VIP Membership

El Arte de la Sexualidad Compendio de Técnicas Sexuales Fuera de lo Común por CompendioTarot P - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle

Técnicas Introductorias para Besar

Dientes limpios y aliento fresco

Antes que nada, debes tener absolutamente tus dientes limpios y un aliento que huela a fresco.

Debes ir con el dentista a que te haga limpieza dental cuando menos dos veces al año. Y debes

cepillar tus dientes por las mañas y por las noches y después de cada comida si es posible. Es

mejor beber mucho agua pura en lugar de bebidas gaseosas (para tener una mejor salud y mejor

dentadura), el café mancha la dentadura y deja mal aliento. Si tienes una cita con una mujer y van

a comer juntos, después de comer ve al baño y limpia tu dentadura y asegúrate de no tener nada

de comida entre los dientes. Las enzimas de la cavidad bucal pueden causar que la comida se

descompone y provocar mal aliento. ¡Esto es especialmente cierto con la carne! Ten siempre a la

mano algunas pastillas de menta para los dos. Las pastillas de menta son mejores que el chicle

porque estas se disuelven y el chicle te puede estorbar para dar tu primer beso. Ahora que tienes

tus dientes limpios y el aliento fresco hablemos de las técnicas para besar.

¡Manteen tus labios en forma!

¿Te gustaría besar a alguien con labios resecos, agrietados y duros? ¡Pues ellas tampoco! Así es

que manteen tus labios en buenas condiciones. Ten contigo todo el tiempo algo de crema para los

labios y conserva tus labios suaves y humectados. ¡No jales la piel reseca de tus labios, eso solo

empeorara las cosas!

Primera Técnica para Besar

Vamos a suponer que esta es la primera vez que la besas y si no lo es, supón que es el primer

beso como te mencione anteriormente y esto te brindara nuevas emociones a tu relación actual.

¡Prueba y veras!

Empieza lento y no apresures las cosas. Cuando el momento sea oportuno, lentamente trata de

besarla y se muy gentil, con los labios solamente entreabiertos. Muchas mujeres se quejan de que

los hombres aprietan mucho los labios o los abren mucho y quieren sorben con toda la boca. Por lo

que solo debes tener tus labios ligeramente entreabiertos. Luego suavemente presiona tus labios

contra los de ella. Cuando pongas tus labios sobre los de ella se ajustaran mejor si pones su labio

inferior o superior entre los tuyos. Besa larga y suavemente, si ella te responde sigue su ritmo y

bésala de nuevo. Saborea la experiencia cada vez y varia el lugar conde tus labios empiezan a

tocar los suyos, del labio superior al inferior o en medio de ambos.

Según continúes puedes separar mas tus labios y suavemente empezar a usar solo la punta de tu

lengua en el juego. Ahora que si ella ha empezado a meter su lengua en tu boca, eso constituye

una fuerte señal para que tu hagas lo mismo, pero ve lentamente y no la metas todo el tiempo, ve

lentamente de una forma tentadora.... Una vez que hayas llegado a este punto de apasionados

besos franceses, existe una infinita variedad de variaciones y técnicas que puedes usar. Te daré

algunas mas adelante.

Técnicas con la lengua:

Cuando se estén besando apasionadamente con sus lenguas involucradas se

puede:

1. Mueve tu lengua alrededor de la de ella y entrelaza tu lengua con la de

ella.

2. Juega a que te alcance: Toca su lengua, luego rápidamente regresa tu

lengua adentro de tu boca y ve si ella te sigue.

3. Chupa su lengua o Chupa su labio inferior ¡PERO CON SUAVIDAD!

4. Mueve tu lengua sobre su la punta de su lengua de la misma manera que

lo harías con su clítoris si le estuvieras haciendo el sexo oral. ¡Esta técnica le

dará el mensaje de que eres fabuloso con el sexo oral!

5. Lame las orillas por dentro de sus labios con la punta de tu lengua.

Este te servirá para que hagas tu tarea, crea tus propias variaciones.

Ya que la hayas besado apasionadamente puedes encaminarte a hacerle el amor

apasionadamente. Llevemos los besos al área del juego preliminar y al sexo oral.

Juegos Preliminares Orales básicos

Ya que las estado besando y que ella te esta respondiendo tan solo quítale las pantaletas a tirones

y penétrala justo entre las piernas y mueve tu lengua a velocidad supersónica. ¡NO! ¡ESTO ES

EXACTAMENTE DE LO QUE SE QUEJAN LAS MUJERES! ¡Cuantos hombres son culpables de

esto! Digo, a la mayoría de los hombres nos gustaría salir con una chica y que de pronto ella se

dejara caer de rodillas y que nos empezara a succionar el pené, entre mas pronto mejor. ¡PERO

ELLAS NO SON COMO LOS HOMBRES! Las mujeres quieren ser seducidas y provocadas. Aun

los hombres que se preocupan por las mujeres son culpables de esto, ¡De 0 a su vagina en 5.2

segundos! Vamos, esta no es una carrera de seducción, son momentos que queremos hacer que

se prolonguen tanto como sea posible.

Lo que desearas hacer es calentarla y complacerla. Mantén presente en tu mente “caliéntala” cada

vez que le hagas el amor a una mujer. Cuando la calientas, incrementas su deseo sexual y

excitación. Desearas volverla loca de deseo. No desearas ni siquiera tocar su vagina hasta que

este goteando de lo caliente. Así que caliéntala primero.

Entrando al juego preliminar Paso A Paso

Nota: Mientras leas esto imagínate a ti mismo haciéndolo con tu amante, real o imaginaria, para

que las técnicas se conviertan en parte de ti y fluyan sin esfuerzo de tu parte cuando estés con una

compañera. Si tienes una compañera por lo pronto, imagínalo una y otra vez para que todas las

técnicas se conviertan en algo natural en ti.

1. Mientras la beses en la boca también desearas besarla en otras partes de su cara. (Ver

Ilustración 1) Besa sus mejillas, su barbilla, besa o chupa sus labios según vayas

avanzando (no la chupes en la cara, solo en sus labios, a la mayoría de las mujeres no les

gusta que las chupen en la cara) También notaras que no mencione la frente porque esta

es normalmente la parte donde nuestros padres y abuelos nos besan y es asociada

normalmente con amor no sexual y en ese momento no desearas recordarle sentimientos

no sexuales.

index-3_1.jpg

index-3_2.jpg

Ilustración 1

2. Enseguida muévete al área donde se junta su quijada, cuello y oído. Esta es un área muy

sensible. Muy suavemente bésala, lámela y chúpala en esta área, muy tierna y lentamente.

(Si le dices algo que sea con la voz muy suave, ya que te encuentras muy cerca de su oído

y cualquier cosa que digas con voz normal seria muy fuerte y podrías lastimar su oído y

posiblemente quitarle la excitación)

3. Ahora muévete hacia abajo por su cuello haciendo lo mismo que hiciste en el paso 2. ver la

Ilustración 2) continua con esto si ella te responde. Recuerda que cuando haces el amor a

una mujer siempre puedes preguntar “¿Te gusta que te haga así?” De esa forma sabrás

cuando estés perdiendo tu tiempo. Pero no preguntes muy frecuentemente.

Ilustración 2

index-4_1.jpg

4. A esta altura deberías moverte a lo largo de la línea marcada en la Ilustración 3 o en una

línea parecida. Según vayas por esa línea bésala, chúpala y lámela. Muévete alrededor de

la orilla de su pecho, primero besándola ligeramente, luego lamiéndola y finalmente

chupándola suavemente (no le chupes tan fuerte que le hagas un moretón) Cubre todo el

pecho con besos pero no toque sus pezones todavía. Muévete de forma circular

moviéndote cada vez mas cerca.

