Dieta Mediterránea Española Actualizada por Anónimo - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle

DIETA

MEDITERRÁNEA

ESPAÑOLA

ACTUALIZADA

2

Titulo

Dieta Mediterránea Española Actualizada

ÍNDICE:

Capítulo 1º: Costumbres Mediterráneas Españolas del Siglo XIX.

Capitulo 2º: Comidas que hacían en la España Mediterránea

nuestros antes pasados.

Capítulo 3º: La importancia de los principios inmediatos en la

alimentación.

Capítulo 4º: Dietoterapia (dietas para distintas enfermedades).

Capítulo 5º: La dieta Mediterránea actualizada.

Capítulo 6º: Los perjuicios de algunos alimentos.

Capítulo 7º: Lo que nos conviene sembrar para que no falten

alimentos en el mundo.

Capítulo 8º: Tecnología alimentaría.

Capítulo 9º: Deshidratación, horno y frituras.

Capítulo 10º: La conservación de los alimentos.

Capítulo 11º: Tecnología de la fermentación y de las enzimas.

Capítulo 12º: Prevenir antes que curar, por medio de la dieta.

Este trabajo se ha hecho con el propósito de hacer que los seres

humanos tengamos salud equilibrada y sin que por ello se

destruya nuestra economía. Se ha tendió mucho cuidado en

enseñar el mejor reparto agrícola adecuado y no contaminante

que pueda hacer que todos los seres de la tierra estemos

alimentados y nutridos, sin que exista las diferencias actuales

de hoy día, donde unos mueren de hambre, otros mueren de

exceso de alimentos.

3

PREFACIO

La idea de hacer este libro, vino a partir de la recomendación

gubernativa de que había que hacer dieta mediterránea, ya que la

misma es la mejor para nuestra salud.

Ello es muy cierto siempre y cuando hagamos una dieta mediterránea

auténtica y actualizada. No es lo mismo hacer una dieta mediterránea

del siglo XIX, que de final del siglo XX, la dieta mediterránea que se

conoce en nuestro país, es la del siglo XIX, y desde luego, que la

misma no nos sirve ahora a la población española en el final del siglo

XX, y principios del XXI, por ello, nació la idea de actualizar la dieta para que podamos hacer una dieta mediterránea, sana y que nos

aporte los nutrientes. No tenemos que olvidar que los seres humanos

que ahora estamos en el planeta tierra, no tenemos el mismo trabajo

que tenían nuestros antepasados, ahora generalmente nos vamos a

una fábrica o a un despacho que no tiene nada que ver con el trabajo

de campo que hacían nuestros antepasados, por ello no es posible

que las calorías que ellos comían, las podamos comer ahora, y la

procedencia de esas calorías tampoco son adecuadas para hoy día, la

mayor parte de las calorías que entonces ingerían nuestros

antepasados, provenían de los hidratos de carbono y de las grasas, y

aunque estos dos principios inmediatos son muy necesarios hoy no

podríamos comer cantidades tan grandes de ese tipo de principios ya

que de lo contrario nos crearía obesidad e intoxicación, por esta razón no hay más remedio que transformar la dieta mediterránea y hacerla

actualizada, los alimentos que vamos a tocar en la dieta mediterránea

actualizada, son de la misma materia que lo hacían nuestros

antepasados, si bien, con los procedimientos actuales y teniendo en

cuenta que lo que comamos nos nutra principalmente, una comida

que no nutra, no nos puede hacer bien y por norma intoxicará el

organismo y hará que perdamos la salud.

Se dice que la salud no tiene precio, es algo que la gente sabe muy

bien y cuando la perdemos estamos dispuestos a dar por recuperarla

todo lo que tenemos, por eso el mejor método de no perderla es hacer

prevención y desde luego con la alimentación hacemos prevención o

ayudamos a enfermarnos más deprisa, por lo tanto, démonos cuenta de que somos nosotros nuestros propios verdugos.

La comida de hacerla de una manera o hacerla de otra, puede ser la

causa de nuestros males, o de nuestra salud. Es ya de interés

mundial y la OMS. (Organización Mundial de la Salud), no cesa en su

empeño de avisar a todos los profesionales de la salud, para que

despertemos hacia este aspecto importante de nuestro equilibrio de

salud. La mayoría de los enfermos de colesterol son causas de un

exceso de alimentos que al digerirlos se convierten en grasa no

asimilable por el organismo, la mayoría de las enfermedades

4

cardiovasculares también son producto de alimentos inadecuados y

que decir de la gran cantidad de cánceres que hoy existen, sin lugar a

duda que son por una mala alimentación e inadecuada. Si además a

todo ello le sumamos el tipo de vida que hacemos, llenos de estrés, de

humo de tabaco, de alcohol, de drogas, tanto farmacéuticas como de

otros orígenes.

Por otro lado el reparto del suelo disponible para la siembra de

alimentos, debe ser controlado hasta el punto que la tierra dé lo

suficiente para que nadie se muera de hambre como está pasando

ahora cada día, no es posible que mientras unos mueren por excesos

de alimentos, otros lo hacen por falta de ellos, estamos totalmente

desequilibrados y es hora de arreglarlo, los unos tendremos que ceder

a favor de los otros, pero sin que por ello ni unos ni otros pasemos

hambre ni ninguna necesidad nutricional, lo que hay que hacer es

aprender a repartir equilibradamente lo que la tierra debe producir y

enseñar a las personas a que aprendan a comer sin que ello les haga

enfermarse. Vuelvo a decir que no es comprensible el desequilibrio

que existe en el planeta tierra y o nos damos prisa por arreglarlo o

nos vamos a la catacumba.

