David y Yonatán por Otras ovejas(www.fundotrasovejas.org.ar) - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle
3.4 David y Jonatán y.... (1 Samuel 1631 + 2 Samuel 1). Los diez textos claves:

1 Sam. 16:12. [David] era rubio, de hermosos ojos y guapo ( tob) de aparencia. Yahveh dijo:

“¡Levántate y úngelo [como rey designado], porque éste es!”.

16:21. Llegó David donde Saúl y se quedó en su presencia, pues Saúl lo amaba ( áhab) muchísimo y lo hizo su escudero. [Después, ¿Saúl celoso de Jonatán? Ver 20:30.]

17:42. [Goliat] volvió los ojos y, viendo a David, lo despreció, porque era [solamente] un muchacho, rubio y bello. [¿Goliat distraído?]

18:1-4. 1Cuando David había terminado de hablar con Saúl, entonces el alma/vida ( nefesh) de Jonatán se unió ( qashar) con el alma/vida ( nefesh) de David y Jonatán lo amaba ( áhab) como a sí mismo [ver Lev. 19:18,34;

Rom. 13:8-10]. 2Desde ese día, Saúl no lo dejó [a David] volver a la casa de su padre. 3Y Jonatán hizo un pacto con David, porque lo amaba como a sí mismo. 4Y Jonatán se quitó el manto que llevaba puesto y se lo dio a David; también le dio su túnica y aun su espada, y aun su arco y hasta su cinturón. [

pacto, 20:40-41; 23:17-18.]

[ qashar (forma activa, qal): atar, liar, ligar, sujetar, amarrar, empalmar, trabar, vincular; en la forma pasiva ( nifal) quiere decir “encariñarse con” (Schökel 677)].

18:25-27. Saúl insistió: “Díganle a David: ‘Lo único que el rey quiere es...como dote por su hija...100

prepucios de filisteos.....’”. David fue con sus soldados y mató a 200 filisteos, cuyos prepucios entregó al rey [Saúl]. [Mical ama ( áhab) a David, 18:20;

Sansón, Jueces 14:3.]

19:1. Saúl les comunicó a su hijo Jonatán y a todos sus funcionarios su decisión de matar a David.

Pero Jonatán, hijo de Saúl, amaba ( khafats) mucho a David y le advirtió....

20:30. Saúl se enfureció con Jonatán: ¡Hijo de una mujer perversa ( naáwah) y rebelde! ¿Crees que no sé que escogiste ( bakhar) al hijo de Isaí, para vergüenza tuya y para la vergüenza de la desnudez de tu madre? [Ver San Jerónimo y San Crisóstomo.]

20:41-42. David salió de su escondite y, luego de inclinarse tres veces, se postró rostro en tierra. En seguida se besaron y lloraron juntos hasta que David se desahogó ( higdil < gadal, engrandecer).

“Puedes irte tranquilo”, le dijo Jonatán a David, “pues los dos hemos hecho un voto eterno en nombre de Yahveh, pidiéndole que juzgue entre tú y yo, y entre tus descendientes y los míos” [ = un pacto/alianza].

23:16-18. 16Jonatán, hijo de Saúl, fue a ver a David en Hores, y lo animó a seguir confiando en Dios.

17“No tengas miedo”, le dijo, “que mi padre no podrá atraparte. Tú vas a ser el rey de Israel, y yo seré tu segundo. Esto, hasta mi padre lo sabe”. 18Entonces los dos hicieron un pacto en presencia de Yahveh, después de lo cual Jonatán regresó a su casa y David se quedó en Hores.