Ilustración 3

Justo cuando llegues a la orilla de su pezón usa una de las técnicas de abajo (puedes usarlas en el

orden listado abajo o en cualquier orden que tu elijas pero el “Aliento Caliente” deberá hacerse

primero.)

El Aliento Caliente:

Antes de tocar su pezón, exhala tu aliento mas caliente sobre su pezón, pero no la toques

realmente.

La Lengua como remolino:

Mueve como un remolino la punta de tu lengua alrededor de la aureola de su pezón cada vez mas

cerca de la punta del pezón. Empieza lentamente y hazlo cada vez más rápido si lo deseas.

Puedes hacer esto mientras ella lo este disfrutando. Pero no lo hagas por tanto tiempo que ella se

aburra con la sensación. Cambia de técnicas después de un minuto o dos.

La Lengua Temblorosa:

Tiembla la punta de tu lengua para atrás y adelante sobre su pezón erecto. Empieza lentamente y

continua más rápido si lo deseas. Puedes hacer esto mientras ella lo este disfrutando. Pero no lo

hagas por tanto tiempo que ella se aburra con la sensación. Cambia y alterna las técnicas.

La Chupada:

Lentamente lleva el pezón dentro de tu boca y suavemente chúpalo y frótalo con tu lengua, labios y

boca. Presiona el pezón entre tu lengua y tu paladar.

La Chupada y El Remolino:

Chúpale como se acaba de explicar, luego cuando el pezón este dentro de tu boca, da vueltas a tu

lengua como remolino alrededor de su pezón. Empieza lentamente y continua más rápido si lo

deseas. Puedes hacer esto mientras ella lo este disfrutando. Pero no lo hagas por tanto tiempo que

ella se aburra con la sensación. Cambia y alterna las técnicas.

El Mordisco:

Muerde muy, muy suavemente su pezón con tus dientes. Si tienes alguna parte quebrada o filosa

en tus dientes deberás saltarte esta técnica. Solo desearas mordisquear su pezón muy

suavemente. Esto deberá hacerse durante 30 segundos cuando mucho. (Una buena forma de

practicar esto es poniendo una uva en tu boca y juega con ella mordiéndola con tus dientes pero

sin romper la piel de la uva)

La Gran Chupada:

Esta vez cuando chupes el pezón mete en tu boca tanto como puedas del área circundante del

pecho y suavemente chupa y soba con tu lengua. Empuja el pezón y el pecho contra tu paladar

con tu lengua como se menciono anteriormente.

El Aliento Fresco:

Ya que su pezón se encuentre húmedo, si soplas con un aliento frió de tu boca le proporcionaras

una sensación fresca en su pezón, has esto de 15 a 30 segundos. Después de hacerlo continua

inmediatamente con “La Chupada y el Remolino”, tu boca caliente se sentirá muy agradable

después de la sensación del aliento fresco.

5. Usa las técnicas de arriba primero en un pecho y luego en el otro, una a la vez y luego de

regreso. Hasta puedes juntar sus pezones y chuparlos al mismo tiempo (si sus pechos son

lo suficientemente grandes) ¡has todo esto durante por lo menos de 20 a 30 minutos! Ella

te amara por eso. La mayoría de los hombres solo se entretienen un par de minutos en los

pechos de las mujeres, como si solo fueran de paso para abajo o como si los estuvieran

apresurando. Pero ahora vas a demostrarle que eres un hombre que no solo aprecia sus

pechos sino que para ti son un destino mas que algo que se encuentra de paso según

bajas a su vagina. Vas a demostrarles que eres un hombre que goza completamente a las

mujeres y que sabes como hacer el amor a una mujer y satisfacer sus deseos sexuales.

6. Ahora muévete hacia abajo sobre su abdomen lentamente, besándola, lamiéndola y

chupándola suavemente según vayas bajando. Sigue alguno de los caminos señalados en

la Ilustración 4 o uno parecido. Has círculos alrededor del ombligo. Puedes probar

suavemente dentro de su ombligo con tu lengua, pero muy ligera y suavemente. A algunas

mujeres les gustara y a otras les disgustara. Si ella no lo disfruta detente. Y continua con

las otras áreas. Puedes cubrir el área completa como se señala en la Ilustración 4 y pasar

mas tiempo en su panza o abdomen. Deberás hacer esto por lo menos de 5 a 10 minutos.

Recuerda que tienes que calentarla.

index-6_1.jpg

Ilustración 4

SEGUNDA PARTE

Nota 1: No le hagas cosquillas. Si ella es muy cosquillenta puede ser que te saltes el área donde

sienta muchas cosquillas.

Nota 2: Estamos incluyendo muchas ilustraciones porque queremos cubrir hasta las técnicas e

ideas más básicas, por si acaso eres una persona sin experiencia sexual de cualquier forma seas

capaz de sentirte como una amante experimentado y sobras exactamente que hacer.)

7. En este punto puedes bajar a sus piernas o darle vuelta e ir a su espalda, lo cual será muy

agradable porque la mayoría de las veces los hombres se saltan la espalda si han

empezado por el frente. Si decides ir a su espalda, bésala, lámela, y chúpale todo

alrededor de la cintura desde el abdomen, mientras le das vuelta para que quede boca

abajo.

8. Cuando llegues a su espalda, continua con un movimiento suave siguiendo el patrón o

camino de la Ilustración 5. recuerda mantener la idea de tu pasión y deseo por ella en tu

mente y continua excitándola mientras la tocas suavemente con tus labios, luego con mas

presión, luego agrega tu lengua, chúpala y mordisquéala. Puedes también darle pequeñas

mordidas que terminen con un beso en su espalda. Pasa al menos 10 minutos en su

espalda.

index-7_1.jpg

index-7_2.jpg

Ilustración 5

9. Después de su espalda desearas bajarte a sus nalgas y seguir el camino marcado en la

Ilustración 6. Primero bajándote por un lado y regresándote y luego para arriba y abajo del

otro lado. En ese momento puedes empezar a complacerla oralmente desde atrás o hacer

que se dé la vuelta. Suponiendo que se ha volteado veremos lo que puedes hacerle.

Ilustración 6

10. Después que ella se haya volteado deberás seguir aun con sus pies. Inicia ahora de

nuevo. Besándola, lamiéndola, y usando todas las técnicas que habrás aprehendido hasta

ahora. Si eres de los que les gusta chupar los dedos de los pies ahora será el momento de

hacerlo. Chupa cada dedo y frótalo. (Si sus pies no están limpios o tiene hongos en las

uñas, o heridas abiertas o ampollas, te recomiendo que te saltas la parte del juego oral en

index-8_1.jpg

index-8_2.jpg

los pies) Ahora empieza en la parte superior de su pie y trabájala hacia arriba por el lado

de adentro de las piernas, ya que esta área es mucho más sensible que la parte externa.

11. Súbete por la parte interna de sus piernas como se muestra en las Ilustracións 7 y 8.

Luego llega justo a la orilla de su vagina lamiéndole en pases largos. Luego comienza por

arriba en la otra pierna y baja hasta su pie, usando todas las técnicas que has aprendido

hasta ahora. (Esto la volverá loca, porque la excitaras y provocaras ya que es raro que una

vez que un hombre llega a la vagina se retire de la zona.) La estarás calentado como loca

y le estarás mostrando quien esta en control de la situación Ahora sube por la pierna, todo

de regreso hasta la orilla de su vagina.

Ilustración 7 y Ilustración 8

12. Besa, lame y chupa toda el área alrededor a la izquierda y a la derecha de su vagina

usando las técnicas explicadas hasta ahora. Lame debajo de su vagina en el perineo. (El

punto que se encuentra entre su vagina y su ano) has esto por lo menos de 5 a 10

minutos.

