mantener la barrera que garantiza la escisión.

Así pues, el estado saludable requiere de la no identificación del ser o

del no-ser con ningún aspecto de uno mismo en particular. Fritz utiliza

un hermoso concepto para explicar esto, el de “nothingness”, palabra

22

compuesta por “nothing”, nada o ninguna cosa, y el sufijo “ness”, que lo

sustantiva. Su traducción literal sería “nadidad”, “cualidad de la nada”, o

“capacidad de ser nada”.

El camino hacia la salud pasará entonces por volver a poseer las partes

desposeídas o alienadas de la personalidad, sobre todo aquéllas que

uno colocó en el cajón de “esto no soy yo”. Ese proceso conduce a una

autoactualización, lo cual faculta , tal como señala Fritz, para vivir cada

nueva situación del presente como nueva que es, yendo más allá de los

automatismos y condicionamientos con los que uno vivió hasta ese

momento, y que hacen reaccionar frente a una nueva situación con un

patrón viejo y crónico, como si fuera “aquella otra”.

2) El segundo criterio de salud para Perls es la adquisición de un ritmo de contacto-retirada con el entorno pleno, fluido y adecuado a la

necesidad dominante del individuo. Pleno, puesto que el neurótico se

caracteriza por no hacer ni un verdadero contacto ni una verdadera

retirada. Fluido y adecuado porque la interacción individuo/entorno es

siempre cambiante, y no valen programas prefijados ni actitudes

rígidas . El precio de querer ahorrarse la atención constante, de querer

economizar pilas de la linterna del estar presente en el aquí y ahora de lo

que uno experimenta –de ser consciente de lo uno vive, piensa o hace; y

de responsabilizarse de todo ello–, suele ser la interrupción del contacto, el ausentarse; la consiguiente victoria del automatismo egoico sobre el

verdadero estar, y su consecuente carga de malestar o enfermedad.

3) El tercer criterio, ligado íntimamente con lo que acabo de comentar, es el tránsito del heteroapoyo al autoapoyo, del apoyo ambiental al

autosoporte. Dirigirse hacia la salud es pues, desde este tercer aspecto, el

proceso por el cual el individuo aprende a caminar sobre sus propios

pies, solicitando del entorno lo verdaderamente necesario en una

perspectiva de interdependencia, pero no lo innecesario y

manipulativo. Así que podemos entender el carácter –la estructura fija, repetitiva y crónica con la que nos identificamos cuando éramos niños

como el conjunto organizado de los medios de manipulación

aprendidos para obtener apoyo actualmente innecesario. Y el

autosoporte o maduración, como compuesto de “...disminución del

apoyo ambiental, aumento de la tolerancia a la frustración, y

desmoronamiento de roles infantiles y adultos…”.

Me parece que los tres criterios citados se reúnen, en realidad, entorno a algo que los engloba y que podríamos entender como una disolución del ego, o personalidad adquirida. Claro, si constato que sigo viviendo sin aquello que se suponía que era 23

imprescindible y que, en parte, constituía mi identidad (el apoyo ambiental realmente innecesario, conseguido fundamentalmente a base de manipulaciones); si sobrevivo a aquello tan terrible (que me digan que no, que no haya aquello... y en general a la disforia); si experimento que yo soy algo más que mis máscaras… entonces no tengo más remedio que concluir que yo soy algo más o algo menos, en todo caso algo

diferente, de lo que creía ser. Transitar estos momentos con consciencia nos permite cambiar el punto de vista subjetivo, preñado de automatismos distorsionadores de nuestra realidad interna y externa, por un punto de vista más próximo a lo que

Friedlander definía como el punto cero o punto de “indiferencia creativa”, en el que, a través de la atención al vacío interpolar, muchas más opciones de una

determinada situación o de una determinada respuesta son posibles y aceptables como propias.

Recordando por último que “sano” y “santo” comparten el mismo campo semántico –y que ambos vienen a significar “íntegro”– ¿no será ésta de Perls una hermosa manera de entender la santidad…?.

Apuntes sobre Terapia Gestalt

Carmen Vázquez Bandín

24

La Terapia Gestalt estudia las relaciones que se dan en la frontera

entre el organismo y su entorno, esta relación es el contacto. La relación

es sociocultural, animal y física.

Si estudiamos solo el organismo y sus aspectos, estaremos haciendo

psicología, fisiología, anatomía, etc. o cualquier otra disciplina que se

refiera solo al organismo.