2 Sam. 1:26. Tu amor ( áhab) para mí fue más delicioso que el amor ( áhab) de las mujeres. [con ocho esposas, diez concubinas tuvo una amplia base para comparar]

1

La interpretación de los textos claves: David y Jonatán y.... (1 Samuel 1631 + 2 Samuel 1)

Sobre 2 Sam. 1:26, David Jobling escribe: “El relato de David y Jonatán, y estas palabras en particular, han llegado a tener gran importancia para los activistas que apoyan los derechos gay, pues encuentran en ellas casi la única presentación positiva de la homosexualidad masculina en la Biblia judía. En este texto, un varón revela su amor por otro varón, comparándolo con el amor heterosexual y concluye que es superior. Una lectura de 1

Samuel que pretende tratar los asuntos de la ética y la liberación humana no puede seguir pasando por alto la importancia central del libro para uno de los discursos más urgentes y candentes de nuestra época” (1998:161; Randall Bailey 2000:1165; Gary D. Comstock; Nancy Wilson 1995:149-153 [en un capítulo omitido en la edición de 2000]; Tom Horner 1978:26-39).

Nota: Se trata de unos ocho capítulos de la Biblia hebrea, no de un solo versículo, mientras que solamente dos versículos en Levítico (18:22 y 20:13) prohiben el sexo anal entre varones (sin preservativos) en un contexto que prohibe otras prácticas comunes en los cultos idólatras.

La validez y el poder de la lectura gay. Nada en el texto la imposibilita y hay mucho que confirma la conclusión que David y Jonatán tuvieron una relación gay sexual. El texto no nos obliga a aceptar tal conclusión....Pero es, por lo menos, tan válida como cualquier otra. Hay dimensiones del texto que la lectura homosexual puede explicar mejor que las demás lecturas; por ejemplo, la descarga emocional de Saúl en 20:30-34” (David Jobling 1998:161):

20:30. Saúl se enfureció con Jonatán: “¡Hijo de perversidad ( naáwah) y rebeldía! ¿Crees que no sé que escogiste ( bakhar) al hijo de Isaí, para vergüenza tuya y para la vergüenza de la desnudez de tu madre?”

Saúl explica su furia con Jonatán diciendo que su hijo ha “escogido” a David (20:30), que David amenaza la sucesión de Jonatán al trono y que por lo tanto David tiene que morir. Sin embargo, como Jobling señala, tal

“explicación” no puede apoyar el deseo de Saúl de matar a Jonatán con su espada, pues tal violencia jamás le ayudará a suceder al trono. Jobling comenta: “Es razonable buscar otro motivo no expresado para la furia irracional de Saúl, y la experiencia moderna de la homofobia irracional se presenta como el motivo adecuado” (1998:161).

Según Jobling, tal interpretación recibe una fuerte confirmación cuando observamos cómo Saúl vincula el comportamiento de Jonatán con la esfera sexual: “para vergüenza tuya y para la vergüenza de la desnudez de tu madre” (1 Sam. 20:30b). Jobling concluye: “La idea de que un varón gay es un ‘muchacho pegado a las faldas de su mamá’ es una expresión muy común de la homofobia. El padre procura eliminar la posibilidad de que hay algo [afeminado] en sí mismo que hubiera producido tal resultado” (1998:161, siguiendo a Fewell y Gunn 1993:149-150). Según otra lectura posible del hebreo, en 20:30, además de Jonatán, Saúl también inculpa a su esposa Ajinoán: “¡Hijo de una mujer perversa ( naáwah) y rebelde!” (ver NVI, BJ, DHH; cp. Jobling 178).

Comúnmente, padres homofóbicos expresan hoy la furia irracional, e inculpan a la madre (ver también a Freud en algunos escritos), además del hijo, por la homosexualidad. En una sociedad patriarcal y machista, el padre no puede aceptar a un hijo gay como sencilla variante humana (ver los zurdos), y cualquier disconformidad con las normas culturales para varones, es atacada como perversión intencional, sea del hijo, de la madre, o de ambos. Jobling señala: “Es demasiado conocida la reacción de un padre que descubre que su hijo es gay....Quiero enfatizar cómo una mujer puede ser acusada aun sin aparecer personalmente en el relato” (178-179, con referencia a Ajinoán).