13. En este punto podrás estimular su ano con tu boca también si así lo deseas. A muchas

mujeres les gusta este tipo de estimulación buco-anal.

ADVERTENCIA: La estimulación al ano con la boca si no se hace con las debidas

precauciones puede estar asociada con riesgos a la salud ya que hay bacterias que viven

en el intestino grueso y en el colon que pueden causar serias infecciones y en tracto

gastrointestinal superior (es decir la boca, estomago, intestino delgado), o en la vagina de

tu compañera. Si quieres practicar la estimulación oral al ano, hay ciertas precauciones

que debes seguir.

A. Debes conocer bien a tu compañera y saber que ella tiene buena salud, y esta libre de

Hepatitis o HIV.

B. Debes estimular el ano de tu compañera con tu boca únicamente cuando ella este

recién bañada y/o se haya lavado el área muy bien con agua y jabón. Y no deberá haber

evacuado desde que se haya lacado.

C. Nada que haya penetrado el ano de tu compañera deberá entrar en contacto con su

boca, tu boca o su vagina. No recomiendo que penetres su ano con tu lengua. Si penetras

su ano con tu dedo, asegúrate que no estimules oralmente su ano después de ese

momento porque cuando sacas el dedo puedes arrastrar bacterias y/o heces desde

adentro del recto hacia la parte externa del ano. También recuerda siempre con cual dedo

penetraste su ano para que evites mas tarde introducirlo en tu boca, o la boca de ella o en

su vagina.

Si sigues estas precauciones deberás estar seguro. Pero recuerda que si practicas la

estimulación oral del ano lo estas haciendo bajo tu propia responsabilidad.

14. Ahora continuaremos con lo que tu estas esperando y ella ahora estará queriendo y

necesitando, con tanto deseo que estará como una salvaje. ¡En estos momentos su vagina

deberá estar goteando de lo húmeda! Así que empezaras a complacerla con las técnicas

que a continuación describimos.

Técnicas de Estimulación a la Vagina y al Clítoris:

En la mayoría de estas técnicas tu boca estará justamente en su Vulva, casi nunca extenderás tu

lengua como se ve en los videos pornográficos. La Lengua Porno, como le llaman algunos, no es

una buena técnica sexual. Se usa a favor de la cámara y para el espectador del Video Porno (para

conseguir buenos ángulos con la cámara), no para beneficiar a la actriz. Una lengua en una boca

húmeda y caliente se siente mucho mejor que una extendida a todo lo que da. Además cuando la

lengua se encuentra dentro de tu boca tienes mucho mejor control, destreza y velocidad cuando es

necesario. La única excepción es cuando usan algunos pases largos al iniciar, pero luego

continuaras con técnicas de boca completa. Usaras muchas de las mismas técnicas que hemos

explicado anteriormente pero algunas varían ligeramente así que estúdialas con atención junto con

las nuevas técnicas.

Inicia con los pases de calentamiento, primero y luego prosigue con la estimulación indirecta del

clítoris, finalmente sigue con la estimulación directa del clítoris (a menos que tu compañera sea

muy sensible para la estimulación directa del clítoris)

El Aliento Caliente:

Antes de que toques realmente su vulva (área externa de la vagina), usa tu aliento mas caliente

sobre toda el área. Pero de hecho no toques su vagina, Usa tu aliento más suave y caliente sobre

el área externa únicamente. ADVERTENCIA: ¡NUNCA SOPLES DENTRO DE LA

VAGINA DE TU COMPAÑERA! PUEDES PROVOCAR QUE UNA BURBUJA DE AIRE

(EMBOLO DE AIRE) ENTRE EN SU TORRENTE SANGUINEO LO CUAL PUEDE

PROVOCAR UN DAÑO GRAVE Y ¡¡¡¡HASTA LA MUERTE!!!!

La Gran Lamida para Calentar:

Usando la punta de tu lengua, lame justo fuera de sus labios vaginales externos (o labios mayores)

con pases largos uno a la vez. Luego muévete hacia adentro y lame directamente sobre cada labio

moviéndote hacia la capucha de su clítoris. Muévete hacia adentro de nuevo y lame entre los

labios internos y externos (o labios mayores y labios menores) En cada pase lame desde el fondo

de su vagina hasta arriba y has tan grande el pase como te sea posible.

La Lamida al Cono de Nieve:

Lame su vulva como si estuvieras lamiendo un cono de nieve. Has tu lengua tan ancha como

puedas y lame desde el fondo hasta arriba con largos y anchos pases. Dependiendo de que tan

aventado seas puedes empezar las lamidas desde el fondo de su vagina, debajo de su vagina en

el perineo, o justo debajo de su ano (lee mas arriba las precauciones que debes tomar para el sexo

buco-anal) Puedes lamer su ano, el perineo u su vulva. Si eliges hacerlo de esta manera inicia el

pase justo debajo de su ano con la punta de la lengua, cuando llegues al perineo empieza a

ensanchar la lengua para que cuando llegue a su vulva tu lengua debiere estar casi plana y cubrir

su vulva lo más posible.

La Embestida con la Lengua:

Mete y saca tu lengua por su orificio vaginal. Se trata de embestir tan adentro como sea posible.

Puedes ya sea poner tu boca contra su vulva y meter y sacar tanto como puedas tu lengua, o

puedes sacar tu lengua y ponerla tan dura como te sea posible y meterla y sacarla de su vagina

moviendo tu cabeza para atrás y para adelante.

La Técnica Alfabética:

Escribe las letras del Alfabeto con tu lengua en la vulva de tu compañera. Esto agregara una gran

variedad de pases y sensaciones. Esta es una técnica para calentarla y debe ser usada al

principio.

La Lengua Remolino:

Presiona tu boca ligeramente abierta sobre su vulva y sobre su clítoris y mueve como remolino la

punta de tu lengua alrededor de su clítoris. Inicia lentamente y presta atención a los movimientos

de tu compañera. Después de estarlo haciendo un rato, puedes usar tus dedos para jalar hacia

atrás la capucha de su clítoris y así podrás proporcionarle una estimulación más directa.

La Técnica del Pequeño Movimiento:

Pon la pura punta de tu lengua sobre su clítoris. Luego mueve tu lengua muy, muy lentamente

haciendo círculos, o de arriba hacia abajo, o de izquierda a derecha (observa como responde

mejor) Mueve apenas tu lengua. Puedes incluso detenerte por momentos y tan solo descansa la

puna de tu lengua sobre su clítoris sin moverte y ella empezara a moverse hacia ti.

La Lengua Temblorosa:

Con la punta de tu lengua has temblar el clítoris de tu compañera de atrás para adelante. Inicia

lentamente e incremente la velocidad poco a poco para averiguar a que velocidad responde mas

favorablemente. Puedes hacer esto por tanto tiempo como ella lo disfrute. Pero no lo hagas por

tanto tiempo que ella se aburra con la sensación. Cambia de técnicas cada uno o dos minutos.

La Chupada:

Lentamente pon tu boca en su clítoris y suavemente chúpalo y frótalo con tu lengua, labios y boca.

La Chupada y el Temblor:

Realiza la chupada como se describe arriba, entonces cuando el clítoris se encuentre dentro de tu

boca hazlo temblar de atrás para adelante y de arriba hacia abajo. Inicia lentamente y continua

más rápido si ella responde bien. Puedes hacer esto mientras ella lo disfrute, pero no lo hagas por

tanto tiempo que ella se aburra con la sensación, cambia de técnicas cada uno o dos minutos.

