Estimulación Precoz, Tratamiento en Familia por Universidad Computense - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle

Centro de Investigaciones Educativas y de la Salud

e

Instituto de Ciencias de la Educación

de la Universidad Complutense de Madrid

ESTIMULACIÓN PRECOZ

Tratamiento en familia

CURSO DE FORMACIÓN POSTRADO “ALCEI-6”

PROGRAMA PARA

EL DESARROLLO DE LAS HABILIDADES

MES A MES

Estimulación precoz

3

En cada una de las actividades de las siguientes unidades de estimulación aparecerán unas siglas, cuyo significado es:

M – estimulación motriz.

L – lenguaje.

P – estimulación del área perceptiva (cognitiva o sensorial) S – estimulación del área social

Estimulación precoz

5

1 MES:

OBJETIVOS:

Chupar sin problemas.

Fijar la mirada, aunque sea un ratito muy corto, ante algo que se ponga delante de él.

Apretar el dedo que se le ponga en la manita.

Seguir suavemente con la mirada algo que se le ponga por delante.

Hacer pequeños intentos de sujetar la cabeza cuando se le enderece.

Hacer algunos ruidos de garganta.

Reaccionar frente algunos ruidos.

Para que aprenda estas cosas, se sugieren las siguientes actividades.

ACTIVIDADES:

1. Mientras se le alimenta:

(L-M)

Introducir bien el pezón, la tetina o el chupete en la boca del niño, porque al sentirlo y tocarlo entre la lengua y el paladar, aprenderá a chupar mejor.

Aprovechar el rato de darle la leche para hacerle mimos, acarician-do las manitas o la cara, y para hablarle suavemente (no importa (L-M)

que no entienda estrictamente el mensaje). Cuidar no distraerle mientras mama. Esperar a que termine su mamada para tenerlo brevemente en brazos y comunicarse con él, a través de caricias y mimos.

En ese momento podrá:

(P-M)

Tocarle los deditos, uno por uno.

(P-M)

Abrirle los deditos.

(L-P-S)

Cantarle suavemente.

(P-M)

Mecerle.

(P-M)

Hacerle cosquillas en las manitas. Se puede usar la cancioncilla:

“Rata, ratita, estoy en la primera escalerita”, e ir subiendo despacito por el brazo.

(L)

Repetirle sonidos de modo rítmico: “a-a, a-a...”

Estimulación precoz

6

2. Mientras se le muda o baña:

Aproveche el rato en que se le hace el aseo para:

(P)

Masajear suavemente el cuerpecito.

(M)

Dejarle mover libremente los pies y las manos, dentro y fuera del baño.

(L-S)

Hablarle.

(P-M)

Ponerle un dedo en la manita, para que se lo agarre. Si no lo hace, ayudarle.

(M)

Si el niño aprieta el dedo, tirar de su mano para que haga fuerza.

(M)

Hacer el mismo ejercicio anterior, con las dos manos.

Estimulación precoz

7

3. Ratos entre las comidas:

Pudiera ser que el bebé pase la mayor parte del día durmiendo. No obstante, es bueno que se consideren algunas cosas:

(M)

Acostarlo en distintas posiciones: para un lado, para otro, boca arriba, boca abajo...

(S)

Acostumbrarle a estar con distintas personas.

(P-T-L)

Dejarle chupar cosas que no le hagan daño, como un dedo, el chupete,...

(P-T-L)

ESTIMULAR LA SUCCIÓN. Esto se puede hacer colocando el

chupete mojado en agua entre los labios, moviéndolo giratoriamente, incluso alrededor de los labios, para que se ejercite y desarrolle la acción de chupar (en él es un instinto básico, pero tiene que aprenderlo).

(P)

Mostrarle de vez en cuando alguna cosa de color vivo (rojo, azul, amarillo, verde, naranja, lila, rosa fuerte). Moverlo lentamente ante sus ojos, para que lo siga. No tiene que ser necesariamente un juguete; cualquier objeto, pañuelo,... de color vistoso o atractivo puede servir.

(P)

Aprovechando un momento en que no llore y esté tranquilo, acú-

nelo suavemente, durante poco rato.

(P)

Una forma interesante de desarrollar su vista es colgarle un móvil cerca del lugar donde duerme o sobre él. Se puede fabricar en ca-sa. Los comercializados no son precisamente los más cercanos al bebé. (Ver detrás la explicación de cómo construirlo en «TALLER».) 4. Mientras duerme:

(P)

Respetar las horas de sueño del niño, tratando de evitar los ruidos y movimientos fuertes y sorpresivos en exceso. Es muy bueno, sin embargo, que se acostumbre a dormir CON LOS RUIDOS HABITUALES DE LA CASA.