Por último pedir a los lectores de este libro, que aproveche y aprendan lo que en él estamos enseñando para su bien estar y salud, si ello es

así podrán tener un buen equilibrio saludable y con menos costo que

el que hasta ahora están haciendo.

EL AUTOR.

5

CAPITULO PRIMERO

COSTUMBRES

MEDITERRÁNEAS

ESPAÑOLAS DEL

SIGLO XIX

6

Es sabido por todos que las costumbres españolas han cambiado

mucho, nuestro pueblo se ha modificado, es decir, ha transmutado el

campo por la ciudad y a partir de este momento todo cambia y las

costumbres también.

En el siglo pasado, las personas tenían unas costumbres fijas, ya que

no se movían de su lugar de nacimiento generalmente, y lógicamente

ello les hacia que mantuviesen sus costumbres. Solían ser personas

campesinas, con lazos familiares muy fuertes y generalmente de

tradición machista, ya que eran las costumbres habituales de la

época. Tendré que aclarar que el machismo, es un producto generado

por las mujeres, ya que eran en esos tiempos las madres las que

discriminaban a los hijos, es decir, existían trabajos de mujeres y de

hombres, que haceres del hogar que los hombres nunca hacían

porque sus madres decían que eso era trabajo de mujeres y así,

podríamos enumerar cantidad de costumbres, por tanto, el machismo

no es algo inventado por los hombres sino por las mujeres (madres).

Se decía el hombre es para trabajar y la mujer es para estar en la

casa, esta costumbre se ha mantenido durante muchos años, incluso

todavía en algunos pueblos de España se sigue pensando así.

Afortunadamente, las costumbres han cambiado y el machismo se

está perdiendo poco a poco.

En el siglo pasado, nadie tenia los medios de comunicación que

existen hoy día y por lo tanto, la mayoría de las personas se

trasladaban andando sobre todo en los pueblos, por lo tanto eso hacia

que estas personas quemasen sus excesos de calorías alimentarías

con más facilidad que hoy día se hace, esto que en esa época se hacía

por necesidad, hoy día se debería hacer por obligación, con ello

principalmente ganaríamos en nuestra salud. Es necesario quitarse

de encima algunas comodidades que sólo nos llevan a la creación de

enfermedades, este no es el camino y los habitantes de los pueblos y

ciudades del siglo pasado esto lo tenían mucho más claro que hoy lo

tenemos y era mejor para su salud.

Se dice que hemos mejorado mucho en la media de vida gracias a los

adelantos de la medicina, y es sólo una verdad a medias, lo que pasa

es que cuando contabilizamos, lo estamos haciendo metiendo a toda

la población que vivimos en la tierra, incluyendo personas de todas

las edades, que es como generalmente se hacen las estadísticas. A mi

forma de entender lo que se ha mejorado es en que la población

infantil, ahora tiene menos enfermedades y no se muere como lo

hacia en el siglo pasado, pero sin embargo, los mayores que podrían

vivir mucho más, no lo hacen, por las malas costumbres que

normalmente se tiene en la forma de vida. Es cierto que la medicina a

avanzado mucho y que se podría vivir mucho más que en el siglo

pasado, pero los seres humanos tenemos miles de vicios que no

tenían nuestros antepasados y aunque la medicina en efecto puede

7

hacer vivir más a las personas, los vicios de las mismas hace que no

lo vivan; luego en este aspecto, nuestros antepasados del siglo XIX

eran más despiertos que nosotros y estamos diciendo que nunca en la

historia del mundo la vida estuvo tan desarrollada.

El desarrollo de los habitantes de la tierra debería ser para su

mejoramiento, sin embargo, vemos como no es así, los antepasados

nuestros, no tuvieron tantas comodidades ni tantos adelantos, pero

dentro de lo que tenían sabían vivir mucho mejor que nosotros y ello

está demostrado, por lo tanto, hay que considerar que cada época

tiene sus virtudes y sus defectos, pero habría que quedarse en parte

con las virtudes que tenían estos nuestros antepasados del siglo XIX.

Que se sepa en la historia de la medicina ningún habitante del siglo

pasado padeció de colesterol, ni de estrés, se dicen que son

enfermedades modernas, y la verdad no es esa, lo que pasa es que

aquellas personas vivían sin prisas pero sin pausas, no se tomaban la

vida tan deprisa como lo hacemos nosotros ahora y con ello ganaban

en salud.

Jamás en la historia del mundo hubo tantas enfermedades

incurables, salvo en las épocas de grandes catástrofes donde

acudieron las enfermedades clásicas de esos eventos como son:

cólera, tifus, disentería, etc. por lo tanto, no nos podemos sentir

tranquilos con nuestro desarrollo. Estamos en las puertas del siglo

XXI y la ciencia está preparada para fabricar seres humanos y

animales sin necesidad de gestación, pero ello no ha hecho que se

puedan erradicar enfermedades como la tuberculosis, la lepra, el

cáncer y últimamente el S.I.D.A., y además, cada día mueren miles

de personas de problemas cardiovasculares, lo que hace que se tenga

que pensar y preguntarnos ¿Dónde realmente está el desarrollo?, a mi

entender, este desarrollo existe sólo para los intereses de algunos

laboratorios que investigan en aquello que puede hacerles ganar

mucho dinero, pero naturalmente que en la erradicación de las

enfermedades no se está haciendo todo lo debido, y en parte es

porque si se erradican las enfermedades, entonces de que van a ganar

dinero esos laboratorios. Es duro tener que pensar así, pero estoy

seguro que no me equivoco al hacerlo, por ello, es necesario volver la

vista atrás y observar como vivían nuestros antepasados del siglo XIX,

y la verdad es que nos sorprenderá cuando veamos con los pocos

medios que tenían lo mucho que hacían, esto nos tiene que servir de

ejemplo y no querer alcanzar todo sin haber desarrollado antes lo más

elemental.