El Aliento Frió:

Ahora que su clítoris y vulva se encuentran húmedos, si soplas sobre ella con una muy suave

corriente de aire fresco de tu boca, le proporcionaras una sensación de frescura en su clítoris, has

esto durante 15 segundos. Después de haber hecho esto prosigue inmediatamente con “La

Chupada y el Temblor”, tu boca caliente le sentara muy bien después de la sensación del aliento

fresco. Usa esta técnica únicamente en la área externa únicamente. ADVERTENCIA:

¡NUNCA SOPLES DENTRO DE LA VAGINA DE TU COMPAÑERA! PUEDES

PROVOCAR QUE UNA BURBUJA DE AIRE (EMBOLO DE AIRE) ENTRE EN SU

TORRENTE SANGUINEO LO CUAL PUEDE PROVOCAR UN DAÑO GRAVE Y

¡¡¡¡HASTA LA MUERTE!!!!

Sugerencias Generales para complacer Oralmente a las Mujeres:

• Continua estimulando a tu compañera usando las técnicas que acabas de aprender.

Puedes llevar a tu compañera al orgasmo varias veces si así lo deseas. La mayoría de las

mujeres necesitan un breve descanso entre cada orgasmo. Pro lo que después de haberle

dado un orgasmo espera de 30 a 90 segundos antes de que inicies de nuevo la

estimulación. Durante este periodo puedes tomar aire y besarla en los labios o puedes

permanecer entre sus piernas y besar la parte interna de sus piernas.

• En las encuestas que se han hecho a las mujeres, la mayoría afirma que les gusta que sus

compañeros las estimulen tanto con la boca como con los dedos. Por lo cual te recomiendo

que leas el articulo sobre la estimulación al Punto-G y la eyaculación femenina, ahí podrás

encontrar técnicas que puedes combinar con las que aprehendiste aquí.

• Si ella empieza a empujar su vagina contra tu boca mas fuertemente, eso significa que ella

quiere mas y que lo esta disfrutando. Si ella se hace para atrás, puede ser que sea muy

sensible, o que le estas proporcionando estimulación directa demasiado pronto. Puedes

continuar y usar otras técnicas o seguir con la misma. Cuándo encuentres una técnica que

realmente la enloquezca ¡apégate a eso! Debes aprender a leer sus movimientos, su

respiración y sus sonidos.

• Puedes estimularla mas directamente con cualquiera de las técnicas descritas mas arriba,

jalando la capucha de su clítoris y estimulando el clítoris expuesto directamente. Haces

esto jalando suavemente la piel que cubre su clítoris con tu pulgar u otro de tus dedos.

• Pregúntale a tu compañera que le gusta mas y como puedes proporcionarle el mayor

placer.

Posiciones para complacer oralmente a tu amante:

Hasta ahora hemos supuesto que tu compañera se encuentre acostada de espaldas con sus

piernas entreabiertas y que tu te encontraras boca abajo entre sus piernas. Ahora queremos

mostrarte algunas otras posiciones convenientes para el sexo oral.

index-12_1.jpg

index-12_2.jpg

Sentada en tu cara – de frente hacia ti

Esta posición permite un fácil acceso a su clítoris. Puedes cambiar alcanzar a

masajear sus algas y a agregar estimulación vaginal o al Punto-G desde atrás

con tus dedos.

Sentada en tu cara – volteando hacia atrás

index-13_1.jpg

Esta posición permite un fácil acceso a su clítoris y a su ano para estimulación

oral del ano. Puedes alcanzar también a masajear sus nalgas y a agregar

estimulación anal con tus dedos.

Entre sus Piernas – Sobre tus Hombros

Existen muchas variaciones de esta posición básica, pero todas tienen en

común la posición de estar entre sus piernas. Y como con todas las posiciones

en las que te encuentras en medio de sus piernas puedes proporcionarle gran

estimulación al clítoris, y agregar estimulación vaginal o al Punto-G con tus

dedos.

Sus Piernas dobladas para arriba – tu pecho contra la cama

index-14_1.jpg

index-14_2.jpg

Esta es una gran posición para hacer la Técnica del “Cono de Nieve”. Ya que

tienes acceso muy fácil a su perineo y ano si así lo deseas. También es buena

posición para la técnica de la “Lengua que Embiste”

Mujer de Rodillas – Tu desde atrás (¡La delicia del amante del Trasero!)

Esta posición y la variación donde la mujer se encuentra parada y doblada

hacia delante con las favoritas de los hombres amantes de los traseros.

Tienes una vista completa de su bello trasero y de su vagina y puedes

proporcionarle estimulación oral de todos tipos en el clítoris y/o en el ano,

index-15_1.jpg

como también agregar estimulación con tu mano. Una gran técnica es

estimular su clítoris con tu pulgar mientras que con tus dedos estimulas su

Punto-G, y con tu lengua estimulas su ano.

El 69 – Mutua Estimulación Oral

Esta es la posición favorita de mucha gente, en esta posición puedes practicar

todas las mismas técnicas que en la posición donde ella se sienta en tu cara, y

al mismo tiempo recibirás un gran placer proporcionado por ella. Muchas

parejas usan esta posición como un sustituto del coito por una razón u otra.

Curso de masaje erótico I ,

Los masajes se han utilizado tradicionalmente para

solucionar problemas físicos, pero, al margen de su función

terapéutica, los expertos afirman que esta técnica sirve como

instrumento de comunicación para potenciar las relaciones

personales.

En este sentido, las distintas formas de masaje se basan en

la necesidad de contacto físico que sentimos desde que somos

recién nacidos hasta la exigencia de caricias más íntimas en la

edad adulta. "Las sensaciones que provocan las caricias, roces,

besos, abrazos y frotamientos de la piel son un vehículo para

pasar de la comunicación corporal a la mental al entrar en un

estado total de abandono.

Para ello, tan importante como aprender a tocar es

disfrutar del placer de ser tocado", explica Ana de Calle,

sexóloga del Centro Integral de Salud CERES. Además, estos

masajes, que los expertos denominan sensoriales o sensuales

porque su fin no es únicamente aumentar el placer sexual,

proporcionan diferentes ventajas.

Las ventajas - Refuerzan la confianza. "El temor al

contacto en cualquier zona del cuerpo -y no exclusivamente en

los genitales- puede ser una limitación para disfrutar de las

relaciones, ya que muchas personas se bloquean por este

motivo. En este sentido, los masajes sirven para romper la

barrera psicológica que impide dar y recibir caricias en las

Curso de masaje erótico II

Masaje tántrico

Está inspirado en la filosofía hinduista y es un ritual que consiste en

acariciar las zonas eróticas para lograr el equilibrio espiritual. Se

puede empezar de pie o tumbados, situándose frente a un espejo que

permita identificarse con el cuerpo de la pareja. Acariciarse cada uno

a sí mismo e ir tomando contacto con el otro untándose con aceites

aromáticos. Utilizar bebidas Ðvino y zumosÐ y frutas Ðhigos, uvas,

cerezas y fresasÐ para dar de comer a la pareja. Así, todos los

sentidos se van sensibilizando y se hacen más receptivos al placer.

Empezar a acariciar los genitales del otro guiando la mano de la

pareja por las zonas donde más placer proporcione a cada uno. A

medida que aumenta la excitación, conviene respirar profundamente

para mantener el control de los genitales. Durante el orgasmo, tensar

los músculos de las nalgas para intensificar y alargar el placer el

máximo tiempo.

Taoísta

Se inspira en la creencia de que en el cuerpo existe un campo

energético formado por doce meridianos que canalizan la energía

sexual para aumentar el bienestar. Siéntate sobre los tobillos o de

cuclillas frente a la cabeza de tu pareja -tumbada boca arriba-.