Si estudiamos solamente al entorno, estaremos haciendo sociología,

antropología, historia, etnología, etc. o cualquier otra disciplina si se

refiere a los seres humanos en su conjunto, o zoología, botánica,

meteorología, etc. si se refiere a cualquier otro aspecto del entorno en sí

mismo.

El proceso de hacer y retirarse del contacto en la frontera-contacto

es la experiencia. Y "todo contacto es el ajuste creativo entre el organismo y el entorno" . La creatividad y el ajuste, son dos polos. Si solamente hubiera creatividad no tendríamos en cuenta el entorno. Solamente con el ajuste

estaríamos excluyendo al organismo. Por lo tanto, se necesitan el uno al

otro. La espontaneidad es la capacidad de captar, de entusiasmarse y de

crecer con lo que es interesante y nutritivo en el entorno. Solo la novedad

es nutritiva. Pero sin asimilación no se sobrevive. El resultado de

sobrevivir, su consecuencia, es el crecimiento.

" El contacto es la realidad más simple e inmediata" . Es la consciencia inmediata y el comportamiento motor hacia la novedad asimilable y

también el rechazo de la novedad no asimilable. Ya que solamente la

novedad es nutritiva. Y cuando estamos hablando de consciencia

inmediata y respuesta motora, estamos incluyendo "el deseo y el rechazo, el acercarse y el evitar, la sensación, el sentimiento, la manipulación, la

comunicación, … y todo tipo de relación viva que tiene lugar en la frontera, en la interacción del organismo con el entorno".

El proceso de un ajuste creativo a un nuevo material o a nuevas

circunstancias incluye siempre una fase de agresión y de destrucción, ya

que es mediante el acercamiento, la apropiación de y la alteración de las

estructuras antiguas como lo desigual se convierte en igual.

Un organismo vive fundamentalmente en su entorno manteniendo

su diferencia y asimilando el entorno para nutrir su diferencia y es en la

frontera donde realiza sus intercambios.

"El contacto, la actividad que tiene como resultado la asimilación y el crecimiento, consiste en la formación de una figura de interés que se destaca contra un fondo o contexto del campo organismo/entorno".

La terapia consiste, por lo tanto, en analizar la estructura de la

experiencia real, en el aquí y ahora de la situación presente, "sea cuál sea el grado de contacto que se tenga" ; no tanto lo que se está experimentando, recordando, haciendo, diciendo, etc. sino cómo es recordado lo que se

25

recuerda, ó cómo se ha dicho lo que se ha dicho, con qué expresión facial, con qué tono de voz, qué sintaxis, qué postura, qué sentimiento, qué omisiones, qué atención o falta de atención se tiene hacia la otra persona.

Esto acrecienta el contacto, amplía la consciencia inmediata o awareness de la vivencia de la relación organismo/entorno en el aquí y ahora de la

situación real y energetiza el comportamiento, dando lugar

a una ge

stalt

fuerte, que es, por sí misma, curativa ya que es

"la

integración creativa del

p roblema" .

Ninguna realidad es indiferente o neutra.

El Self

Hablamos de ajuste creativo como la función esencial del self, o

mejor dicho, "el self es el sistema de ajustes creativos" . Ya que el self solo se descubre y se realiza a sí mismo en el entorno. "Y vamos a considerar al self como la función de contactar el presente real efímero" , teniendo en cuenta que el self es el contacto.

"Al complejo sistema de contactos necesarios en el campo, lo llamamos

‘self’. […] Se sitúa en la frontera del organismo y del entorno; […] y pertenece a ambos, al entorno y al organismo. […] no es una institución fija, sino que existe en donde y cuando existe una interacción en la frontera". El self como proceso de hacer y retirarse del contacto es siempre temporal, dinámico y

cambiante.

La inhibición del self, en la neurosis, es la incapacidad de concebir una situación como cambiante o, al revés, la neurosis es la fijación sobre

un pasado incambiable e inmutable. "Ya que la función del self es algo más que aceptar las posibilidades, es también identificarlas y rechazarlas, llegar creativamente a una nueva figura, es distinguir entre las ‘respuestas obsoletas’ y el comportamiento único y nuevo, que requiere cada situación".

Como ya hemos dicho antes, la terapia supone concentrarse en la

estructura de la figura/fondo proporcionándole al self múltiples

oportunidades de integrarse progresivamente. Ya que "la finalidad del

tratamiento no es resolver la mayoría de los complejos [del paciente] sino llegar a un punto tal en la técnica de la consciencia inmediata de sí mismo que el

paciente pueda continuar sin ayuda". La curación solamente puede venir de uno mismo (mediante la flexibilidad de la regulación organísmica), en el

entorno.