18:1-4. 1Cuando David había terminado de hablar con Saúl, entonces el alma/vida ( nefesh) de Jonatán se unió ( qashar) con el alma/vida ( nefesh) de David y Jonatán lo amaba ( áhab) como a sí mismo [ver Lev. 19: 18,34;

Rom. 13:8-10]. 2Desde ese día, Saúl no lo dejó [a David] volver a la casa de su padre. 3Y Jonatán hizo un pacto con David, porque lo amaba como a sí mismo. 4Y Jonatán se quitó el manto que llevaba puesto y se lo dio a David; también le dio su túnica y aun su espada, y aun su arco y hasta su cinturón [

pacto, 20:40-41; 23:17-18].

2

Jobling comenta que la relación entre David y Jonatán “mayormente se elabora como un ‘pacto’ entre dos varones, lo que podemos leer como análogo al matrimonio” (1998:163). En esta relación, señala, “Jonatán juega el mismo papel de las mujeres de David....Jonatán, en términos de la manera en la que el texto explota el poder femenino, es una mejor mujer que las mujeres de David” (162), pues los textos hablan del amor de Jonatán y de las mujeres por David, no del amor de él por ellos, y son ellos los que corren riesgos y toman medidas para rescatar a David de Saúl y profetizan de su sucesión como rey. Esta interpretación refleja la conclusión de Danna Fewell, y David Gunn (1993:151): “Jonatán es una mujer, más mujer que las mujeres [de David]”.

En contraste, Gordon Hugenberger (1944/98) ha procurado establecer que el matrimonio heterosexual en la Biblia hebrea es un pacto entre el varón y la mujer, establecido con votos, aunque los tres textos citados son todos de muy controvertida interpretación (

Mal. 2:10-16;

Prov. 2:17;

Ezeq. 16; cp. las metáforas en

Oseas 2:18-22 y 1 Sam. 18−20). Es notable, entonces, que los textos sobre la relación entre David y Jonatán, y su compromiso de amor, se refieren explícitamente tres veces al pacto que hicieron. Por lo tanto, la evidencia de la Biblia es parecida a la conclusión de John Boswell (1994/96), quien demostró que ritos cristianos de matrimonio entre amigos de un mismo sexo existieron por siglos antes de los ritos eclesiásticos para el matrimonio entre varón y mujer (pues el matrimonio heterosexual siguió como algo secular hasta los fines de la edad media). J. A. Thompson (1974:334-338) demostró que en hebreo el verbo amar ( áhab) es común en los contextos que hablan de pactos, como en los textos que hablan de David y Jonatán. Pero Thompson no reconoció que en los pactos entre David y Jonatán la dimensión política está subordinada a la amistad y el amor homoerótico está comprometido.

La tradición de censura y negación. Para la recta interpretación de los textos, es importante conocer bien su contexto histórico en la literatura del Antiguo Oriente. Para Cyrus H. Gordon, un judío conservador y uno de los expertos mayores en este campo en el siglo XX, la conclusión es obvia: Aquiles compara a su camarada Patroclo con una muchacha (Il. 16:7ss.), lo que nos hace recordar el amor de Gilgamés por Enkidu, descrito como el que se experimenta por una mujer (Gilg. Epic 2:31ss; 1:v: 47; vi:1ss). Que esta actitud (para nosotros no varonil) estaba firmemente arraigada en la literatura épica del Cercano Oriente es evidente por su presencia en el libro de Jaser (“Justo”; abstraída en 2 Sam.

1:17ss.), donde David proclama que el amor de Jonatán para él fue más dulce que el amor de mujeres (1:26). [Cyrus H. Gordon, 1955, “Homer and the Bible: The Origin and Character of East Mediterranean Literature” ( Hebrew Union College Annual 26:89), citado en Tom Horner 1978:19.]