Realiza estiramientos de la piel -de las sienes a las caderas-

tomándola entre el pulgar y el índice y tirando suavemente en cada

punto. Coloca las manos en el interior de los tobillos y desliza los

dedos con una caricia subiendo lentamente desde las pantorrillas a

los muslos. Posa las manos en el centro del esternón y muy despacio

deslízalas hacia el hueso púbico; sepáralas pasando por los huesos

de las caderas, sube por el costado, las axilas y el pecho hasta

regresar al externón. Repite este movimiento descendiendo cada vez

un poco más hasta llegar a rozar ligeramente los genitales y

acercándote a los pezones. Traza un semicírculo sobre los muslos,

subiendo desde el interior de las rodillas y bajando por el exterior de

éstos. Para terminar, traza círculos en el interior de sus orejas

utilizando los pulgares.

¿Qué sitios amasar?

Completo

Quien realiza el masaje debe colocarse de rodillas a los pies de su

pareja, mientras ésta permanece tumbada boca abajo con las piernas

estiradas y ligeramente separadas.

Amasa sus nalgas con suavidad y sigue con ligeras friegas, de arriba

abajo en la hendidura que las separa.

Sigue hasta el ano y el perineo.

Pide a tu pareja que se dé la vuelta.

Con la mano izquierda acaricia con los dedos sus piernas, al tiempo

que masajeas con la palma derecha el tórax, los pechos y los pezones

-en éstos alterna el roce con estrujamientos leves-.

Masajea con las dos manos el tórax, los dos pechos y los pezones.

Recorre con un leve roce de los dedos todo su cuerpo, desde los

pezones hasta los genitales.

Acaricia el interior de las ingles, sube al abdomen y regresa a éstas.

Roza con una mano los genitales y con la otra traza círculos alternos

en el abdomen, el pecho y los muslos.

El pecho

Sitúate de pie o arrodillado a la derecha de tu pareja mientras ella

está tumbada boca arriba con las piernas estiradas.

Con la palma derecha sobre el abdomen, traza un movimiento

semicircular.

Alternando las manos deslízalas hacia arriba pasando por el medio

del tronco hasta la parte superior del pecho.

Sitúa tu mano diestra en el pecho derecho de tu pareja abarcándolo

por debajo y con el pulgar hacia el exterior.

Deslízala hacia arriba sobre el pecho, de manera que el pulgar y el

índice aprisionen el pezón.

Presiona éste con todos los dedos suavemente.

Toma la base del pezón con los dedos pulgar e índice y deslízalos

hacia la punta.

Para terminar, vuelve a repetir los pasos anteriores sobre el pecho

izquierdo.

Las piernas

Coloca las dos manos en el tobillo derecho de tu pareja -tumbada

boca arriba-, con la diestra más cerca del pie y los dedos hacia fuera.

Desliza las dos manos hacia arriba, con la derecha en la parte interior

del muslo y la izquierda en el exterior.

Cerca de la pelvis, gira las manos y deslízalas hacia abajo.

Coloca la mano derecha cerca de la rodilla y la otra un poco más

arriba, con los dedos en la cara interior del muslo y el pulgar en el

exterior.

Realiza una ligera presión con el pulgar de una mano y desliza la

otra en dirección a la primera.

Repite los dos pasos antes de realizar el masaje en la pierna

izquierda.

Los genitales

Este masaje se puede aplicar tanto para el hombre como para la

mujer. Al realizarlo, sitúate en el lado derecho de tu pareja.

Coloca la mano derecha sobre los genitales y realiza un suave

masaje mientras con la izquierda frotas el abdomen en movimientos

circulares.

Sin interrumpir el masaje genital, desliza la mano izquierda desde el

abdomen hasta el pecho derecho.

Después, toma el pezón con los dedos pulgar e índice y ve

realizando un movimiento de rotación fuera y dentro de su área.

Ahora frota con la mano izquierda el hombro y los músculos del

cuello del lado derecho.

Cambia la mano que realiza el masaje en los genitales mientras con

la mano derecha frotas suavemente la parte interna del muslo

derecho.

Para terminar, sitúate en el otro lado de su cuerpo y repite una a una

las fases de la secuencia anterior sobre las mismas zonas del lado

izquierdo

Masaje chino

A dúo

Este masaje está basado en la técnica de la reflexología: la

estimulación de todo el cuerpo desde las terminaciones nerviosas

que hay en la planta de los pies. Uno debe echarse sobre el suelo

boca arriba y el otro, tumbado frente a él, deslizar las piernas entre

las suyas. Amasar los dos a la vez los pies del otro, de forma lenta y

enérgica por la planta, el arco, el tobillo y los dedos. A medida que

las piernas de quien está debajo cedan hacia los lados, el otro debe ir

aumentando la presión para estirar los muslos. Terminar el masaje

colocando los pies de la mujer apoyados en las ingles -justo al lado

de los genitales- de su compañero, para presionar los músculos

tensos de esta parte. A su vez, el hombre debe apoyar sus talones en

el hueso del pubis de su pareja.

Para ella

Despierta el deseo y resuelve problemas de frigidez. La mujer debe

estar tumbada con la espalda sobre el suelo, los pies rectos y las

manos sobre su pecho y el hombre, arrodillado junto a sus piernas.

Apoya las bases de las palmas sobre las ingles de tu pareja y

deslízalas ligeramente ciñendo toda la mano a su cuerpo hasta que

los dedos descansen sobre su abdomen. Poco a poco, carga todo tu

peso, dirigiendo la presión a la parte baja del abdomen y mantenla

en este punto durante dos minutos. Colócate arrodillado a la altura

de la cintura femenina. Apoya la palma de una mano sobre el centro

del esternón; la otra sobre el vientre y presiónalos durante dos

minutos. Palpa con los dedos en los dos lados del pecho de tu pareja

buscando síntomas de tensión por debajo de la clavícula. Si notas

alguna rigidez, aprieta sobre ella con una presión moderada mientras

tu pareja respira concentrándose en los lugares donde tú presionas.

Coloca tus manos sobre sus hombros y deslízalas por los brazos

apretando ligeramente hasta llegar a las muñecas. Presiónalas con

los pulgares durante un minuto. Con el pulgar y el índice, ve

tomando cada dedo de sus manos y tirando de ellos ligeramente.

Para él

Sirve para facilitar la erección.

El hombre debe tumbarse boca arriba con las rodillas flexionadas; la

mujer encima y de espaldas a él, con los glúteos sobre su abdomen.

Apoya las manos sobre la cara interior de los muslos de tu

compañero y traza un movimiento ascendente rozando su piel con la

punta de los dedos, desde la parte más próxima a las rodillas hasta

las ingles.

Levanta el pene de tu compañero y colócalo sobre su abdomen.

Tócalo ligeramente con la punta de los dedos a la vez que llevas la

otra mano hacia sus ingles y presionas en esta zona con la base de la

palma. Mantén la presión durante un minuto.

Acaricia la cara interior de los muslos y sube por el escroto hasta la

cabeza del pene. Mientras, tu compañero debe iniciar un movimiento

pélvico y respirar pausadamente. Intensifica la velocidad de tus

movimientos sobre sus muslos y su pene hasta conseguir una

erección completa.

Curso de masaje erótico III Métodos de movimiento Con

estas manitas Las sensaciones se hacen más intensas

utilizando plumas, telas suaves u otros materiales al acariciar a

la pareja. Los movimientos de las manos que se utilizan

habitualmente en los masajes son de tres tipos: Friegas Se

realizan deslizando la palma de las manos por el cuerpo de la

pareja con movimientos largos. Son muy efectivas en la

espalda, en el tórax o en los pechos, en las nalgas y en la espina

dorsal y su función es calentar estas zonas, provocando una

vasodilatación y mejora de la circulación sanguínea para

prolongar el momento del orgasmo. Amasamientos Se

pueden realizar con los dedos -trazando pequeños círculos- o

con las palmas de las manos -prensando el músculo y

soltándolo despacio-. Para conseguir el placer, la presión no

debe ser tan fuerte como cuando se da un masaje muscular.