Nos tendremos que preguntar ¿Para que sirve el desarrollo

desorbitante científico si no somos capaces de curar enfermedades

básicas y otras de aparición reciente como el S.I.D.A.?, es entonces,

cuando nos daremos cuenta que tenemos necesidad de echar la vista

atrás. Nuestros antepasados no tendrían lo que nosotros tenemos,

8

pero tenían mucha más salud en general. Se dice que la salud no

tiene precio y es verdad, no se puede comprar con dinero la salud,

cuando una persona tiene su organismo enfermo y éste está en vías

degenerativas, por mucho dinero que tenga no podrá salvarse porque

no existe el medicamento milagro, por lo tanto, es mejor que

empecemos a vernos desde otro ángulo, de que nos sirve la ambición

que todos tenemos ahora, si con ello, lo más preciado que es la salud,

no la podemos conquistar. Es necesario que miremos una vez más

hacia atrás, ver como estos nuestros antepasados, vivían y vivían

bien, sin tener tanto ni tanta ambición, ya dice el “Axioma” que no es

más rico el que más tiene sino el que menos necesita, y esta gran

verdad nos tiene que servir de ejemplo a la hora de analizar a

nuestros antepasados.

Se dice constantemente que ahora en esta época existen más

problemas de cáncer que nunca, y ello es cierto, si analizamos el por

qué, lo vamos a encontrar en la vida que llevamos, la comida que

comemos, el aire que respiramos, el tabaco que fumamos, el café y

otras drogas llamadas alimentos que comemos, además de otras

drogas que ingerimos, y después de todo esto decimos que existen

más cáncer que nunca, lo extraño es que no seamos todos

cancerígenos. También aquí, tenemos que hacer referencia a nuestros

antepasados, ellos no padecían tantas enfermedades incurables,

gracias a su forma de vida, y eso que la medicina que se hacia

entonces no tiene comparación con la que hoy día se hace. Realmente

la medicina de hoy es más técnica y mucho más adelantada, tanto a

nivel alópata como a nivel naturópata, pero son las costumbres y

formas de vida las que hacen que a la hora de que el análisis sea más

positivo para nuestros antepasados que para nosotros a pesar de los

muchos adelantos médicos que hoy existen.

Tenemos que reconsiderar nuestra forma de vivir y compararla con la

de nuestros antepasados del siglo XIX, ellos llegaron a reconquistar

una parcela muy amplia de la salud y en el fondo nos demostraron

que no tuvieron tantas enfermedades degenerativas como las que hoy

nos invaden a todos los habitantes del mundo. Ello, nos demuestra

que una vida menos agitada, menos estresada y menos contaminada

es la clave, ya no es solamente un dicho que antes se vivía mejor, sino que comparativamente es cierto, muchas de nuestras preocupaciones

nos vienen por la falta de salud, pero esta falta de salud a la vez nos viene por nuestra mala forma de vida; las prisas incontroladas, los

alimentos cargados de tóxicos, y la respiración asfixiante que tenemos

en el planeta, va a hacer que el mismo se revolucione en cualquier

momento y se depure por medio de una gran catástrofe mundial.

No debemos olvidar que la Madre Naturaleza la estamos triturando a

niveles muy peligrosos con nuestra contaminación continua, por eso,

antes o después tiene que “depurarse” y como es lógico la depuración

9

de la naturaleza no puede ser otra que creando una gran catástrofe,

para volver todo a su sitio, es decir, como se hace cuando una

persona está enferma, acude al médico para que éste le recomiende lo

que debe hacer para curarse, en esos casos el médico le recomienda

unos medicamentos que producirán una crisis curativa por medio de

una gran catástrofe en el organismo. Todo se moverá y se cambiará

en el cuerpo del paciente, para expulsar los residuos tóxicos que le

han hecho llegar a enfermarse. De la misma manera la naturaleza

tiene que reconquistar su espacio perdido por medio de una crisis

curativa, estoy seguro que esa crisis curativa de la Madre Naturaleza

no puede estar muy lejos, ya que estamos agotando todos los

recursos que la naturaleza tiene. No olvidemos que con nuestro abuso

estamos desequilibrando el planeta y como todo en la vida tiene que

volver a ponerse en su sitio, no olvidar que lo mismo que es arriba es

abajo, y los eventos se procederán de una forma natural y lógica

cuando menos los esperemos.

Se dice que en el ser humano, se produce la enfermedad física cuando

su conciencia no ha sido capaz de aprender el evento, es entonces

cuando se procesa la enfermedad y el ser humano padece la

enfermedad y sufre por no haber entendido el evento en su

conciencia, de tal forma, que después la padece físicamente. De igual

manera, la naturaleza tiene que reconquistar su salud. Cuando el ser

humano ha destruido el equilibrio del planeta, y por lo tanto, el

planeta no ha comprendido porque ese mal trato, no puede remediar

enfermarse (como así lo está ahora) y por consecuencia, tiene que

pasar por la crisis curativa revolviéndose entre sí para depurar todo lo que le ha intoxicado, y en ese momento sentiremos los efectos

catastróficos que la crisis producirá.