RESUMEN:

Si su hijo de un mes pudiera hablarle, le diría:

“Mamá, si quieres que aprenda a comprender, háblame, muéstrame cosas sencillas para mirar, tócame, muéveme, hazme mimos...”

Estimulación precoz

8

2 MESES:

OBJETIVOS:

Aprender a sujetar mejor la cabecita cuando se levanta.

Seguir un objeto que se mueva delante de él.

Reaccionar ante un ruido.

Emitir algunos sonidos.

Para ayudar al niño en la mejor forma posible, se proponen algunas actividades.

ACTIVIDADES:

1. Mientras se le alimenta:

(P-M-S-L)

A veces, la madre tiene mucho que hacer y no puede entretenerse casi nada durante la lactancia. Recordar que el bebé no sólo necesita alimento, sino que necesita que le hagan mimos, le ha-blen, le acunen,... Organizarse lo mejor posible, de modo que se pueda sacar partido a este importante momento. En todo caso, siempre tendrá al padre que puede perfectamente colaborar en es-te quehacer.

2. Mientras se le muda o baña:

(L)

Observar lo que hace el bebé. Si emite algún sonido, repetirlo:

“a-a”, “gú”,...

(M)

Estando el niño tendido boca arriba, dejarle mover las manitas y las piernas. Tomarle las manos, juntárselas y separárselas varias veces. Tomarle las piernas y estirárselas suavemente. Dejar después que él solo las doble. Repetir esto varias veces.

(P-M)

Cuando se le bañe, cogerle por detrás, de manera que se sienta seguro. Dejarle gozar del agua un ratito, libremente. No privemos al bebé de este momento, aunque nos cueste pasar después la fregona.

3. Mientras está despierto:

Estimulación precoz

9

(P)

Se podrá variar ahora el móvil que se le hizo para encima de su cama. Si aún se entretiene mirándolo o jugando con él, no se lo quite. Puede hacerle otro para colgar en otro lugar de la casa, donde se suela dejar al niño durante el día. (Ver «TALLER»)

(P-M)

Atar una cuerda de lado a lado de la cuna, de modo que, cuando el niño esté boca arriba, pueda tocarla con sus manos. Cuelgue de ella un cascabel o un sonajero suave. (Cuidado de atar bien la cuerda para que no se suelte y enredarse en el cuello del bebé).

(P)

En esta posición, mostrarle dos objetos; por ejemplo, dos cajas de cerillas: al moverlas, harán ruido y el niño les prestará atención.

Separarlas y hacer sonar una primero y otra después, tratando de que mire ALTERNATIVAMENTE a los dos objetos. Si no se tiene ninguna cajita, puede usarse un sonajero suave o simplemente las manos, haciendo pitos con los dedos para que mire una mano primero y la otra después.

(P-M)

Aprovechar cualquier situación en la que el niño esté despierto y se le tenga que llevar en brazos (por ejemplo, un viaje en autobús).

En esas ocasiones se pueden hacer también algunos ejercicios, como poner el chupete en la manita, y luego guiárselo despacio hasta su boca, para sacárselo después. Repetir varias veces.

(P-M)

Comprarle un juguetito de goma, de los que hacen ruido al apre-tarlos, para que juegue.

(P-M)

Repetir los ejercicios vistos en la unidad 1: ponerle el dedo en la manita para que lo apriete, hacerle caricias por la cara, mecerle,...

Estimulación precoz

10

3 MESES:

OBJETIVOS:

Sonreír cuando alguien le sonríe.

Sujetar la cabeza cuando se le levanta.

Levantar la cabeza cuando se le deja boca abajo, apoyándose ya en los brazos.

Reaccionar ante los ruidos.

Emitir sonidos bucales: “ajo”, gorjeo...

ACTIVIDADES:

1. Mientras se le alimenta:

Cuando se alimenta al bebé, hay veces que hay que suspender la alimentación para que expulse el aire. Es un ratito de tranquilidad, que podrá aprovechar de muchas maneras.

(P-M)

Levantarse y pasearlo, acercándole a distintos objetos para que los toque: cosas ásperas, suaves, blandas, frías,... como tocar el cristal de la ventana (“¡Huy, qué frío”!), una cortina (“¡Qué bonita!”), un cojín de tercio-pelo (“¡Mira qué suave!"). ¿A ver en la carita?”),...

(P)

Acariciarle la espalda.

(M)

Dejarle boca abajo. Esto le ayudará a sujetar mejor la cabeza.

(M)

Sentarlo un ratito corto (mucho rato podría perjudicarle la espalda), en una hamaquita, o en sofá rodeado de cojines,...