Estos movimientos son los más indicados para la base del

cuello y la parte superior de la espalda. Sirven para liberar la

tensión que produce la excitación sexual. Patas de araña Para

realizarlo, se utilizan únicamente las yemas de los dedos. El

movimiento consiste en presionar con delicadeza la piel con

ellas como si fuesen las patas de una araña que camina por el

cuerpo de la pareja. Para conseguir un estado de relax, se debe

realizar sin tocar apenas la piel. Es muy œtil al principio y al

final de cada sesión. Sustancias deslizantes El aceite se aplica

en las manos, que luego deben frotarse para que estén calientes.

El Arte de la Sexualidad

Compendio de técnicas sexuales fuera de lo común

FÁCIL, EFECTIVO, CON RESULTADOS

INMEDIATOS

CONTENIDO

• • La Pareja

§

§ Sensualidad

§

§ Las caricias

§

§ El baño

§

§ Sexo oral

§

§ Sexo anal

§

§ Penetración

§

§ Posturas

• • El Hombre

§

§ El placer del hombre

§

§ Técnicas orales

§

§ Importancia del control de la eyaculación

§

§ Vencer la eyaculación precoz

§

§ Técnicas para eliminar la impotencia

• • La Mujer

§

§ Estimular los senos

§

§ Técnicas orales

§

§ ¿Cómo reconocer los signos de satisfacción?

§

§ El Punto "G"

§

§ Ejercitar la vagina

§

§ Vencer la frigidez

LA PAREJA

SENSUALIDAD

El amor no consiste en mirarse el uno al otro, sino más bien mirar

los dos en la misma dirección. Es muy fácil dar prioridad a casi

todo antes que al sexo. Los niños, hacer la colada, llamadas

telefónicas, pagar las facturas, etc. Si no sitúa al sexo en una

posición elevada dentro de su escala de valores, la relación con su

pareja perderá rápidamente interés y calidad. Reservar a las

relaciones sexuales un lugar importante en su vida de pareja

ayuda a mantener la llama viva.

Si realmente desea que su vida sexual conserve todo su atractivo

debe darle la importancia que se merece, aunque deje de hacer

otras cosas por ello. Es lo inesperado lo que mantiene vivo el

romanticismo y la atracción sexual. Así pues, pequeños regalos,

fines de semana íntimos, cenas románticas, etc. cuando su pareja

no se lo espere serán mano de santo para este menester. Una

palabra de elogio pronunciada con una voz tierna y dulce puede

hacer milagros. No debe perder nunca la inquietud por conocer

las fantasías sexuales de su pareja y realizarlas conjuntamente.

No olvide jamás el arte de descubrir, de comunicar, de seducir, de

complacer, de penetrar y de relajarse. Cuide también su aspecto

físico y su manera de vestir. No se abandone, pues si le gusta ser

deseado deberá esforzarse para atraer la atención de su pareja.

"El amor y la alimentación tienen la misma importancia vital para nuestra

salud y subsistencia." (Ko-Tseu)

La perfecta armonía sexual es un elemento vital para la salud y

longevidad del hombre y la mujer. Cuando un hombre y una

mujer pueden hacer el amor con la frecuencia deseada alcanzarán

un grado de felicidad y armonía importante. Esta armonía puede

cambiar su relación con las gentes que les rodean y su gentileza y

simpatía conllevarán la envidia y los celos de los demás.

Una persona sensual es aquella que provoca atracción o reacción

en los sentidos de otra, bien sea deseo sexual, excitación, deseo

de hacer el amor, etc. Algunas personas son, por naturaleza, muy

sensuales y tienen la capacidad de atrapar literalmente a aquella s

que desean. Usted también puede llegar a ser sensual. En general

las personas que poseen un fuerte potencial sexual tienen una

sensualidad muy acusada, si bien, en muchos casos ellos mismos

no se dan cuenta. El magnetismo personal que se desprende de

est as personas es muy envolvente y al entrar en contacto con

ellas puede sentirse absorbido.

La sensualidad que irradia proviene de dos fuentes diferentes;

una se encuentra en el interior y la segunda en el exterior.

Su poder sensual interior proviene de sus pensamientos, de su

energía sexual, de sus sentimientos y de su magnetismo

personal, en una palabra, de su personalidad.

El poder sensual exterior proviene de su manera de vestir, de sus

actitudes, de su manera de hablar, de su manera de mirar.

Normalmente se posee uno u otro de esos poderes sensuales pero

rara vez ambos. La persona que sabe desarrollar tanto la forma

externa como la interna de su sensualidad llegará a magnetizar a

los demás.

Como hemos dicho anteriormente su poder sensual interior está

compuesto de sus pensamientos, sentimientos, energía sexual y

de su magnetismo personal. Veamos ahora como puede

transformar cada uno de estos aspectos para que aparezcan lo

más sensual posible.

LOS PENSAMIENTOS: Los pensamientos reflejan y producen en

los demás el efecto que queramos darle. Así, un pensamiento

sensual es un pensamiento positivo que ilumina, es una actitud o

un deseo que tiene la fuerza de atraer la gente hacia usted.

También es obvio que para recibir es necesario dar primero, y

todo el mundo desea recibir antes que dar. Con estos conceptos

en su mente le será mucho más fácil conseguir que sus

pensamientos sean más sensuales. Veamos un ejemplo: Imagine

una persona a la cual desearía ofrecerle todo su amor. Usted ha

creado con esta idea un pensamiento sensual, potente, positivo y

capaz de atraer esa persona hacia usted cuando se encuentre en

presencia de esa persona. Ese pensamiento que impregna su ser,

va a irradiarse fuertemente hacia la otra persona; usted no tiene

necesidad de ser consciente de esto, su subconsciente reacionará

sin que usted se dé cuenta. Lo que se debe evitar a toda costa es

perder el control cuando se encuentre en presencia de esa

persona, es decir, tener miedo, falta de seguridad, etc., ya que en

ese moment o su pensamiento pierde toda eficacia.

LOS SENTIMIENTOS: El ser humano no es un ser lógico, es un ser

emocional y normalmente son las emociones las que lo hacen

reaccionar y avanzar. La persona sensual que llegará a ser

actuará sobre las emociones de aquellos que le salgan a su paso.

Puesto que usted hablará a alguien actuando sobre sus

emociones, automáticamente será capaz de provocar en ella

emociones y sentimientos. Así, cuando esté enamorado, será

sensual. Cada gesto, cada caricia, cada conducta que lleve a cabo

contendrá una carga de sensualidad tan grande que rendirá su

pareja a sus pies. En conclusión, si desea parecer muy sensual y

no está enamorado haga como si lo estuviera y los resultados

serán favorables.

SU ENERGIA SEXUAL: Las personas que tienen una energía

sexual fuerte son generalmente más sensuales que el resto.

Habrá notado que cuando está excitado sexualmente, siente una

energía muy intensa, convirtiéndose en objetivo prioritario y

exclusivo el satisfacer su deseo sexual. En ese momento, si tiene

la posibilidad de seducir a una mujer, seguramente su

sensualidad será mucho mayor que en una situación normal.

Vemos pues que la sensualidad es una energía muy intensa y que

se puede transmitir entre las personas. Por ello si aprendemos a

potenciar nuestra energía sensual podremos aumentar nuestra

capacidad de seducción.