Volviendo a la comparativa con nuestros antepasados, sería risorio

ver como si estos levantasen su cabeza de la tumba, se asombrarían

de lo que hemos hecho con la Madre Naturaleza, la hemos asfixiado,

quemado, destruido sus árboles y por consecuencia le vino la

desertización etc. las bombas que se han echado y las se han

experimentado, han destruido una parte muy importante de la capa

de ozono y estamos como todos sabemos afectados por sus

consecuencias. Quién les diría a nuestros antepasados que esto

sucedería no es posible que lo pensarán ya que ellos respetaban a la

naturaleza, pero la gran ambición del ser humano ha destruido

muchas de las grandes riquezas de la naturaleza y hoy pagamos sus

consecuencias.

Nadie puede poner en duda, las grandes dosis de contaminantes que

mandamos al espacio y también a la misma tierra, los combustibles

de los medio de transporte sean de tierra, mar o aire, son

tremendamente contaminantes, y el gran problema que esto está

acarreando al planeta es desgarrador, por lo tanto, tenemos que

10

investigar en otros fuentes de energía no contaminantes como es la

energía solar. Parece ser que poco a poco esta energía se va

imponiendo debido a la gran preocupación que se tiene por la

contaminación atmosférica, pero como en todo imperan los intereses

creados que existen sobre el petróleo y a partir de esa fuente

energética son los gobiernos de todos los países quienes no ceden sus

intereses, a pesar de saber que están contaminando al planeta hasta

el punto que se está haciendo insoportable su atmósfera. Es

imposible seguir por estos derroteros y cambiar nuestras ideas y

conceptos energéticos, si en realidad existe una energía no

contaminante como es la “SOLAR”, porque no aprovecharla al máximo

y dejar que la atmósfera se limpie y recupere de toda la basura que le

hemos cargado durante muchos años. Sería lo justo y necesario, y o

lo hacemos de inmediato, o de lo contrario, pagaremos las

consecuencias de no haber comprendido a lo que esto nos acarreará.

Como es natural, nuestros antepasados no tenían esas

preocupaciones, ya que el nivel de contaminación, era muy difuso y

no era preocupante, pero desgraciadamente hoy día se puede decir

que estamos acabando con toda la fortaleza de nuestro planeta y lo

agotamos hasta el punto de llegar hacerle desaparecer; claro está, que

esto no sucederá nunca, porque antes de que llegue el momento, la

Madre Natura, hará que sus ejes se muevan y corrijan todo lo no

asimilable ni comprendido en su conciencia.

Sabemos existen grandes predicciones para final de este siglo XX, se

ha dicho que el mundo se terminará y que con él nos eliminaremos

todos los seres humanos que lo habitamos, a mi entender, esto no

puede suceder por que todo planeta tiene que vivir siete épocas

diferentes y que se sepa la que estamos viviendo es la quinta época de

la tierra, es decir, somos la quinta raza de la tierra, y por lo tanto, faltan dos razas más, las mismas tendrán que desarrollarse en el

planeta durante su tiempo, o sea, los millones de años que tarda en

dar la vuelta alrededor del “SOL CENTRAL” nuestra Galaxia (la vía

Láctea), serán entonces después de esas dos nuevas etapas que por

lógica tendrán lugar en nuestro planeta y que tardarán millones de

años, cuando en el planeta termine la vida, después quedará hecho

una “LUNA” y ser irá destruyendo poco a poco como es el caso de

nuestra luna.

Aclarando un poco más esto que anteriormente expongo, diré que

cada planeta dá la vuelta alrededor del sol cada año, es decir, la tierra dá la vuelta alrededor del sol cada 365 días y unos minutos, (por ello

hacemos cada cuatro años un año bisiesto), y así lo mismo que los

planetas hace cada año su recorrido alrededor del sol, la Galaxia,

tiene que hacer su recorrido anual alrededor de su Sol Central, es

decir, que lo mismo que es abajo es arriba, lo que sucede es que los

años contados en días terrícolas de un año sideral que es como se

11

llama este tiempo, no es lo mismo que el tiempo de los días que

nosotros conocemos en el planeta tierra, por lo tanto no se pueden

medir en el mismo espacio. Se entiende que un año Sideral tarda

25.968 años cósmicos, y un año cósmico tiene 2.596.800 años

terrícolas, así como un día de “LUZ” es igual a mil años terrícolas, por lo mismo, no entiendo que la vida en el planeta pueda acabar, ya que

las dos etapas que le faltan aún no se han desarrollado.

En este aspecto lo que acabará posiblemente según las predicciones

que existen de grandes “VIDENTES”, es el final de nuestra raza Aria, y

el comienzo de la semilla de esa nueva raza Koradi que será la

próxima que habitará en el planeta tierra, en su primera sub-raza de

“ORO”, aclarando esto, tengo que decir que como es natural y lógico,

una nueva raza no va a dar inicio con el tipo de seres humanos que

ahora vivimos en la tierra. Todos sabemos lo muy degenerados que

estamos los que vivimos en el planeta tierra, y como es de lógica, no

podría empezar una nueva raza con este tipo de seres, por lo tanto, lo

que se inicia en estos tiempos es el final de la raza Aria y el comienzo de la raza Koradi, pero claro está, los comienzos no son fulminantes,

por lo tanto hay que sembrar y una vez que la cosecha esté madura

recogerán el fruto de lo que ahora se iniciara y ese es el momento en

el que la edad de “ORO” de la nueva raza empezará.