(L-S)

Hablarle y sonreírle siempre. No entiende del todo las palabras, pero sí entiende el silencio de no hacerle caso.

2. Mientras se le muda o baña:

(P-M)

Cuando se le muda, se tienen a mano varias cosas: el pañal, la ropa, el bote de aceite,... Aprovechar esto para jugar al “ESCONDITE”. Probar a ponerle el pañal limpio sobre la cara. Si logra quitárselo él mismo, apláu-dale. O taparse la cara con el pañal, para luego aparecer rápidamente sonriéndole.

(P-M)

Pasarle algún objeto para que lo coja mientras se le cambia.

Estimulación precoz

11

(M)

Cuando se le quite la ropa, moverle lentamente las piernas. Cuando ha-ga frío, se puede hacer este ejercicio sin quitarle los pantaloncitos.

(L)

Cantarle una canción, marcándole un poco el ritmo (“Al cocherito, leré”,

“¿Dónde están las llaves?”, “Mambrú”,...). Mientras se le canta, se pueden hacer movimientos, siguiendo el ritmo de la canción, o palmadas,...

(L)

Repetir los sonidos que el niño emite.

Estimulación precoz

12

4 MESES:

ACTIVIDADES:

1. Mientras se le alimenta:

(P-M)

Cuando esté tomando su biberón, podrá tocarlo con sus manitas, suje-tarlo, soltarlo... Así irá aprendiendo que es “duro, suave, caliente”.

(P-M)

En este rato, puede pasársele, por ejemplo, una punta de su chaquetita para que aprenda cómo es la lana, cómo es el botón, pasar un dedito por el ojal... EXPLORAR. Se trata de aprender a sentir y percibir.

(P)

Si se le da ya puré de verduras o frutas, cámbielo a un lugar diferente de la casa de donde toma habitualmente el biberón, para que vea cosas nuevas.

(L)

El niño deberá ir familiarizándose con el nombre de las cosas que ve cercanas a su entorno, cómo se llaman. Para facilitar este proceso, se le mostrarán las cosas una a una, diciéndole, una a una, cuál es su nombre: pan, leche, agua,... SE DEBE USAR LA PALABRA CORRECTA, PRONUNCIÁNDOLA BIEN (no imitar nunca su media lengua, porque aprenderán mal las palabras y tendrán que hacer un doble aprendizaje). Es importante e imprescindible que se separe y se muestre claramente el objeto que se le está nombrando. Si se le dice “cuchara” cuando se le da la so-pa, él no sabrá si “cuchara” es la sopa, la boca, la mano, el plato o la cuchara. Se debe ser claro. Aislar el objeto. No se trata de que repita aún, sino de que se familiarice.

(S)

Sonreírle y aplaudirle los pasos que vaya dando, las cosas que vaya aprendiendo.

2. Mientras se le muda o baña:

(P-M)

Tratar de que el niño siga, con l a mirada, los movimientos que se le hacen, los desplazamientos de quien le rodea. Así, si se inclina a coger algo del suelo, llamarle para que mire hacia ese lado (tomando precauciones para evitar golpes).

(P-M)

Cuando se le levanten los pies para cambiarle el pañal, hacer que se mire sus propios pies y bajárselos lentamente, tratando que los siga con la vista.

(P-M)

Si algo de lo que se está usando para la muda le llama la atención (y no es peligroso), dárselo para que juegue con ello: un rulo del pelo, una pinza, el bote de toallitas húmedas,...

Estimulación precoz

13

(P-M-L-S)

Imitar las acciones que el niño haga espontáneamente. Si hace algún sonido, imitárselo (“da-da”, “ba-ba”,...). Si se ríe, reírse con él. Si saca la lengua, sacarla también.

(P-M-L-S)

Hacer los movimientos que el niño ya sabe hacer y tratar de que le imite.

Por ejemplo, si el niño sabe arrugar la nariz, arrugársela, aplaudiéndole si lo imita. Sacar la lengua, juntar las manos, mover la cabecita,...

3. Ratos entre las comidas:

(P-M)

Rápidamente se descubre que a los niños no les suele interesar tener juguetes elegantes o caros. Les atrae cualquier cosa que puedan tocar, golpear y chupar. Y de estas cosas hay muchas en cada casa, por ejemplo, una tacita de plástico, una cuchara, tapas de frascos o tarros,... Se le pueden construir juguetitos, como un collar de manguera ( ver en «TALLER»).

(P-M-S)

Cuando el niño está despierto, procurar que alguien lo saque de su cuna o cama y lo pasee un rato por la habitación o la casa, cogido en brazos, y le dejo mirar y tocar las cosas que le llamen la atención.