EL MAGNETISMO PERSONAL: Una persona sensual posee un

fuerte magnetismo personal, un magnetismo seductor. Así un

Pura Sangre no es forzosamente un caballo de carreras; sólo

aquellos que poseen el carácter suficiente llegan a serlo. El mismo

principio se puede aplicar a la sensualidad y al magnetismo. Sólo

las personas que son capaces de potenciar al máximo su

sensualidad podrán gozar de una capacidad de seducción

envidiable.

El poder sensual exterior está formado por varios aspectos, que

son:

- Su manera de ser.

- Su manera de vestirse.

- Su manera de hablar.

- Su manera de moverse.

Vamos a describir detenidamente estas cualidades para enseñarle

cómo usarlos para convertirnos en unas personas

irresistiblemente sensuales.

SU MANERA DE SER: Su manera de ser denota quien es

realmente y el entorno del que proviene. Según sea ésta,

provocará envidia o pena. En general, lo que aparentamos es un

fiel reflejo de nuestro interior. Suele ser muy difícil aparentar lo

que no se es, pero también es cierto que a mucha gente le gusta

precisamente eso. No se deje llevar por las apariencias y recuerde

que si decide construir una personalidad para agradar a los

demás, ésta podrá venirse abajo como un castillo de naipes al

primer contratiempo. Intente encontrar la persona que hay dentro

de usted. Aprenda a conocerse y conseguir la confianza en sí

mismo y la autoestima que le convertirá en una persona

envidiada y querida por todos.

SU FORMA DE VESTIR: Dicen que el hábito no hace al monje,

pero la realidad de nuestros días demuestra claramente lo

contrario: usted está siendo juzgado constantemente. Por eso, su

manera de vestir será una de sus tarjetas de presentación que le

clasificará ante los ojos de los demás. Haga la prueba y se

asombrará. Normalmente las personas se visten de acuerdo con

el modo en el que se desenvuelven. Es muy difícil aconsejar sobre

esta materia, pero hay unos cuantos consejos de carácter general

que a buen seguro le servirán:

- Intente vestir acorde con cada situación, pero sin renunciar a su

estilo propio.

- Vestir a la moda ayuda bastante para poder causar buena

impresión.

- Los colores vivos y claros suelen favorecer más que los

apagados y oscuros.

- Intente vestir siempre prendas que le sean cómodas y acordes

con su estilo personal. No se fuerce, pues estará incómodo y los

demás lo notarán.

SU MANERA DE HABLAR: "Por la boca muere el pez". Estamos

seguros de que no le gustaría hacer lo mismo. Siempre debe

procurar hablar despacio y vocalizando. Si habla demasiado

deprisa y se come las palabras provocará tensión en los demás y

le evitarán. Un buen sistema para moldear su voz y conseguir que

sea más sensual, es ensayando con una grabadora. Intente

grabar un texto romántico o una declaración de amor y escúchela

varias veces; verá cómo cada vez encuentra defectos y detalles

que cambiar.

SU FORMA DE MIRAR: Los ojos son el reflejo del alma. Sus ojos

muestran su estado anímico: la trist eza, la alegría, la felicidad, el

deseo, etc. ¿Hay algo más sensual que la mirada de un hombre y

una mujer enamorados? ¿Hay algo más sensual que una intensa

mirada de deseo? Vale la pena pues, poseer una mirada intensa y

que refleje nuestro deseo y sensualidad. Para ello practique

delante de un espejo e intente mostrar amor, ternura, pasión y

deseo. Solo un poco de tiempo bastará para ver resultados

sorprendentes.

SU FORMA DE MOVERSE: Si camina como un pobre infeliz al que

su mujer ha abandonado por otro, seguramente inspirará lástima

o pena. Si sus gestos son bruscos y secos, seguramente inspirar

más miedo que amor. Estos simples ejemplos bastan para

demostrar la importancia que tiene la forma de caminar y de

moverse. Poco importa lo que diga y como lo diga si la

gesticulación o el ademán empleado no es el adecuado. No olvide

que su imagen exterior es lo primero que se ve y es muy

importante que los demás se interesen, que sientan curiosidad

por usted. Por ello evite los extremos, hágase notar pero sin

necesidad de llamar la atención; deje que los demás tengan

curiosidad por conocerlo.

Ésta es la regla de oro: SUSUSCITE LA CURIOSIDAD DE LOS

DEMÁS.

EL OLFATO: El olor natural de un hombre o de una mujer pueden

desencadenar un vivo deseo y una gran excitación. Aprender a

apreciar el olor natural de su pareja es muy importante. Pero

debe llevarse cuidado ya que esos olores personales según la

ropa utilizada puede transformarse en malos olores. Es

recomendable utilizar prendas hechas de materias naturales como

el algodón, la lana, la seda, etc.

EL OIDO: Hay muchos sonidos que tienen un carácter

extremadamente erótico. Así los gemidos, los jadeos, las

palabras, la fricción de los cuerpos, el ruido del somier,

determinados golpes, etc. Estos ruidos son una fuente de

enriquecimiento sensual y ayudaran a aumentar la excitación y el

placer de la pareja. Durante el coito el hombre es muy sensible a

las reacciones, sonidos, gemidos, gritos, palabras, etc. que emita

su pareja.

LA VISTA: El sentido de la vista tiene una gran importancia,

antes, durante, y después de las relaciones sexuales. Apagar la

luz durante el acto sexual supone renuciar a una gran fuente de

excitación como es la vista. La vista del cuerpo, de la cara, de los

cabellos de una mujer puede ayudar enormemente a la erección

en el hombre. También tiene mucha importancia el uso de ropa

interior u otro tipo de complementos para aumentar el deseo en

el hombre. El ver los órganos sexuales tanto femeninos como

masculinos provocará un gran placer y excitación, e incluso las

masturbaciones hechas sin vergüenza ni complejos pueden ser

definitivas.

EL TACTO: Una caricia o roce en el momento y sitio adecuado

(cara, mano...) puede despertar el interés en la otra persona.

EL GUSTO: Una boca mal cuidada, o un aliento insoportable

puede echar al traste todo proceso de aproximación. Debe

guardar su higiene bucal.

LAS CARICIAS

Acariciar es un arte. Es muy importante aprender a acariciarse y a

dejarse acariciar. No se debe concentrar únicamente en las zonas

erógenas comunes, ya que su piel está compuesta de una

infinidad de puntos sensibles que deber descubrir día tras día.

Acariciarse suavemente con sus labios y su lengua los lóbulos de

las orejas, continuando por el cuello, alrededor de su boca, la

nariz y sus mejillas. Continúe por su pecho, siguiendo lentamente

sus curvas. Párese en los pezones, chupándolos y lamiéndolos con

dulzura. Siga deslizando sus labios por la espalda, los costados, el

vientre, la zona anal, la zona interna, los muslos, la parte trasera

de las rodillas, el ombligo, los pies, etc...

También es importante morder de vez en cuando todas las zonas

descritas anteriormente pero siempre con mucha delicadeza y

observando la reacción de su pareja. Muchas personas disfrutan

de estos mordiscos incluso durante el acto sexual.

La estimulación por pellizcos es muy gratificante y se debe

realizar a través de gestos breves y simples, por todo el cuerpo

de la pareja. Normalmente se utilizan los dedos pulgar e índice de

la mano, aunque también es posible realizarlos con los labios. En

ambos casos hay que ser extremadamente delicado en su

ejecución para así obtener el efecto de excitación deseado.

EL BAÑO

Para una pareja tomar un baño juntos puede aportar una nueva

dimensión su relación. Incluso puede ayudar a descubrir mejor el

cuerpo de uno al otro y explorarlo de forma diferente. Seguro que

una vez lo haya probado no podrá pasar sin ello.