A mi entender, la semilla de esa nueva raza ya está naciendo y existen

seres especiales que habitan la tierra y que en ellos caerá la inmensa

tarea de procrear otros seres de mayor nivel energético puro y esos a

su vez harán lo mismo, hasta que dentro de varias generaciones esos

seres sean puros y los desechos de nuestra caduca raza Aria,

desaparezca. Lo que expongo, puede parecer una fantasía, pero estoy

seguro que no lo es y además existen ya pruebas concretas de que es

más o menos como yo lo entiendo.

El camino está abierto y la senda hay que andarla, todos podemos ser

parte de esa semilla que dará lugar a la nueva raza, pero para ello, es necesario que nos quitemos de encima mucha carga psicológica que

llevamos cada uno de nosotros cargándola cada día con nuestra vida,

es decir, que se antepone esa carga psicológica a todos los eventos en

nuestros que haceres diarios, si nos damos cuenta no somos nosotros

los que pensamos por sí mismos, si no esos agregados psíquicos los

que de alguna forma se muestran en todo lo que pensamos, hacemos

y comprendemos, y por esta razón, es por lo que nos vá tan mal. Se

dice que el ser humano sólo tiene un 3% de conciencia despierta y

que el 97% restante la tiene dormida, como es posible que el ser

humano, va a ser capaz de equilibrar su conciencia, a mi corto

entender es imposible y por lo tanto o empezamos a descargarnos de

esos agregados psíquicos para liberar nuestra conciencia, o de lo

contrario estaremos embotellados de por vida, y nunca

prosperaremos.

12

Es necesario prosperar en todos los conceptos, y así lo vieron

nuestros antepasados del siglo XIX, pero los seres humanos no

entendimos lo que era prosperar, ya que hemos avanzado mucho en

cierto tipo de técnicas y sin embargo, hemos descuidado las más

básicas, y por eso estamos desequilibrados no es posible vivir con

desequilibrio ni para el planeta ni para nosotros que al fin y al cabo

somos un microcosmos, los desequilibrios se pagan y antes o después

la factura es altísima. Esta es la consecuencia que exponemos cuando

decimos que hoy día existen más enfermedades incurables que nunca

a pesar de tener una medicina tecnológica más adelantada que

nunca.

Como comento, nuestros antepasados del siglo XIX, si entendieron el

mensaje había que prosperar pero cuidando todos los aspectos, y es

por ello, que en esa época se notó poco los avances tecnológicos,

después ya metidos en el siglo XX, la cosa cambia y se empieza a

desarrollar mucho la tecnología olvidándose del resto de las cosas, y

ello ha hecho que estemos muy desequilibrados en el planeta, es por

lo que ahora no tendrá más remedio que mover sus ejes el planeta

para volver a equilibrarse. Esto se podría haber evitado si los seres

humanos pensáramos que no es más temprano por mucho madrugar,

o sea, que cuando uno quiere saltarse las reglas como ha sucedido,

los eventos se suceden y se multiplican rápidamente, debido al

desequilibrio.

En lo que vengo exponiendo, tienen mucho que ver las costumbres, si

las personas no se hubieran movido de su habita, no nos

encontraríamos ahora con estos problemas de desequilibrio, pero

todos sabemos que las gentes han cambiado de lugar constantemente

durante todo el siglo XX, y ello ha dado lugar a cambios muy fuertes y

desequilibrados, además los científicos sólo se ha preocupado por las

áreas tecnológicas y muy poco por las áreas del bien estar común,

parece ser como si lo único que importase es ganar dinero a cambio

de el atropello del bien estar común. Ya se, tenemos mejores casas,

coches, televisores, mejores ropas, etc. pero hagámonos la pregunta

¿qué me cuesta vivir con estos medios? ¿hasta donde puedo soportar

el estrés diario que es quien me permite vivir con muchas más cosas?,

estoy seguro que nuestros antepasados dirían que estamos locos y

que no merece la pena.

Ahora al final del siglo XX, hay movimientos de núcleos de habitantes

de la tierra que estamos muy preocupados por lo que está pasando y

como hemos acabado con las energías maravillosas de nuestro

planeta, pero entiendo que aunque el movimiento es importante y es

digno de mantenerlo, hemos llegado tarde, el planeta no tiene remedio

y tiene que sacudirse la basura que le hemos llegado tarde, el planeta

no tiene remedio y tiene que sacudirse la basura que le hemos

impuesto llevar a cuestas. Los pacifistas, no pueden ganar la batalla,

13

los pacifistas están haciendo esfuerzos titánicos por conseguir la

mejora de nuestro medio ambiente, pero ello es nulo, cuando se

tropiezan con gobernantes que no quieren entender, ya que a lo único

que atienden es a sus propios egoísmos e intereses por lo tanto los

ecologistas han perdido la partida, si bien es digno de admirar lo que

hacen. Necesitamos gobernantes que entiendan sin ambiciones

lucrativas, lo que está pasando en la tierra, ahora pensar en el hecho

de que pueden existir políticos con esta forma de pensar es imposible,

pero no muy lejano tienen que estar en las mentes de éstos la

necesidad de mirar por la ecología del planeta para que no se nos

muera. Por ello, estamos necesitados de un cambio radical en nuestra

forma de vida, lo que sucede es que todo cambio tiene que venir desde

dentro, y nosotros estamos poco acostumbrados a mirar dentro y

darnos cuenta que los males son culpa nuestra, por eso, es necesario

educar a todos para que esto suceda, mirarnos dentro cada uno de

nosotros es urgente y necesario, y cuando seamos capaces de vernos

tal como somos, egoístas cien por cien, cuando nos demos cuenta que

no estamos dispuestos a dar nada sin que nos den mucho a cambio.