(M)

Dejarlo, de vez en cuando, acostado boca abajo, para que se ejercite en levantar la cabeza y el pecho.

Estimulación precoz

14

5 MESES:

ACTIVIDADES:

1. Mientras se le alimenta:

Por muchas que sean las cosas que se tengan que hacer, se tendrán que reservar algunos minutos al día para dar de comer al niño. En este rato, TRATAR DE

ESTAR TRANQUILO. Si se está nervioso, él se dará cuenta y se pondrá nervioso también. Si se está enfadado, se le podrá dar alimento, pero no cariño, y él se quedará con hambre... de cariño. Eso no le hará bien. Aprovechar, pues, este ratito para:

(S)

Sonreírle.

(L-S)

Hablarle. Hacerlo con expresividad y claridad. El pequeño, aunque no entienda las palabras, aprenderá que hablamos distinto si estamos alegres, cansados, tristes,...

(P-L)

Cantarle cualquier canción que le guste.

(P-S)

Cuando se le limpie la cara o las manos, hacerlo con suavidad (a veces se le puede raspar o hacer daño con el babero o la servilleta) (S)

Si ha comido bien, premiárselo de alguna manera: con un beso, o simplemente con alegría, expresándolo mucho.

2. Mientras se le muda o baña:

(P-M)

Hacer todo lo que sea posible para que el baño sea lo más agradable para el niño. Si se le sujeta con firmeza para que se sienta seguro, podrá en este tiempo aprender muchas cosas nuevas: si él se mueve, el agua se mueve; al moverse el agua, hace ruido; el agua está tibia, como el biberón; da mucho gusto sentir caricias en la piel... Además, moverá y forta-lecerá sus piernas y sus brazos y esto, a la larga, le preparará para cuando empiece a caminar.

(L)

Nombrarle las partes del cuerpo que se van tocando al secarlo o vestir-lo. Se toca la mano y se le dirá: “Ma-no”. Igual con el pie, la cabeza,... No le confunda repitiéndole “mano” cuando se le lave la cara o poniéndole los pañales.

Estimulación precoz

15

3. Ratos entre las comidas:

(P-M)

Cuando se deje solo al niño, dejarle cerca de algunas cosas para que se entretenga. Los objetos no serán nunca de tamaño pequeño en exceso, con partes que pudiera arrancar o con cuerdas largas que estén libres al menos por un extremo, por el peligro que eso entraña (ahogo por deglu-ción o estrangulamiento). A esta edad le gustará tener uno o dos objetos amarrados a su cama, con un cordel corto, o trocitos de cintas de colores.

Entre estos objetos debería haber uno que el niño pueda ya morder, para ejercitar la masticación.

(P-M)

Cambiarlo de lugar de vez en cuando. Para esto servirá tener un moisés o hamaquita. Se arreglará con un cojín o almohada (sin estar demasiado derecho, lo que podría lesionar sus huesos de la espalda). Lo importante es que esté seguro y cómodo. Es interesante que se le vaya a ver algunas veces. En otros momentos, se le puede poner cerca de la ventana (asegurándose bien de que esté cerrada y no haya peligro de caídas o golpes contra el cristal). Si se le apoya bien la espalda, podrá aguantar una media hora semisentado, y así tendrá las manos libres para jugar.

(P-M-S-L)

El padre, el hermanito o la abuela... pueden tener un ratito para jugar con el niño.

- JUGAR A ESCONDER LAS COSAS, LENTAMENTE Y ANTE

SU MIRADA. Se puede empezar con el chupete. Si lo localiza o levanta lo que esté encima para alcanzarlo, se celebrará con alegría. Si no lo encuentra o no trata de buscarlo, dejar una parte del chupete asomada de manera que se vea un poco. Si si-

gue sin darse cuanta, mostrarle la parte que asoma. Repetir con distintos objetos.

- JUGAR A ESCONDERSE LAS PERSONAS DELANTE DE ÉL ,

tapándose la cara o detrás de algo.

- JUGAR A TIRAR OBJETOS DELANTE DEL NIÑO, Y BUS-

CARLOS con su colaboración (a gatas)

- JUGAR A MIRARSE EN EL ESPEJO. Se le puede dejar entre-

tenerse solo o ponerse al lado para que se reflejen las dos personas: hablarle desde el espejo, mover la cara, las manos...