Si el reconocimiento de la relación homoerótica entre David y Jonatán es tan obvio para los expertos en la literatura del Antiguo Oriente, ¿cómo podemos explicar el hecho de que tal conclusión haya sido negada y censurada durante tantos siglos en las tradiciones judías y cristianas? Y, ¿cómo explicar que ahora tantos biblistas como David Jobling están llegando a aceptar la interpretación homoerótica, en vez de la interpretación homofóbica tradicional? Para entender el cambio radical de interpretación en el último siglo, es fundamental recordar que tradicionalmente casi todos aceptaban la conclusión de que Moisés había escrito todo el Pentateuco (ca.1300), unos 300 años antes de David y Jonatán, y por lo tanto pensaban que los dos versículos en Levítico que prohiben el sexo anal entre varones (18:22 y 20:13) ya existían y David, Jonatán y sus contemporáneos los reconocieron como divinamente inspirados

Ahora, cuando casi todos los biblistas reconocen que los textos de Levítico proceden de la fuente sacerdotal (P) del Pentateuco, fechada en el exilio unos 500 años después de David y Jonatán, la tendencia es interpretar los textos de David y Jonatán en el contexto del Antiguo Oriente, y no dejar que los dos versículos de Levítico determinen la interpretación correcta. Además, hace un siglo, todos pensaban que los textos sobre Sodoma (

Génesis 19 y unos 48 en total) condenaban la sodomía (o la “homosexualidad”, partiendo del siglo XIX). Pero ahora casi todos reconocen que Génesis condena un esfuerzo por violar sexualmente a ángeles, no las relaciones homoeróticas consensuales. Así, el proceso de desenmascarar las interpretaciones tradicionales homofóbicas ha preparado el camino para el reconocimiento y aceptación de los textos positivos sobre relaciones homoeróticas.

Aun

1-2 Reyes empieza a hablar de “las misericordias de Dios” con David, como base para perdonar los pecados de reyes posteriores. Así, aun en 1-2 Reyes, los tomos que siguen a 1-2 Samuel en la Historia

3

deuteronomista (550), David es recordado mayormente por su piedad. La censura empieza ya con 1 Crón

10−29 (400), donde unos 20 capítulos cuentan de nuevo la historia de David, pero eliminan toda referencia a la relación con Jonatán y también el adulterio con Betsabé. En el primer siglo, después de Jesús, Josefo, en su historia de los judíos ( Antigüedades judías), elimina las escenas homoeróticas y afirma que Jonatán honró y amó a David por su virtud.

Randall Bailey concluye que todos los ocho matrimonios de David fueron “políticos” (es decir, procuraron aumentar su poder), con Betsabé incluso (1990; 2000:1164):

(1) Mical (hija de Saúl, 1 Sam. 18:20-28; 25:4; 2 Sam. 3:1-16); ver su hermana, Merab; (2) Abigail, 1 Sam. 25:2-42;

(3) Ajinoán de Jezreel, 1 Sam. 25:43;

(4-7) Otros cuatro matrimonios políticos, 2 Sam. 3:2-5; 5:13; y (8) Betsabé (adulterio, homicidio), 2 Sam. 11−12.

Como muchos líderes espirituales, David parece ser algo narcisista y los textos siempre hablan del amor de los demás por él, pero no de su amor por ellos. Ilse Mülner resume la evidencia así: “Saúl amó a David (1 Sam.

16:21; cp. 18:22); Jonatán amó a David (1 Sam. 18:1,3; 20:17; 2 Sam. 1:26; cp. 1 Sam. 19:1); todos los siervos de Saúl amaron a David (1 Sam. 18:22); todo Israel y Judá amó a David (1 Sam. 18:16); Mical, la hija de Saúl, amó a David (1 Sam. 18:20, 28). Solamente David no amó” (1999:118); ver cómo David expresa su dolor sobre la muerte de Jonatán: “Tu amor para mí fue más delicioso que el amor de las mujeres” (2 Sam. 1:26; cp 1:23, con sujeto no explícito; también 2 Sam. 19:7, sin identificación del objeto del amor). Ningún texto indica que Jonatán (¿divorciado?, ¿viudo?) tuvo esposa; ver su hijo (2 Sam. 4:4; 9).