Cuando esto suceda, el mundo empezará a tener de nuevo la solución

a su enfermedad, por eso y debido a lo deteriorado que está el

planeta, no puede ser muy lejano el tiempo en que esto tiene que

suceder.

La revolución es necesaria, pero entendamos que la revolución de la

que estamos necesitados no es la de coger las armas y salir a

matarnos a la calle unos con otros, esto se a demostrado que no sólo

no es bueno, sino que además retrasa y embrutece a las gentes. La

revolución de la que estamos necesitados es la revolución psicológica

que cada uno de nosotros debe hacer dentro de él mismo, sólo

entonces, cuando realmente seamos capaces de cambiar nuestro

propio interior y quitarnos el peso psicológico que ahora cargamos,

será el momento de nuestra verdadera victoria para con nosotros y

nuestro entorno.

La ciencia tecnológica en la que estamos inmersos, no es mala, pero

hemos descuidado la calidad de vida y la sacrificamos por tener

buenas técnicas a nuestro servicio. Siempre digo, que cuando un

científico está inventando algo nuevo está haciendo algo para la

humanidad y que ello nos traerá progreso, pero ello debe ir

acompañado del otro progreso personal que es quien realmente

engrandece al ser humano, no podemos estar hipotecados por las

nuevas tecnologías, y mucho menos si con ello estamos dominados

por el estrés y la impotencia general de nuestro entorno. Esto sucede

por que generalmente los científicos, cuando hacen un invento

poderoso para mejorar la tecnología en el planeta, sólo digieren en su

conciencia material, es decir, en el cerebro, y la conciencia espiritual, es decir, en el corazón, no tiene importancia para ellos, por lo tanto, 14

se endurecen de corazón y hacen que para ellos este órgano

principal sea como una piedra.

Cuando los seres humanos endurecemos el corazón, se hace piedra y

le vienen los problemas cardiovasculares, y seamos observadores, en

todo el mundo occidental en el que vivimos las enfermedades

mayoritarias que tenemos son las cardiovasculares, ello denota que

estamos muy endurecidos de corazón y nos estamos cargando

nuestro sistema de vida, ya se dice que mientras el corazón esta sano

hay vida, pues esto que expongo nos demuestra que el sistema de

vida nuestro está muy enfermo. Habrá que preguntarse ¿merece

realmente la pena? ¿qué pensarían nuestros antepasados si nos

observaran?, la verdad es que les gustaríamos muy poco, si ello

sucediese, por todo ello, es necesario un cambio radical, un cambio

que haga que nuestros corazones sean blandos y elásticos, para no

tener enfermedades de tipo coronario; es necesario que nos quitemos

peso de encima y ese peso no es otro que el peso psicológico.

Se dice que hemos avanzado en la vida y que estamos mejor que

nunca, ello no solo no es cierto, sino que además nunca estuvimos

peor, y si no está de acuerdo en lo que expongo, hagan investigación

de cómo vive, como se desenvuelve, como cada día le cuesta salir

adelante más y más, como son sólo algunos los que viven bien a costa

de los otros, no es posible que una minoría esté aprisionando a la

mayoría, no tiene ninguna justificación, pero todos sabemos que ello

pasa, por lo tanto, nadie se siente contento con su vida y su porvenir, es más el porvenir no se siente con confianza, no hay más que

observar a los más jóvenes, no creen en el sistema, están desolados,

no les preocupa a muchos de ellos estudiar porque dicen que para

que, para luego irse al paro, etc. y en el fondo llevan mucha razón, un persona no puede dejar una gran parte de su vida en hacer unos

estudios académicos para luego una vez terminados apuntarse al

paro y esperar a que alguna vez te llamen para trabajar. No puede ser

peor el panorama que tienen estos jóvenes, y con ello a veces se logra

estados degenerantes como es el caso de los muchos que están

metidos en droga. La desesperanza de muchos hace que crean

encontrar una salida a su situación en las drogas y como todos

sabemos la solución que estos buscan en la droga no es ni más ni

menos que el hundimiento total de sus vidas, pero en principio, creen

que están en lo cierto y se agarran al caballo.

No dudemos que la mejor forma de arreglar los problemas, no está en

huir de ellos, sino en asumirlos, comprenderlos, y arreglarlos dentro

de nosotros mismos, es allí donde realmente se deben arreglar los

eventos, ya se que si una persona no tiene trabajo, por mucho que se

meta en si mismo va a seguir estando sin trabajo, pero si el evento

queda comprendido y analizado en nuestro interior esa persona lo

tomará con filosofía y esperar a que su suerte cambie y encuentre el

15

trabajo, es decir, no le hará daño el evento y no por eso se refugiara

en las drogas. Este es el camino a seguir, el único que en realidad nos hará más felices, comprender dentro de nosotros todos los eventos

darle la verdadera magnitud y no otra y de esta forma no caeremos en

el precipicio.

El mejor resumen que podemos sacar de todo lo anteriormente

expuesto, no puede ser otro de que nuestros antepasados del siglo

XIX, vivían mejor sin tener tanto, es decir según las normas que

ahora nosotros entendemos a estos les faltaría de todo, no estaban

completos, y la real verdad es otra, ellos en su entorno y forma de

vida, tenían mucha más calidad de vida que nosotros tenemos ahora,

por lo tanto, no sólo no hay que tenerle lastima, sino por el contrario pensar que ellos vivían lo miremos como lo miremos mejor que

nosotros. Insisto en que tenemos mucha tecnología y muchos

avances, pero el avance más importante que sería el de tener calidad

de vida, no lo hemos logrado todavía a los seres humanos, es más,

con la tecnología nos están robando la poca calidad de vida que

teníamos, es decir, que las maquinas sofisticadas que la ciencia ha

puesto en el mercado, deberían de ser para mejorar la calidad de vida

del ser humano, pero ello no sucede así, ya que por el contrario estas

maquinas están quitándole el puesto de trabajo a las personas y

difícilmente uno puede tener calidad de vida sin su puesto de trabajo

que es el modo vivendu que normalmente se tiene. Por eso, es buena

la tecnología siempre y cuando estuviese dirigida a que el ser humano

tanga más calidad de vida y no menos. Es hora de darnos cuenta que

es necesario buscar el equilibrio, también las maquinas deben

fabricarse a medida que seamos capaces de liberarnos del trabajo que

ellas desarrollan por nosotros, pero sin que con ello desaparezca ni

un solo puesto de trabajo, porque cuando los puestos de trabajo

desaparecen se elimina la calidad de vida de los seres humanos, las

personas empiezan a tener problemas de todo índole y acaban

destrozadas y desequilibradas psicológicamente. En este momento

hemos perdido toda calidad de vida y la maquina sustituye al

humano.

A mi entender esto anteriormente expuesto sucede, porque los

científicos que desarrollan estas máquinas, sólo piensan con la mente

y no equilibran mente-corazón, las llamadas dos conciencias, la

primera es decir, la mente tiene su sede en el cerebro y la segunda, es decir, la de comprensión, tiene su sede en el corazón, mientras esto

no lo entendamos los seres humanos no estaremos equilibrados y

seguiremos destruyéndonos así mismos y como consecuencia a

nuestro propio planeta. Esta es una gran diferencia que tenemos que

observar entre los seres humanos que vivían en el siglo XIX y los que

vivimos hoy día al final del siglo XX. Los primeros Vivian relajados

dentro de su entorno natural y respetaban la naturaleza, los

16

segundos quemamos, avasallamos y destruimos la naturaleza u

como consecuencia vivimos estresados y en constante peligro.

Haciendo análisis del ejemplo, está muy claro que los primeros nos

ganan a los segundos. Dicen que la vida es muy bonita, pero es un

dicho que cada día se pone más en entredicho porque realmente la

vida que ahora vivimos los seres humanos que habitamos el planeta

tierra, no es tan bonita, cada día mueren miles de seres con la

cobardía y desidia de los gobernantes, las guerras se dicen que no

tienen sentido, pero siempre hay algún foco bélico encendido, y es

claro que quien las promueven son los mismos que fabrican las

armas de guerra. Si los gobiernos quisieran realmente lo mejor para

sus pueblos, lo primero que tendrían que hacer era dejar de fabricar

armamento bélico, luego cuando los políticos salen en los medios de

comunicación diciendo que quieren lo mejor para sus pueblos, ya

nadie los cree, puesto que estamos cansados de oír siempre lo mismo

a todos siendo de la ideología que sean, todos prometen y a la hora de

la verdad ninguno hace nada, estamos cansados de oír siempre lo

mismo a todos siendo de la ideología que sean, todos prometen y a la

hora de la vedad ninguno hace nada, estamos cansados de oír

mentiras y los habitantes de la tierra estamos desencantados,

entendemos que no tenemos solución y que tiene que terminar de una

vez por todas el sistema egoísta que hace que seamos infelices. No

existe la verdadera ayuda de unos a otros, sólo cuando hay una

catástrofe es cuando se demuestran los gobiernos ayudando, pero

mientras tanto nadie mueve una mano para arreglar los deterioros

que muchos pueblos tienen y sus habitantes se mueren de hambre y

desidia, porque no han tenido gobernantes que les llevasen por un

camino recto de prosperidad. Esos gobernantes que están llenos de

avaricia y que lo quieren todo para ellos no merecen gobernar, ya que

la misión de gobernar es servir a los demás y no que te sirvan como

sucede ahora en todos los gobiernos que se conocen en el planeta.

Tuvimos un gran ejemplo hace ya muchos años “GANDHI” el gran

hombre de la India, dio el ejemplo de lo que debería ser un

gobernante, y claro está le segaron la vida porque estaba predicando

con el ejemplo.

17

CAPITULO SEGUNDO

COMIDAS

NORMALES QUE

HACIAN

NUESTROS

ANTEPASADOS

18

Como hemos podido observar, nuestros antepasados eran personas

generalmente campesinas, la mayoría de los habitantes del planeta en

el siglo pasado, vivían en pequeñas comunidades, los clásicos pueblos

mayores o menores y las ciudades estaban reservadas para los pocos.

Ahora es al contrario, la mayoría estamos agrupados en grandísimas

ciudades que a veces se hacen insoportables, pero que termina por

meterse en nuestro entorno y forma de vida.