Estimulación precoz

16

6 MESES:

ACTIVIDADES:

1. Mientras se le alimenta:

El rato para la comida no es un rato para hacer gimnasia ni para jugar. Es bueno que el niño lo entienda así. Se le puede ayudar a saber que es “la hora de la comida”, cambiándole físicamente de lugar: dormir en la habitación, jugar en la salita, comer en el comedor o la cocina. Basta que sea una sillita que esté SIEMPRE EN EL MISMO LUGAR, donde se le ponga su servilleta o babero y se le dé su comida. Él se irá acostumbrando a que éste no es un lugar para jugar, sino para comer. Esto no quiere decir que la madre y el hijo se tengan que aburrir. Se pueden hacer muchas cosas sin entorpecer la comida. Será muy importante, eso sí:

(S)

Estar tranquilo para sonreír y hacerle mimos.

(L)

Hablarle. Enseñarle los nombres de las cosas. Si los conoce ya, podemos centrarnos ahora en las personas que le interesen. Si llega su papá o un hermano o ser querido, repetirle: “Papá”, “Nena”, “Abuelo”..., mostrándole a la persona que se esté nombrando.

(P-L)

Se le puede pedir algún objeto (que no sea de cristal o peligroso) que esté cercano: “Dame”, “Dame el vaso”, “Dame el pan”. Al darle la orden, señalarle al niño lo que se quiere que haga: hacerle coger el pan, señalárselo, pasárselo a él.

2. Mientras se le muda o baña:

Los minutos antes del baño son los ideales para que el niño haga un poco de gimnasia. Si no hace frío, quitarle la ropita y dejarle que juegue en libertad. El mejor lugar es la cama, pues si lo hace encima de una mesa, o en el cambiador, podría caerse. Su propio cuerpo es su mejor juguete. Patalear, cogerse los pies, mirarse las manos y los dedos,... Estos ejercicios SON MUY NECESARIOS y le harán bien.

(P-M)

Mientras esté de espaldas, se le podrá ayudar a: pedalear; estirar y en-cogerse las piernas; abrir y cruzar los brazos; sujetarse de los dedos de mamá, haciendo intentos de sentarse... Dejarle luego boca abajo, poniéndole algo vistoso delante de la cabeza, para que la levante y mueva los brazos para cogerlo. Dejarle un rato que mueva las manos y las piernas en esta posición.

(P-L)

En esta edad se puede haber percibido más o menos cuál es la mano dominante (con la que coge mayor número de cosa, la primera que ex-tiende para alcanzar algo, siempre que las dos las tenga desocupadas): Estimulación precoz

17

- Si la mano derecha es aparentemente la dominante, cada vez que se le coja la mano o el pie derecho para introducírselo en la ropa, se dirá: “Dame la mano derecha” y “Dame el pie derecho”.

Con la mano y el pie izquierdo, se dirá: “Dame la otra mano” y

“Dame el otro pie”.

- Si la mano izquierda es la dominante, se hará lo mismo pero nombrándole siempre la mano y el pie izquierdo: “Dame la ma-no izquierda” y “Dame el pie izquierdo”. La mano y pie derechos se ignorarán como tales: “Dame la otra mano” y “Dame el otro pie”.

De esta forma, se puede ir empezando a iniciarle en la lateralidad, un concepto muy importante que necesitará más adelante, y que puede ir in-teriorizándolo así muy fácilmente y poco a poco.

3. Ratos entre las comidas:

Cuando esté despierto, dejarle semisentado en algún lugar para que pueda mirar a su alrededor y mover libremente los brazos. No es necesario que el niño esté siempre acompañado, como tampoco es bueno que esté todo el día solo, “aban-donado” en la cuna o el parque.

(P-M)

Dejarle cerca de distintos objetos con distintas formas y, si es posible, que hagan distintos ruidos: recipientes de plástico, cuchara de palo o plástico, botella de plástico transparente con cosas de color dentro o cascabeles (bien cerrada: se puede asegurar con fiso), sonajeros,...

(P)

Si se tiene casete, poner alguna música suave y alegre (las músicas lentas pueden darle tristeza).

(P-M-S)

Sacarle a pasear en brazos un ratito, dentro y fuera de casa.

(P-M)

Hacer movimientos para que el niño imite: juntar-separar las manos, abrir-cerrar los dedos, hacer el gesto de “adiós”,... Cantarle canciones como: “Cinco Lobitos”, “Date, date en la calamochita”,...

(L)

Repetir los sonidos que el niño ya sepa decir.

Estimulación precoz

18

7 MESES:

ACTIVIDADES:

1. Mientras se le alimenta:

Con el tiempo, el niño tendrá que aprender a comer sin ayuda. Esto se aprende poco a poco, pero sería preferible que pudiera hacer ya algo solo. Déjele probar: (P-M)

Puede sujetar con sus propias manos el biberón.

(P-M)

Déjele sacar del plato trocitos de comida con la mano, y llevárselos a la boca.

(P-M)

Si le está dando un líquido en un vaso, déjelo a él y ayúdele a que se sujete el vaso con sus manitas.