Si tiene problemas sexuales, es decir, impotencia, frigidez,

eyaculación precoz, seguro que el baño en pareja estimulará su

sexualidad y dará lugar a innumerables tipos de caricias que no

ha descubierto todavía y le harán ver que todo es posible dentro

de una bañera.

Para empezar debe crear un clima íntimo en su cuarto de baño.

Luces tenues, temperatura agradable, música, velas, olores, etc.

Las mejores esencias para el baño con características afrodisíacas

son: El jazmín, la flor de naranjo, la rosa, el sándalo, cardamomo,

Ylang-Ylang.

Las esencias tónicas y estimulantes son: Romero, hisopo, enebro,

albahaca.

SEXO ORAL

El Taoísmo nos enseña que el sexo oral mutuo crea un circuito de

energía especial que contribuye a armonizar los elementos vitales

del cuerpo.

"El 69" es una de las posiciones más placenteras dentro de las

prácticas sexuales orales; se lleva a cabo invirtiendo su cuerp o

con el de su pareja, de forma que mientras uno succione el clítoris

el otro esté succionando el pene y acariciando los testículos.

SEXO ANAL

La pareja puede estar de rodillas o bien de pie y curvada hacia

delante y además debe estar en un estado de excitación muy

cercano al orgasmo.

El hombre deber lubricar abundantemente sus dedos y el ano de

su pareja, introduciendo delicadamente primero un dedo y

después progresivamente el segundo hasta el ano. Así conseguirá

que la zona quede bien lubricada.

A partir de ese momento el hombre podrá comenzar la

penetración del ano con su pene.

A medida que vaya penetrando el ano suavemente, deber

acariciar la zona clitoriana y luego introducir los dedos de la otra

mano en la vagina pudiendo sentir como su pene va penetrando

por el orificio contiguo.

Seguidamente empezará una serie de movimientos alternativos

de la mano y del pene que irán desembocando en un profundo

orgasmo de la mujer.

PENETRACION

El hombre debe alternar de forma variada y discontinua las

diferentes formas de penetración, es decir, tanto las superficiales

como las profundas. Para empezar nueve penetraciones

superficiales y una profunda permitirán a la mujer empezar a

sentir cierto grado de placer. Lentamente el hombre se adaptará

en función de su pareja y en función de su propio placer

cambiando el ángulo de la penetración y el ritmo de las mismas.

Según el Kama -Sutra hay dieciocho tipos de penetración que un

hombre debe consumar a una mujer:

LA PENETRACIÓN SIMPLE O HACIA ADELANTE. Ambos

órganos genitales se hallan opuestos el uno al otro y se

produce la penetración.

LA FRICCIÓN. El pene cogido por la mano se hace oscilar

dentro de la vagina, acentuando la fricción en la zona de

los labios vaginales.

LA HORADACIÓN. La vagina está hacia abajo y el pene

golpea y roza fuertemente la parte superior de ésta.

FRICCIÓN. En la misma situación el pene frota contra la

parte inferior de la vagina.

PRESIÓN. El pene presiona la vagina durante un largo

intervalo de tiempo.

GOLPE. El pene sale de la vagina y entra bruscamente

golpeando fuertemente el fondo. La salida proporciona más

vigor al pene y retrasa el espasmo en el hombre, mientras

acelera el de la mujer.

EL GOLPE DE VERRACO. El pene golpea solamente una

parte de la vagina.

EL GOLPE DEL TORO. El pene en su penetración golpea la

vez los dos lados de la vagina.

EL MOVIMIENTO DEL GORRIÓN. El pene va y viene dentro

de la vagina, sin salirse, en forma de contracciones muy

rápidas.

Golpear a derecha e izquierda dentro de la vagina como el

guerrero que intenta dispersar los sables de sus enemigos.

OTRAS:

Mover la tija de jade de arriba a abajo como un caballo

salvaje que hace el salto de la cabra para cruzar un

riachuelo.

Movimiento de penetración rítmico parecido al de las

gaviotas jugando con las olas.

Alternar rápidamente penetraciones profundas y

superficiales como una gaviota picoteando los granos de

arroz en un mortero.

Encadenar de una forma regular penetraciones profundas y

superficiales como si de grandes piedras hundiéndose en el

mar se tratara.

Penetrar la vagina lentamente como la serpiente se desliza

dentro de su guarida para hibernar.

Proporcionar pequeños golpes rápidos dentro de la vagina

como cuando una rata asustada se introduce en su

guarida.

Sacar lentamente el pene y después penetrar la vagina

como el águila al atrapar una presa en plena huida.

Penetrar la vagina procurando rozar la parte superior con

el prepucio como un velero cortando el viento.

POSTURAS

Hay cuatro posiciones fundamentales e infinidad de variantes.

Estas cuatro posturas fundamentales constituyen el punto de

partida y cada uno deberá dejar a su imaginación hacer el resto.

1/ Posición superior del hombre (misionero).

2/ Posición superior de la mujer.

3/ Posición lateral del hombre y de la mujer frente a

frente. El hombre está sobre su costado derecho y la mujer

sobre su costado izquierdo o viceversa.

4/ La mujer de espaldas al hombre.

Los miembros de la pareja deberán tener la misma curiosidad por

encontrar juntos diferentes y nuevas posiciones. Harán falta por

lo menos unos doce encuentros antes de que el cuerpo de uno se

habitúe al cuerpo del otro, pero encontrará posturas ideales

constituye una de las grandes satisfacciones sexuales para la

pareja.

Para los antiguos chinos esta búsqueda constante por la

perfección en las relaciones sexuales mantenía la llama del amor

y del sexo vivas hasta el último de sus días.

Veamos algunos ejemplos de posiciones comunes:

La mujer coge las nalgas del hombre con sus manos y cruza las

piernas por detrás de su espalda.

El hombre con una de sus manos levanta las piernas de la mujer

colocándolas a la altura de sus senos y con la otra mano introduce

su falo en la vagina.

El hombre se estira encima de la mujer, que se encuentra boca

abajo, y le abre las nalgas mientras ella sube su cintura para

facilitar la penetración.

La mujer está estirada sobre su espalda con las piernas abiertas y

el hombre de rodillas la coge por la cintura levantándola para

introducirle el pene.

El hombre está de pie delante de la cama y levanta las piernas de

la mujer para penetrarla.

La mujer está tumbada de espaldas, junta sus senos con las

manos formando un túnel y lubrica el interior del túnel. El

hombre, montado de rodillas encima de ella, hace penetrar su

pene en erección dentro del túnel mientras la mujer se acaricia

los pechos.

La mujer está recostada sobre su espalda y levanta sus piernas

cogiéndose los pies con las manos.

El hombre coloca las piernas de la mujer a la altura de sus brazos

y, tomándola por la cintura, la penetra.

Los pies de la mujer están encima de la espalda del hombre que

puede así penetrarla profundamente.

La mujer está acostada sobre su espalda y el hombre está

arrodillado entre sus piernas cogiéndole con una mano las nalgas

y con la otra los pies.

La mujer está recostada sobre su espalda y pone uno de sus pies

sobre la espalda del hombre mientras que el otro queda

suspendido libremente.

En esta postura el hombre suele estar tumbado sobre sus

espaldas, permitiendo a la mujer jugar un papel mucho más

activo en la relación sexual. De esta forma ella misma podrá

cambiar el ángulo de penetración y la intensidad de la misma, y

regulará perfectamente su grado de excitación y de placer. Esta

postura es propicia también para el hombre pues le permite

controlar mejor su eyaculación. Incluso es posible para la mujer

estirar sus piernas y quedarse sentada sobre el hombre para

imprimir movimientos de rotación sin perder contacto con el

pene. En definitiva, se puede definir esta postura como una de las

más gratificantes para la pareja.