Las comidas de los pueblos siempre han tenido fama de ser muy

nutritivas, sin embargo las de las ciudades también tenían fama de

ser muy ligeras para saber que comían nuestros antepasados, hay

que remontarse a tiempos anteriores al traslado de las gentes a las

ciudades, y dependían mucho de el entorno donde se encontrase la

población de estos habitantes. Como a nosotros lo que nos ocupa es

la dieta mediterránea, vamos a hablar de las costumbres

generalizadas de estos pueblos que habitan alrededor del Mar

Mediterráneo, y a lo que se ha dado por llamar dieta mediterránea. En

efecto la dieta mediterránea se diferencia del resto de otras dietas por no tener exceso de calorías y por aprovechar siempre los productos de

la tierra. Una dieta mediterránea clásica se a basado siempre en lo

que criaba la tierra y en el clásico cerdo que cada familia mataba en

invierno, por eso, existen variedades en las dietas mediterráneas y

aunque pequeñas son dignas de tener en cuenta. También existe una

forma de cocinar los alimentos en cada parte del mediterráneo, pero

se tiene algo en común y ello es que la dieta mediterránea utiliza

muchas especias generalmente, abundante en sal y a veces en

picante, es sabido que el calor deshidrata y por ello los pueblos

mediterráneos emplean especias a veces fuertes, ya que ello les

permite beber muchas más agua que de no hacerlo así. Como ejemplo

diré que la India donde el clima es tremendamente caluroso y húmedo

a la vez, los cuerpos necesitan de mucho agua para no deshidratarse

y ese es el motivo que sus habitantes exponen cuando se les critica de

comidas muy picantes; dicen que de no ser así, los alimentos no les

permitiría beber agua y sin ella en medio del clima que tienen se

deshidratarían. Lo mismo sucede en el mediterráneo donde se emplea

las especias y los picantes, si bien hay que decir que el picante, no se abusa de él como se hace en la India. El motivo es que en el

mediterráneo tenemos climas calurosos pero no siempre húmedos si

bien hay que reconocer ciertas comarcas mediterráneas húmedas y

que a la vez son las que más utilizan la especia picante, como ejemplo

en España la zona levantina.

Los habitantes de estas comarcas, tenían costumbres variadas según

la época en sus comidas, es decir, en invierno comían muchas

legumbres y derivados del cerdo, así como cereales, y en verano

comían muchas verduras principalmente en forma de ensaladas y

apenas comían derivados del cerdo pero aumentaban el consumo de

19

las frutas de la época, estas normas si las tenían prácticamente

todas las comarcas mediterráneas, y era buena norma que comiesen

así. En las normas dietéticas alimentarías, se aconseja por los

grandes especialistas que lo ideal es comer alimentos de la época y

del terreno, cosa que hacían estos nuestros antepasados, por ello,

conseguían tener su salud mucho más equilibrada que hoy la

tenemos. Hoy se puede y de hecho se hace de comer cualquier

alimento en cualquier época del año, gracias a los invernaderos y a

los potentes frigoríficos y congeladores, ello, nos permite tener

cualquier alimento en cualquier época, pero eso no quiere decir que

sea adecuado ni bueno para el ser humano, por lo tanto tenemos que

dejar que la naturaleza actué y no lo hagamos nosotros por ella. En

los casos que queremos superar a la naturaleza, después pagaremos

la factura de no haber comprendido nuestro comportamiento, con

una enfermedad, ya que lo que no tiene lógica no la va a tener nunca;

es imposible que la naturaleza haga las cosas a medias, ella que es

sabia, hace que en cada momento tengamos lo que nos es adecuado

para nuestro equilibrio orgánico.

No tenemos que olvidar que si seguimos ordenadamente lo que cría la

naturaleza en cada época, nos daremos cuenta que en el análisis de

esos alimentos, veremos las vitaminas y minerales que en cada

momento necesitamos, por ello, se ha dicho siempre que la naturaleza

es sabia, en efecto es confortador saber que existe alguien sin que

seamos nosotros ni nuestros familiares que se preocupan por nuestro

bien estar. La naturaleza nos da en cada momento nuestras

necesidades, pero claro está, hay que dejarla que actúe por su

cuenta, no podemos hacer que se desequilibre, porque con ello, sólo

conseguiremos ser nosotros sus víctimas, como ejemplo diré: El ser

humano tiene mucha necesidad de vitamina C en primavera más que

en ninguna otra época del año, y la naturaleza, nos la da por medio

de la fruta, el fresón tiene un 90% de vitamina C, y esta fruta es

lógicamente mediterránea, pues es normal que en primavera

comamos mucho fresón. En esto y siguiendo el ejemplo diré, el cuerpo

humano, tiene mucha necesidad de vitamina C en primavera en

verano sigue teniéndola pero mucho menos y nos da el melón con un

30% y los melocotones con un 8%. Estoy comparando sólo frutas

mediterráneas, ya que otras pueden tener más o menos vitamina C,

pero no son mediterráneas, en otoño el organismo vuelve a tener

necesidad de esta vitamina, pero no tan grande esa necesidad como

en primavera y es entonces cuando empieza a haber naranjas que

contienen un 55% de esta vitamina, en invierno las necesidades son

iguales a las del otoño y es por eso que la naranja se mantiene

durante toda esa época, por lo tanto tenemos cubiertas nuestras

necesidades de vitamina C, si seguimos las normas de la naturaleza y

comemos lo que ella nos da en cada momento. Este ejemplo de la

20

vitamina C, también se puede transpolar a otras vitaminas,

minerales o proteínas, de cualquiera de las formas sólo hay que

seguir los mandatos de la naturaleza.

Se ha dicho siempre que el pan es un alimento imprescindible para

los mediterráneos y es cierto, ello viene dado debido a que es el

primer alimento que el ser humano digiere adecuadamente después

de la leche materna tiene algunos aminoácidos imprescindibles como

es el caso del triptofano que en carencia del mismo el ser humano cae

en depresiones endógenas importantes, por lo tanto es un gran

alimento que nutre y que hace que algunas proteínas se sinteticen. Lo

que si hay que tener en cuenta es comer pan de forma integral, es

decir tal y como nos lo da la naturaleza, no podemos tampoco en este

caso rectificar lo que ella nos crea; un pan refinado no contiene los

elementos nutrientes que el ser humano necesita y lo único que si