(P-M)

Pásele una cucharita para que vaya aprendiendo a cogerla.

2. Mientras se le muda o baña:

El contacto con la piel del niño es muy importante para su desarrollo en general y, en especial, para el cariño que le exprese y trasmita su mamá al tocarlo, y que es fundamental para su desarrollo afectivo. Por eso, se debe aprovechar la mu-da o el baño no sólo para asearlo, sino también para acariciarlo.

(P-M)

Haga un breve masaje en cada parte del cuerpo que le limpia: cabecita, brazos, cuello, espalda, piernas,...

(P-M)

Séquelo con suavidad, sin frotar, dejando que el paño absorba la hume-dad, y sin restregar.

(P-L-S)

Es un momento ideal para cantarle.

(P-L)

Responda a sus balbuceos, gestos y gorjeos, repitiendo lo que él dice o hace.

3. Ratos entre las comidas:

A esta edad, el niño debería poder seguir con la mirada objetos que se mueven delante de él rápidamente. Se le puede ayudar a que haga esto, con unos ejercicios:

(P-M)

Atadas las llaves (u otro objeto que le guste por su color o sonido) un cordel, enganche la atención del niño moviéndolas y balanceándolas de un lado a otro.

(P-M)

También puede dejar caer las llaves para que el niño siga el recorrido de caída (“de arriba hacia abajo”).

Estimulación precoz

19

(P-M)

Si está sentado en el sofá o la cama, haga rodar una pelota hacia él.

(P-M)

Ate una cuchara de plástico (u otro objeto) a una cuerda. Siente al niño en el borde de una mesa, deje la cuchara de modo que no la pueda alcanzar con la mano. Acérquele un extremo de la cuerda para que, tirando de él, alcance la cuchara con la mano. Repítalo varias veces. Si ve que el niño no sabe actuar, hágalo usted primero un par de veces.

(P-M)

Puede adquirir un juguete de los de arrastre (que hacen ruido al arrastrarlo), que venden en las tiendas, con distintos sonidos. Le va a gustar mucho, y le beneficiará el que lo arrastre y mueva voluntariamente sobre la mesa.

(P-M)

Variaciones del juego del “ESCONDITE”:

- En un comienzo, para que sea más fácil, puede esconder algo grande debajo de algo transparente o fino: una pelota debajo de un plástico.

- Puede tapar algo con un trapo, e indicar al niño dónde está, ha-ciéndolo sonar o agitándolo debajo de la tela que lo tape.

- Puede dejar la mitad del objeto asomado.

(M)

Sujételo del pie, sosteniéndolo sobre sus plantas o, si flexiona las piernas, juegue con él a dar saltitos sobre un plano duro o sobre sus rodillas, estando usted sentado o medio tumbado.

(M)

Póngalo boca abajo, en posición de gateo, doblándole las piernas para favorecer el ejercicio de gatear (puede ponerle una almohada o rodillo ba-jo el vientre). Estando en esta posición, déle juguetes y que intente cogerlos.

(P-M)

Déjele jugar espontáneamente frente a un espejo.

(P)

Cámbiele de lugar con frecuencia para que pueda mirar distintas cosas.

Estimulación precoz

20

8 MESES:

ACTIVIDADES:

1. Mientras se le alimenta:

El niño ya debería tomar líquido de un vaso por sí solo. Si aún no lo hace, podrá ir aprendiendo de la siguiente manera:

(P-M)

Pase a su hijo un vaso irrompible y colóqueselo en las manitas de la forma adecuada. Cuando haya aprendido a cogerlo, colóquele e su interior sólo unas gotitas de algún líquido que le guste. Si no sabe llevarse el vaso a la boca, coja usted otro vaso y tome agua, tratando de que él le imite. Puede también cogerle las manitas y ayudarle a llevarse el vaso a la boca. Se irá aumentando la cantidad de líquido a medida que vaya aprendiendo a sujetar el vaso con regularidad y a no derramar el líquido. No se le olvide premiarle con un beso o una sonrisa cada vez que aprenda algo nuevo, aunque el refuerzo en sí será el líquido que obtenga y beba. Y, al mismo tiempo, le dirá “muy bien” cuando aprenda a coger y levantar el vaso para tomar su líquido.

(L)

Nombre al niño las distintas cosas que tiene cerca de la hora de la comida, mostrándoselas: “pera”, “vaso”, “huevo”,... aunque él no la pueda repetir aún. PRONUNCIE CLARAMENTE y no repita los errores del niño: usted le dirá “zapato” y no “tato” (como posiblemente lo pronunciará él), o

“carne” y no “chicha”, “perro” y no “gua-gua”. Y recuerde que hay que separar los objetos que usted nombre para que identifique con claridad cada nombre con su objeto.