David y el homoerotismo en la literatura y el arte (Raymond-Jean Frontain 1995/2002): Aunque por siglos la iglesia y la sinagoga se opusieron a la interpretación homoerótica de David y Jonatán, la Epopeya de Gilgamés (descubierta en el siglo XIX) demostró que tales relaciones eran comunes y aceptadas en el Antiguo Oriente. Y, desde el Renacimiento, el conocimiento de la literatura clásica griega y romana se difundió tanto que muchos artistas empezaron a reflejar las actitudes más tolerantes de los griegos y romanos.

Escultura:

Donatello, “David” (1430-1440), en bronce

Michelangelo, “David” (1501-04), mármol blanco (Florencia, Italia) Literatura:

Peter Abelard, poema (1079-1142)

Ralph

Waldo

Emerson,

The Friends (1839), drama

André Gide (1896), Saúl

Herman Melville, Clarel (1876) y Billy Budd (1891) Oscar Wilde (1854-1900), discurso en su proceso judicial (1895) E. M. Forster, Where Angels Fear to Tread (1905)

Rainer Maria Rilke, Klage um Jonathan (1875-1926)

D. H. Lawrence, David: a Play (1926)

William Faulkner, Absalom, Absalom (1936)

James Baldwin, Giovanni’s Room (1956; Giovanni = Jonatán en italiano)

Ver, además, el artículo “David et Jonathan” en Dicccionaire Gay, Leonel Povert, ed. (Paris: Jacques Grancher, 1994).

David et Jonathan es una asociación francesa de cristianos “homophiles” (gay/homosexual), fundada en 1972; tiene pocos miembros lesbianas. Ver también la obra del fundador de David et Jonathan, el sacerdote Jacques Perotti, Les exclus de l’Eglise, apprendre á sáimer (Paris: Filipacchi, 1988).

Frontain, Raymond-Jean (1995/2002). “La Biblia”. The Gay and Lesbian Literary Heritage. Claude J. Summers, ed.

New York: Henry Holt, 92-100

----------(2000). “David and Jonathan”. Gay Histories and Cultures. George E. Haggerty, ed. New York: Garland, 243-245.

----------(2006). “The Fortune in David’s Eyes”. The Gay and Lesbian Review. July-Aug 12-15.

4

Bibliografía, David y el homoerotismo (Jonatán, Saúl, Goliat).

Balka, C. y A. Rose, eds. (1989). Twice Blessed: On Being Lesbian or Gay and Jewish. Boston.

Boswell, John (1996). Las Bodas de la Semejanza. Barcelona: Muchnik. (1994). Same-Sex Unions in Premodern Europe. New York: Villard.

Brenner, Athalya, ed. (1994). A Feminist Companion to Samuel and Kings. FCB 5. Sheffield: Sheffield Academic.

----------(2000). Samuel and Kings. FCB (Second Series), 7. Sheffield: Sheffield Academic. Ver esp. Silvia Schroer y Thomas Staubli, “Saul, David and Jonathan—The Story of a Triangle? A Contribution to the Issue of Homosexuality in the First Testament”, 22-36.

Cantarella, Eva (1988/92). Bisexuality in the Ancient World. New Haven/ London: Yale University. (David como bisexual)

Comstock, Gary (1993). Gay Theology without Apology. Cleveland: Pilgrim, 79-90.

----------(1992). “Love, Power and Competition among Men in Hebrew Scripture: Jonathan as Unconventional Nurturer”.

Religion, Homosexuality and Literature, Michael L. Stemmeler y J. Michael Clark, eds. Las Colinas, Texas: Monument Press, 9-29.

Edelman, Diana V (1992). “Jonathan son of Saul”. ABD III: 944-946

Fone, Byrne (2000). Homophobia: A History. New York: Metropolitan/Henry Holt.

Frontain, Raymond-Jean (1995/2002). “La Biblia”. The Gay and Lesbian Literary Heritage. Claude J. Summers, ed.