2. Ratos entre las comidas:

(P-M)

Sería bueno para el niño y para usted si pudiera disponer de un “parquecito”. En la cama o en la silla no puede hacer todo el ejercicio que necesita. Si le deja solo, no corre peligro de caerse, de tragar cosas, atra-gantarse, tirar objetos,... Y así la dejará trabajar tranquila. Algunas mamás que no tienen parquecito solucionan el problema poniendo una mesa patas arriba, y clavándole atándole unas cuerdas para que el niño no se salga (incluso poniendo unas sillas alrededor). Lo único importante es que no queden clavos o astillas que puedan hacerle daño. En su parquecito, el niño puede pararse, gatear, sentarse y jugar sin peligro y sin molestar. Es este sentido, el parquecito es “menos malo”. Procure, no obstante, que este aparato no interfiera ni suprima el gateo.

Estimulación precoz

21

(L)

Si puede disponer de un rato, tómele en brazos y muéstrele una revista o cuento, nombrándole los objetos o imágenes conocidas: nene, gato, mamá, mano,... Sería muy interesante poder ir recortando todas esas fotos y pegarlas en cuartillas de papel o utilizar los álbumes de fotos viejos que llevan hojas de plástico transparente, para hacer un “álbum de fotos particular”. Eso le encanta al niño.

(M)

Ayúdele a ponerse en pie, apoyándose en sillas, camas o algún mueble.

(P-M)

Quítele un objeto con el que esté jugando y déjeselo cerca para que va-ya a buscarlo.

(P-M)

Ayúdele a ponerse en pie, ayudándose a su vez de sillas, cuna, cama y otros objetos. Acompañe pacientemente sus pies y levántele el culete.

(P-M)

Pásele un objeto para que lo coja con la mano, y luego otro para la otra mano. Cuando tenga las dos manos ocupadas, déle otro que le guste, presénteselo. Deje QUE SOLUCIONE SOLO EL PROBLEMA que se le presenta: o soltar algo o tomar dos cosas en una mano...

(P-M)

Construir un “tren” y dejar que juegue con él como quiera. (Ver detrás la explicación de cómo construirlo en «TALLER»)

Estimulación precoz

22

9 MESES:

ACTIVIDADES:

1. Mientras se le alimenta:

Haga todo lo posible por estar tranquilo y sentarse cómodamente cuando se va-ya a alimentar al niño. Si se está nervioso o apurado, el niño se dará cuenta y se pondrá nervioso también, llorará y no podrá comer bien. Usted se enfadará porque no come bien y comenzará así la “batalla” de la comida, que puede repetirse todos los días.

(L-S-P)

En vez de la “batalla”, lo que su hijo necesita es un rato de tranquilidad para comer y “charlar” con su mamá. Si usted está tranquila, el niño estará tranquilo. Si usted le premia cuando come bien, aprenderá a comer bien. Si el niño come bien, usted podrá gozar conversando con él, aunque no la entienda, cantándole, sonriéndole. Podrá observar con orgullo todas las cosas que haya ido aprendiendo: beber agua del vaso, comer con la cuchara, repetir los sonidos, señalar las cosas que usted le nombre,...

2. Mientras se le muda o baña:

Mientras baña al niño, aproveche el tiempo para hacer las actividades que son importantes para él y que se vienen haciendo meses atrás. Hay que recordar: (P- M)

Al niño le hace bien si le dejan durante 3 ó 5 minutos desnudo o con poca ropa, con libertad para moverse, patalear, rodar por encima de la cama, sentarse, acostarse, darse la vuelta por sus propios medios,...

(P- M)

Ponga algunos objetos limpios dentro del agua del baño (tacita de plástico, corcho, tapa de algún tarro, esponja,...) y deje que el niño juegue con ellos. Esto le servirá para entender muchas cosas que usted no le puede explicar con palabras: que algunas cosas se van al fondo (metal), que otras no se hunden (corcho), que el agua se puede meter en la tacita, que aunque esconda las cosas debajo del agua se siguen viendo, que el agua salpica cuando se golpea (lo que no pasa cuando se golpea el suelo), que la esponja hace globitos si se la aprieta debajo del agua,... Cinco minutos en el agua le servirán para aprender muchas cosas, sin ningún esfuerzo para usted, aunque sí con un poquito de paciencia (no olvidemos que después se pasa la fregona y queda todo limpio).

3. Ratos entre las comidas:

Usted no puede pasarse todo el día acompañando al niño. Ya habrá comprendi-do que es bueno que se acostumbre a entretenerse solo. Para que se divierta y aprenda cosas nuevas, guarde en una bolsa (mejor de tela, nunca de plástico) las cositas que a él le sirvan de juguetes.

Estimulación precoz

23

(P-M)

Entre éstas, le gustará tener ahora objetos que se puedan meter unos dentro de otros. No se deje objetos pequeños, ya que podría tragárselos.

(P-M)

Haga algunos agujeros en la tapa de una caja de zapatos. Ponga la tapa en la caja y átela bien. Quedará como una hucha en la que el niño pueda meter cosas.

(P-M)

Le servirá de buen ejercicio si puede “marcar” un número de telé-

fono. Si no dispone de uno de juguete, puede fabricarle un disco de imitación. Lo único que importa es que puede hacer girar el disco, metiendo el dedo en el agujero.

(S-P-M)

Si hay otras personas en la casa, además de la mamá, sería bueno sacar de vez en cuando a pasear al niño, incluso, si es posible, todos los días. Así se acostumbrará a estar con otra gente, verá cosas nuevas, oirá otros ruidos, ...

(S-L-P-M)

El papá, la abuelita, los hermanos, también pueden cooperar al desarrollo del niño, cantándole una canción acompañada de gestos que el niño pueda imitar: aplaudir, subir las manos, girarlas al ritmo (como en “Cinco Lobitos”), ...

Estimulación precoz

24

10 MESES:

ACTIVIDADES:

1. Mientras se le alimenta:

Recuerde lo que hemos visto en los meses anteriores: que los momentos en que usted o cualquier otra persona alimenta al niño se pueden aprovechar para desarrollar, además, su inteligencia; y que es importante que se esté lo más tranquilo posible.

(P-M)

Es bueno que el niño vaya aprendiendo, poco a poco, a hacer cosas por su cuenta: tomar la cuchara, beber agua de un vaso, llevarse pedacitos de comida a la boca (aunque sea con los dedos), ...

(L)

Es importante hablarle, nombrarle objetos, premiarle en cada progreso.

2. Ratos entre las comidas:

El niño necesita realizar algunas actividades que le ayuden a desarrollar su inteligencia. Algunas las podrá hacer solo si usted le deja los materiales necesarios.

Otras, las tendrá que hacer con otra persona.

Las actividades que puede hacer solo y los materiales que le tiene que dar son: (P-M)

En el comercio venden un juguete muy recomendado para esta edad que consiste en un palo en el que hay que ir ensartando argollas de distintos tamaños y colores (las hay de plástico y de madera). Si lo prefiere, puede fabricar usted uno. (Ver detrás la explicación de cómo construirlo en «TALLER».)

(P-M)

Otro ejercicio apropiado para esta edad es pasarle bolsas, carteras y envases que se abran de distintas maneras (cremallera, broche, botón...) y colocar dentro, a la vista del niño, algo que le guste. Se le animará para que lo abra solo.

(P-M)

Es muy importante que el niño tenga un espacio seguro donde poder moverse, gatear, ... si no tiene parque, arregle un espacio entre dos camas o dos sofás, encerrándole con sillas tumbadas, o en cualquier otra forma que resulte segura y conveniente para usted.

Estimulación precoz

25

Cuando alguna persona disponga de un rato para estar con el niño, puede hacerle los siguientes ejercicios:

(P-M-S)

Colocar un objeto cerca del niño, pero de manera que tenga que cambiar de posición para obtenerlo (pararse, gatear, darse la vuelta). Repetir lo mismo varias veces, cambiando el objeto de posición.

(P-M)

Colocar un objeto favorito en la punta más lejana de un pañal, toalla o sábana, y animar al niño a que tire hacia él para poder cogerlo. Enseñarle cómo, si no supiera por sí solo.

(P-M)

Estimularlo para que se ponga de pie, apoyándose en algo o alguien.

Sujertarle para que dé pasitos.

Estimulación precoz

26

11 MESES:

ACTIVIDADES:

1. Mientras se le alimenta:

Cuando le dé un objeto al niño, le gustará sacudirlo, golpearlo, tirarlo. Si usted recoge los objetos, lo volverá a tirar. Esto es normal, es bueno y no lo hace para molestar. Si quiere que no se distraiga en la comida, deje los juguetes para otro momento. Él irá aprendiendo así que HAY MOMENTOS PARA COMER Y MOMENTOS PARA JUGAR.

(P-M)

Coloque miguitas de pan sobre la mesa y estimule al niño para que las recoja.

(P-M-L)

Extienda una mano y pídale al niño que le entregue algo que él tenga.

”Dame la cuchara”,... Si el niño no lo hace, muéstrele cómo hacerlo y después dígale: “Muy bien, muchas gracias”.