New York: Henry Holt, 92-100

----------(2000). “David and Jonathan”. Gay Histories and Cultures. George E. Haggerty, ed. New York: Garland, 243-245.

----------(2006). “The Fortune in David’s Eyes”. The Gay and Lesbian Review. July-Aug 12-15.

Gordon Cyrus H. (1955). “Homer and the Bible: The Origin and Character of East Mediterranean Literature”. Hebrew Union College Annual 26:89.

Goss, Robert E. (2000). “Jonathan and David”. Reader’s Guide to Lesbian and Gay Studies, Timothy F. Murphy, ed..

Chicago: Fitzroy Dearborn, 319-20.

Hamilton, Wallace (1979). David at Olivet interpretación homoerótica; Saúl celoso de Jonatán Halperin, David M. (1990). “Heroes and their Pals”. One Hundred Years of Homosexuality. New York: Routledge, 75-87.

Horner, Tom (1978). Jonathan Loved David: Homosexuality in Biblical Times. Philadelphia: Westminster. Ver cita de Cyrus Gordon, p. 19, + 118, nota 18.

Houser, Ward y Warren Johansson (1990). “David and Jonathan”. The Enciclopedia of Homosexuality. Wayne Dynes, et al, ed. London/New York: Garland

Schroer, Silvia y Thomas Staubli (2000). “Saul, David and Jonathan—The Story of a Triangle? A Contribution to the Issue of Homosexuality in the First Testament”. Samuel and Kings. FCB (Second Series). Athalya Brenner, ed.

Sheffield: Sheffield Academic, 22-36.

Stuart, Elizabeth (1995). Just Good Friends: Towards a Lesbian and Gay Theology of Relationships. London/New York: Mowbray.

Thompson, J.A. (1974). “The Significance of the Verb Love in the David-Jonathan Narratives in 1 Samuel”. VT 24:334-38

Tyson, Kevin C. R. (2004). “The Covenant Relationship between David and Jonathan”. Ponencia, Evangelical Theological Society, San Antonio, Texas.

Wilson, Nancy 1995. Our Tribe: Queer Folks, God, Jesus, and the Bible. San Francisco: HarperCollins, 149-153

[capítulo omitido en la edición de 2000].

5

Le puede interesar...

  • Entregarse por completo
    Entregarse por completo Estudios Gay por B.R.
    Entregarse por completo
    Entregarse por completo

    Descargas:
    198

    Publicado:
    Aug 2020

    A Jude Montgomery, el irredimible dandi millonario, y a Joséphine Merlin, la guapa habladora de mal carácter, se les confía el cuidado de la pequeña Birdie: u...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT

  • Tierra de híbridos
    Tierra de híbridos Clásicos: Novelas y Cuentos por C.Murueta
    Tierra de híbridos
    Tierra de híbridos

    Descargas:
    64

    Páginas:
    88

    Publicado:
    Jul 2020

    ¿Qué podrían tener en común un joven bisexual de la clase alta, una mujer pobre del medio rural, una empresaria del mundo de la piratería y un adolescente com...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT

  • Mi hijo(a) ha salido del clóset. ¿Y ahora que hago?
    Mi hijo(a) ha salido del clóset. ¿Y ahora que hago? Sexualidad por Nelson Tobon L.
    Mi hijo(a) ha salido del clóset. ¿Y ahora que hago?
    Mi hijo(a) ha salido del clóset. ¿Y ahora que hago?

    Descargas:
    81

    Páginas:
    160

    Publicado:
    Jun 2020

    Libro orientado especialmente para ayudar a padres y madres de familia que se encuentran ante la incógnita de no saber qué ni cómo hacer para entender o compr...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT

  • Romance lésbico
    Romance lésbico Estudios Gay por J.B.
    Romance lésbico
    Romance lésbico

    Descargas:
    123

    Publicado:
    Jun 2020

    Iris pensaba que había encontrado a la mujer perfecta. Belén era preciosa, atlética, divertida y mejor amante. Pero de la noche a la mañana, desapareció. ...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT